Infusiones y consejos para la ciática

Carolina Betancourth · 3 noviembre, 2014
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Gilberto Adaulfo Sánchez Abreu el 4 febrero, 2019
No olvides que, aunque estas plantas tengan propiedades analgésicas o antiinflamatorias, es fundamental que sea el profesional el que trate el problema de fondo.

Cuando se inflama el nervio ciático se presentan dolores en la nalga que van hasta la parte posterior del muslo. En muchas ocasiones el dolor se puede extender a lo largo de toda la pierna hasta el tobillo. Es imprescindible tratar la ciática para aliviar el dolor y la calidad de vida de la persona.

La ciática es un diagnóstico clínico y, por lo tanto, es necesario contar con una historia clínica y un examen físico completo para una evaluación y un diagnóstico claro. Será el médico quien recomiende el tratamiento más oportuno para cada caso concreto.

En el siguiente artículo, te daremos algunas recetas naturales que podría servir de complemento al tratamiento, para intentar mitigar el dolor y llevar a cabo una vida lo más normal posible. No obstante, como hemos comentado, es vital acudir a tu médico para un adecuado diagnóstico.

Algunas hierbas con propiedades antirreumáticas y analgésicas podrían utilizarse como complemento al tratamiento. Aunque no curan la afección, pueden proporcionar algo de calma. Se pueden tomar como infusión.

Síntomas que indican la inflamación del nervio ciático

  • Se presenta dolor agudo que va desde la nalga hasta la pierna en su parte posterior, muchas veces llega al tobillo.
  • Hay dificultad para realizar algunos sencillos movimientos, como por ejemplo voltearse en la cama.
  • Cuando hay que permanecer  mucho rato de pie, el dolor se va incrementando hasta volverse insoportable.
  • Cuando la inflamación es muy grave no se encuentra alivio o mejoría en ninguna posición.
  • La persona que presenta esta clase de inflamación se siente muy incapacitada debido al dolor y la molestia.

Quizá te interese: Preparado de jengibre y aceite de oliva para calmar el dolor

Infusiones para intentar calmar la ciática

Diente de leon

Infusión de cúrcuma

Esta es una hierba que podría ser adecuada para mitigar el dolor de la ciática, ya que tiene propiedades antiinflamatorias. Según unas pruebas realizadas en ratas, la curcumina podría acelerar la reparación del nervio ciático lesionado.

Se debe preparar una infusión con unas cuantas ramas en medio litro de agua.

Infusión variada

Estas hierbas cuentan con propiedades antiinflamatorias que podrían servir como apoyo al tratamiento médico.

Ingredientes

Preparación

Se deben tomar diez gramos de cada una de estas plantas secas. Posteriormente se trituran y se mezclan muy bien. Luego se pone a hervir una taza de agua y se le agrega una cucharada de estas hierbas. Se tapa y se deja reposar durante cinco minutos para luego beberla.

Leer más: 5 grandes remedios antiinflamatorios con cúrcuma

Suplementos para tratar la ciática

Quercetina

Es un bioflavonoide que generalmente se encuentra en las frutas y vegetales, se puede encontrar en mayor cantidad en la cebolla y la manzana. Es un antioxidante que podría ayudar a proteger las células contra la acción dañina de los radicales libres.

En algunas investigaciones la quercetina desencadenó múltiples efectos para promover la recuperación después de una lesión por aplastamiento del nervio ciático en ratones.

Bromelina

La bromelina es una enzima que se puede encontrar principalmente en la piña, dicha enzima podría contribuir a reducir la inflamación provocada por la ciática.

Alga espirulina

Este es un alimento que contiene abundantes cantidades de minerales y vitaminas, con la capacidad de nutrir el sistema nervioso. Algunos estudios sugieren que podría ser beneficiosa para el tratamiento de la artritis.

No olvides que, aunque estas plantas tengan propiedades analgésicas o antiinflamatorias, es fundamental que sea el profesional el que trate el problema de fondo.

Algunas personas consiguen aliviar el dolor con tratamientos no quirúrgicos. Sin embargo, otras sufren una ciática fuerte que puede requerir de una intervención quirúrgica.

  • Ara, A., Los grandes remedios naturales. Vol. 130. Edaf, 2003.
  • Díez García, M.A., Beika Mentxaca, I., and Heerrero Erquíñigo, J.L. (2003). Lumbalgia y ciática. Farmacia Profesional 17, 66–74.
  • Gutiérrez Mendoza, I., López Almejo, L., Clifton Correa, J.F., and Navarro Becerra, E. (2014). Síndrome del piramidal (piriforme). Medigraphic 10, 85–92.
  • Pérez-Guisado, J. (2006). Lumbalgia y ejercicio físico. Revista In 6, 230–247.