Ingredientes que no deberías añadir al café

El café tiene muchas propiedades beneficiosas, pero puede ser más saludable si lo bebes correctamente.

El café es un compañero como pocos. Se disfruta en el trabajo, con amigos o en una fría mañana de invierno.

Así como no hay que excederse con el consumo de este brebaje tampoco es bueno añadirle ciertos ingredientes.

¿Te gustaría saber cuáles y por qué? En este artículo te lo contamos.

Café, ¿es bueno o malo?

Tomar café

La ciencia indica que esta bebida es muy beneficiosa para la salud, mientras que otros pruebas establecen que se trata de uno enemigo.

Por un lado, algunos estudios parecen demostrar que el café tiene beneficios como:

  • Tiene nutrientes esenciales como Vitaminas B, Potasio, Magnesio y fosforo.
  • Estimula la función cerebral.
  • Estumula el metabolismo.
  • Pueda ayudar a prevenir el Alzheimer y el Parkinson.
  • Ayuda a disminuir el riesgo de diabetes 2.
  • Puede ayudar a proteger el hígado.
  • Disminuye el riesgo de depresión.

Otros estudios ven el lado negativo del café:

  • Causa ansiedad.
  • Dificulta el sueño.
  • Puede ser adictivo.

Ni una cosa ni la otra. Todo depende de las cantidades y las repeticiones. Tomarlo con mesura puede aportar sus beneficios y disminuir sus riesgos.

Cuándo es bueno tomar café

En lo que se han puesto de acuerdo los científicos es en las mejores y peores horas para beber café.

En el desayuno, apenas te levantas, puede ser malo para tu salud, ya que a esa hora producimos más cortisol, que es la hormona encargada de equilibrar el estrés y reducir los niveles de glucosa en sangre.

Cuando el organismo recibe cafeína bien temprano no produce la cantidad necesaria de esta hormona, además de hacerse cada vez más tolerante a los componentes de la bebida y reemplazar los impulsos naturales que otorga el cortisol.

Por otra parte, si lo bebemos por la noche (un hábito muy frecuente en invierno) nos puede causar insomnio y pesadillas.

Por lo tanto, se recomienda beber café entre las 10 de la mañana y las 12 del mediodía y entre las 2 y las 5 de la tarde si no queremos sufrir las consecuencias.

No olvides leer: 7 sorprendentes motivos por los que el café beneficia tu salud

Qué ingredientes no se le deben poner al café

Dos tazas pequeñas de café al día podría ser una buena medida. Aun así hay que considerar también el efecto de los demás ingredientes que solemos añadirle.

Para poder disfrutar de los beneficios del café tenemos que beberlo completamente solo. Sin ningún añadido.

Los efectos del café se ven seriamente adulterados cuando empezamos a “mezclarlos” con otros elementos.

Te recomendamos que no le eches:

Azúcar

7-maravillosos-cambios-que-experimenta-tu-cuerpo-cuando-dejas-de-comer-azúcar

No importa que sea una solo una pequeña cucharadita para quitarle lo amargo al café.

¿Por qué? Porque estarás aumentando su valor energético y además añadiendo todos aquellos componentes “malos” que tiene el azúcar.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que por día no debemos excedernos de los 25 gramos de este endulzante, lo que equivale al 5% de la energía necesaria para 24 horas.

No te preocupes por el sabor del café, te irás acostumbrando a él y en poco tiempo lo disfrutarás aunque no tenga azúcar.

Si no te acostumbras al café sin azúcar, trata el azúcar moreno o mascabado. O prueba con pizca de canela y verás qué rico queda

Leche

Cuando se le agrega leche, el café pierde sus polifenoles que actúan como antioxidantes. Los culpables de ello son las grasas saturadas del lácteo.

Estudios del Departamento de Química de la Universidad de Québec, en Canadá, y de la Universidad de Zagreb, en Croacia, demuestran que la caseína de la leche bloquea los efecto antioxidantes del café y del té.

Aunque otros científicos consideran que la evidencia no es sufieciente, también hay que considerar que la lactosa sube los niveles de azúcar y causa intolerancia en algunas personas.

Los nutricionistas dicen que si bien las versiones desnatadas y semidesnatadas pueden mejorar el panorama tampoco sería buena esa mezcla.

Otras alternativas a la leche de vaca son las leches vegetales como la de soya y la de almendras.

Leche en polvo

Leche en polvo

Ya hemos hablado de la leche entera líquida, pero uno de los típicos ingredientes para el café es la leche en polvo, porque es más fácil de transportar y almacenar en la oficina.

Son aún peores que el lácteo en estado natural ya que, para imitar la textura cremosa de la leche se emplean complementos no lácteos como jarabe de maíz y aceites vegetales hidrogenados parcialmente.

Esto se traduce en calorías vacías, grasas artificiales que se acumulan en las arterias y debajo de la piel y están relacionadas con la diabetes, la obesidad, el colesterol y las enfermedades cardíacas.

¿Quieres conocer más? Lee: Los 7 consejos más eficaces para prevenir la diabetes

Alcohol

Para aliviar el frío (o una pena en el alma) algunas personas añaden en su café un chorrito de whisky, coñac o ron. Si bien la temperatura corporal se elevará de inmediato esa energía no aporta ningún nutriente interesante.

La OMS indica que la ingesta de alcohol está asociada a muchos problemas de salud. Los más graves son la cirrosis hepática o el cáncer.

Sabores adicionales

La moda del siglo XXI es ir a una cafetería y que te preparen una mezcla de café con otro tipo de ingredientes. Esencia de vainilla, crema, caramelo, chocolate… y cientos de cosas más.

Si bien estas recetas son deliciosas también son perjudiciales para la salud porque no solo se le echa mucho azúcar al café, sino también colorantes artificiales altos en glucosa.

  • Bioactive composition and antioxidant potential of different commonly consumed coffee brews affected by their preparation technique and milk addition. UHC Sisters of Mercy, Children's Hospital Zagreb, University of Zagreb, Croatia.(2012). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23442632
  • The effect of milk alpha-casein on the antioxidant activity of tea polyphenols.Département de Chimie-Physique, Université du Québec, Canada. (2013). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24001682
  • Intakes of antioxidants in coffee, wine, and vegetables are correlated with plasma carotenoids in humans.
  • Lipid Clinic, Medical Department, Rikshospitalet, University of Oslo, Oslo, Norway. (2004). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/14988447
  • Adenosine, Adenosine Receptors and the Actions of Caffeine. Bertil B. Fredholm. (1995). https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/j.1600-0773.1995.tb00111.x
  • Does caffeine intake protect from Alzheimer's disease? L. Maia A. De Mendonça. (2002). https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1046/j.1468-1331.2002.00421.x
  • Coffee, decaffeinated coffee, and tea consumption in relation to incident type 2 diabetes mellitus: a systematic review with meta-analysis. The George Institute for International Health, The University of Sydney, Australia. (2009). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20008687
  • Coffee, caffeine, and risk of completed suicide: results from three prospective cohorts of American adults.Department of Nutrition, Harvard School of Public Health , Boston, MA , USA. (2014). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23819683
Effects of caffeine on sleep and cognition. Snel J1, Lorist MM. (2011). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21531247