Prueba con estos ingredientes para dejar tus baños impecables

Javier Garcia · 2 junio, 2018
El baño es uno de los sitios de la casa con más recepción de bacterias. Te contamos algunos trucos para que realices productos de limpieza naturales que dejen tus baños impecables.

Son numerosos los productos químicos eficaces en el mercado capaces de quitar hasta las manchas más difíciles. El problema llega cuando estos productos dejan materia y olores nocivos en los baños. Por ello, es recomendable también usar ingredientes naturales para dejar tus baños impecables.

En las tienda, a veces, se pueden encontrar productos naturales para la limpieza, pero son difíciles de hallar, además de más caros para el consumidor.

Por eso, a continuación queremos mostrarte algunos productos naturales que puedes realizar en casa con ingredientes que tendrás al alcance de tu mano y que dejarán tus baños impecables.

Ingredientes naturales para dejar tus baños impecables

1.- Bicarbonato de sodio y vinagre blanco

El mítico producto natural de limpieza para bañeras y azulejos es el bicarbonato con vinagre blanco. Este se realiza siguiendo estos pasos:

  • Primero, vierte 1 taza y media (192 g) de bicarbonato en una botella con rociador.
  • Después, añade media taza (118.3 ml) de jabón líquido, media taza (118.3 ml) de agua y 2 cucharadas (29.6 ml) de vinagre blanco.
  • Luego, cierra la botella y agita vigorosamente para mezclar todos los ingredientes.
  • Finalmente, rocía el área que deseas limpiar y friega con una toalla o una esponja.
Existen numerosos productos de limpieza ecológicos.

2.- Bórax y vinagre blanco

El moho, en cambio, se quitará con una mezcla conseguida tras vertir media taza (113.4 g) de bórax y media taza (118.3 ml) de vinagre blanco en un bol poco profundo.

Después de revolver la mezcla hasta que se forme una pasta espesa, se aplicará sobre el moho con un cepillo de limpieza y se frotará. Después, deja que la pasta actúe sobre el moho durante 1 hora antes de enjuagar.

3.- Vinagre blanco y agua

Por otro lado, para las ventanas y demás vidrios, como espejos o mamparas, hay que mezclar 1/4 de taza (59 ml) de vinagre blanco con al menos 3 tazas (710 ml) de agua tibia en una botella con rociador.

Con esta mezcla hay que agitar bien la botella y rociar la solución sobre el vidrio. Después, se debe limpiar la superficie con una toalla seca. Las ventanas limpias son fundamentales para tener un baño impecable.

4.- Cola

Otro remedio barato y sorprendente consiste en verter la bebida de cola en el inodoro, la cual eliminará las manchas de inmediato. Déjala reposar durante 30 minutos, para después tirar de la cadena.

Además, no solo quitará las manchas superficiales, sino que dará un repaso a las cañerías; quitando cualquier material que pueda provocar un atasque en las mismas. Un retrete limpio es sinónimo de baños impecables y sanos.

La coca cola puede tener numerosos usos para la casa.

5.- Vinagre sin diluir

Otro recurso barato y de andar por casa es el de deshacerse de la mancha de nivel de agua que hay en la bañera usando vinagre sin diluir. Se puede aplicar con una esponja, trapo o con toallas de papel.

También, para los azulejos, hay que deshacerse de las manchas de humedad u hongos propios de las paredes del baño, así como del sarro que se forma en la ducha. Para ello deberemos hacer una mezcla de vinagre y agua en partes iguales, ponerlos en un recipiente con rociador y aplicarlo para limpiar los azulejos.

Lo ideal es que se tenga una especie de set de utensilios y artículos de limpieza  a mano; estos harán menos difícil la limpieza a fondo semanal. Por ello, es necesario contar con un cepillo para poder limpiar el inodoro tras usarlo, de esta manera se evita la formación de sarro y la aparición de manchas. También debemos contar con un rociador lleno de vinagre, y dejarlo cerca de una bayeta.

6.- Aceites esenciales

No estaría de más añadir aceites esenciales a estas mezclas de limpieza (excepto al limpiador de ventanas) para un mejor aroma. Los aceites esenciales más comunes son el de lavanda, tomillo, limón y eucalipto.

Y es que, en el baño, no todo es la limpieza superficial. El buen olor es fundamental para que los baños luzcan impecables.

Los aceites esenciales sirven para aromatizar el hogar.

Para ello, hay que volver al inicio y recordar que, al igual que los productos de limpieza químicos, los ambientadores de hogar hechos con productos químicos pueden ser nocivos para la salud. 

Por eso, es mejor hacer estos productos de forma artesanal, con materia prima obtenible en cualquier casa o supermercado.

Un ejemplo sería poner en agua caliente unas rodajas de cítrico (véase naranja, limón, etc.). Después, mezclarla con toques de esencia de vainilla o ramitas de canela y, finalmente, hojas de plantas aromáticas (como tomero, romero, etc.).

Ya no hay excusas ni para limpiar el baño ni para aromatizarlo. ¿Cuándo empiezas con el tuyo?