¿Qué es el inositol y qué propiedades tiene para la salud?

Elena Martínez Blasco·
19 Mayo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli al
08 Diciembre, 2018
Aunque podemos consumir inositol en forma de suplemento, también podemos obtenerlo de forma natural a partir de la alimentación.

El inositol que se vende hoy en día como suplemento para una buena salud, está presente en las membranas de las células, en especial en las del cerebro y el sistema nervioso central.

En dichas zonas del cuerpo, el inositol participa en la creación de algunos neurotransmisores, imprescindibles para una buena salud. También desempeña un papel importante en el funcionamiento del hígado y en la fertilidad. A continuación te contaremos más al respecto.

¿Qué es el inositol?

El inositol es un compuesto de la familia de los polialcoholes. Su función es imprescindible para el buen estado de las células del sistema nervioso y el metabolismo de los lípidos, según un estudio publicado en el año 2917.

Asimismo, influye en diferentes aspectos de nuestro organismo como:

  • El sueño.
  • La fertilidad.
  • La circulación.
  • La piel y el cabello.
  • El estado de ánimo.

Una deficiencia de inositol puede empeorar mucho la calidad de vida y, además, ser origen de algunos trastornos importantes a largo plazo.

Lee: ¿Cómo mantener un buen flujo de circulación sanguínea?

Funciones en el organismo

A continuación repasaremos las funciones más importantes del inositol en el organismo. ¡Toma nota!

1. Regula el sistema nervioso

Es fundamental en casos de nerviosismo, estrés, insomnio, ansiedad, depresión, trastornos bipolares, anorexia, bulimia o irritabilidad.

Aumentando su consumo, en caso de sufrir trastornos nerviosos podríamos evitar tomar fármacos más agresivos para la salud. No obstante se aconseja acudir al médico ante cualquier síntoma de un problema de este tipo para que sea él quien valore el tratamiento adecuado.

2. Mejora la función del hígado

Participa en el metabolismo de los lípidos. Su consumo podría proteger frente al desarrollo de hígado graso, según un artículo publicado en la revista Biological Reviews of the Cambridge Philosophical Society. Por otra parte, una deficiencia en el aporte de esta sustancia se podría relacionar con un mayor riesgo de diabetes tipo 2.

3. Equilibra el sistema hormonal y mejora la fertilidad

El inositol podría ser beneficioso tanto para hombres como mujeres. En el caso de ellos, ayuda a mejorar la salud del esperma mientras que, en la salud femenina, regula el ciclo menstrual y mejora la función y la calidad de los ovarios. De este modo se mejora la fertilidad en ambos casos y se pueden facilitar la concepción.

4. Favorece el movimiento intestinal

El inositol mejora el peristaltismo del intestino unas horas después de tomarlo. De esta forma, es ideal para combatir el estreñimiento sin causar irritación ni efectos secundarios, tal y como afirma un estudio publicado en el año 2017.

El inositol también podría contribuir con la mejora de otras cuestiones de la salud:

  • Ayuda a mejorar la circulación.
  • Favorece la buena salud y estado del pelo, la piel y las uñas. Así, puede ser muy útil en casos de eccemas o dermatitis.
  • Mejora los problemas de vista, ya que está presente en los tejidos oculares. Es muy efectivo para casos de ceguera nocturna.
  • Facilita la función digestiva.

Te puede interesar: Anatomía del intestino delgado

¿Cómo tomar inositol?

Hoy en día podemos encontrar el inositol como suplemento en dietéticas y farmacias. Se vende en formato de cápsulas o bien en polvo. La cantidad diaria recomendada es de entre 600 y 750 mg, que se corresponde con una cápsula o bien con ¼ de cucharadita, que podemos disolver en agua o zumo.

Para percibir los beneficios de este suplemento deberemos tomarlo, por lo menos, durante un mes y, a ser posible, durante tres meses. Cabe destacar que el consumo de esta sustancia debe encuadrarse en el marco de una dieta variada y saludable.

Mala absorción y efectos secundarios

Hay algunos factores que impiden la absorción del inositol como, por ejemplo, la cafeína (café, té, bebidas de cola), los diuréticos o algunos medicamentos como los antibióticos. El estrés también puede reducir los niveles de inositol en el organismo.

Recomendamos tomar siempre cualquier suplemento bajo supervisión profesional, en especial en casos de enfermedades, embarazo, lactancia o estar tomando medicación.

Nota: en dosis demasiado elevadas podría provocar diarrea.

Inositol, un polialcohol con potencial

El inositol en la alimentación

El inositol está presente en varios alimentos, los cuales podemos consumir si queremos una alternativa al suplemento:

  • Apio.
  • Plátano.
  • Nueces.
  • Hígado.
  • Espárrago.
  • Carne de ternera.
  • Lecitina de soja.
  • Cereales integrales.
  • Semillas de sésamo, girasol y lino.
  • Leche y derivados, como el queso, el yogur, etc.
  • Legumbres, como las lentejas y los guisantes.
  • Levadura nutricional o levadura de cerveza.

Esta sustancia podría presentar efectos beneficiosos sobre la salud. No obstante, a día de hoy todavía se investiga sobre muchas de sus funciones, con el objetivo de sentar evidencia al respecto.

A pesar de todo es necesario llevar a cabo unos buenos hábitos de salud y una alimentación variada y equilibrada, ya que el inositol no se trata de una sustancia mágica que puede prevenir o curar enfermedades por sí sola.

  • Greene NDE., Leung KY., Copp AJ., Inositol, neural tube closure and the prevention of neural tube defects. Birth Defects Res, 2017. 109 (2): 68-80.
  • Chakraborty A., The inositol pyrophosphate pathway in health and diseases. Biol Rev Camb Philos Soc, 2018. 93 (2): 1203-1227.
  • Kim JE., Koh EK., Song SH., Sung E., et al., Effects of five candidate laxatives derived from liriope platyphylla on the 5-HT receptor signaling pathway in three cell types present in the transverse colon. Mol Med Rep, 2017. 15 (1): 431-441.