Infusiones para tratar la gastroenteritis leve en casa

Además de las infusiones que te presentamos, puedes prepararte un suero casero con un litro de agua mineral, el jugo de tres limones, sal, bicarbonato y azúcar y tomarlo a cucharadas

La gastroenteritis es aquella enfermedad que todos nosotros hemos padecido alguna vez y que comúnmente denominamos “estar mal del estómago”. Esta afección se produce, principalmente, por virus que se trasmiten mediante los alimentos y las bebidas, si bien no es contagiosa, y en la mayoría de los casos es tratable en casa.

En algunas ocasiones, en cambio, se requerirá de atención médica, especialmente en niños, adultos mayores y si dura más de dos días.

Esta enfermedad, por lo general, se presenta con vómitos o diarrea, fiebre, calambres intestinales y falta de energía. Lo principal en su tratamiento es la correcta hidratación y el ayuno, pero como a muchas personas no les agrada beber litros y litros de agua pura durante dos días, te presentamos 4 infusiones perfectas para casos de Gastroenteritis:

Infusión de menta

La menta es una gran ayuda para el estómago enfermo. En los países mediterráneos se suele preparar una infusión con partes iguales de menta, anís verde y milenrama.
Para elaborar este preparado, debes mezclar proporciones equivalentes de cada una de las hierbas. Coloca una o dos cucharadas de la mezcla en una taza de agua hirviendo. Deja reposar unos minutos, cuela y consume. Esta infusión te ayudará a calmar tu estómago y a la vez mantener tu cuerpo hidratado.

Té negro con limón

El té negro con limón es uno de los mejores remedios para la gastroenteritis, ya que además de hidratarnos, nos ayuda a combatir la diarrea. En ocasiones, el cuerpo no admite el limón. En esos casos, se recomienda tomar el té solo y poco a poco, según el organismo lo resiste, ir incorporando el limón, evitando siempre que su ingesta genere más vómito o diarrea.

Infusión de anís verde

Otra opción es elaborar una maravillosa infusión combinando anís verde con semillas de lino, y una parte de raíz de angélica. Se debe tomar dos veces al día para ayudar a evitar la deshidratación y a mejorar nuestro sistema digestivo.

Infusión de fresno

Los druidas consideraban al fresno un árbol sagrado y esto era debido a sus propiedades medicinales, una de ellas proviene de su corteza, la cual preparada en infusión ayuda al organismo a superar la gastroenteritis. Para prepararla necesitas mezclar en partes iguales corteza de fresno, semillas de lino, sanguinaria y tormentilla, diluyendo una cucharada del resultado en una taza de agua.

Algunas observaciones

Finalmente, recuerda que la gastroenteritis es una enfermedad tratable en casa, siempre y cuando no supere los dos días. Por supuesto, si se presenta sangre en alguna evacuación o vómito, debes acudir al doctor inmediatamente.

Es importante tener en cuenta también que durante este proceso el organismo se deshidrata, por lo que debes tomar agua constantemente. Algunos sueros o sales de rehidratación oral que venden en la farmacia ayudan, pero si prefieres prepararlo en casa solo debes mezclar una cucharada de sal en un litro de agua y beberlo lenta pero constantemente.

Vale aclarar que, en el caso de los niños, el caso es bastante distinto, pues la gastroenteritis puede llegar a ser muy delicada y representar un riesgo de importancia para su salud. Por este motivo, ante la presencia de síntomas, es necesario llevar a la criatura de inmediato al control médico.

Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar