¿Qué es el inositol y qué propiedades tiene para la salud?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gerardo Paganelli el 8 diciembre, 2018
Aunque podemos consumir inositol en forma de suplemento, también podemos obtenerlo de forma natural a partir de nuestra alimentación. En tal caso nos aseguraremos de elegir siempre opciones orgánicas libres de químicos

El inositol, que se vende hoy en día como suplemento para una buena salud, está presente en las membranas de las células, en especial en las del cerebro y el sistema nervioso central.

En estas zonas del cuerpo, el inositol participa en los procesos de los neurotransmisores, imprescindibles para una buena salud.

También desempeña un papel importante en el funcionamiento del hígado y en la fertilidad, entre otras virtudes, tal como vamos a ver en este artículo. 

¿Qué es el inositol?

El inositol se clasifica dentro de las vitaminas del grupo B. Su función es imprescindible para el buen estado de las células del sistema nervioso y el metabolismo de los lípidos.

Asimismo,  influye en diferentes aspectos de nuestro organismo como:

  • La circulación
  • El sueño
  • La piel y el cabello
  • La fertilidad
  • El estado de ánimo

Una deficiencia de inositol puede empeorar mucho nuestra calidad de vida y, además, ser origen de algunos trastornos importantes a largo plazo.

El inositol cumple múltiples funciones en nuestro organismo. Es importante conocerlas para aumentar su consumo (con los alimentos o en forma de suplemento) si observamos carencias en estos aspectos.

Te recomendamos leer: ¿Cómo mantener un buen flujo de circulación sanguínea?

Funciones en nuestro organismo

A continuación repasamos las funciones más importantes del inositol:

1. Regula el sistema nervioso

Inositol regula el sistema nervioso

Es fundamental en casos de nerviosismo, estrés, insomnio, ansiedad, depresión, trastornos bipolares, anorexia, bulimia o irritabilidad.

Aumentando su consumo, en caso de sufrir trastornos nerviosos podríamos evitar tomar fármacos más agresivos para nuestra salud.

2. Mejora la función del hígado

Participa en el metabolismo de los lípidos. Así, impide que estos se depositen en el hígado y, por lo tanto, facilita la función de este órgano que se encarga de depurar la sangre y eliminar las toxinas.

3. Equilibra el sistema hormonal y mejora la fertilidad

El inositol es beneficioso tanto para hombres como mujeres.

En el caso de ellos, ayuda a mejorar la salud del esperma mientras que, en la salud femenina, regula el ciclo menstrual y mejora la función y la calidad de los ovarios. De este modo se mejora la fertilidad en ambos casos y se pueden facilitar la concepción.

4. Favorece el movimiento intestinal

El inositol: para qué sirve

El inositol mejora el peristaltismo del intestino unas horas después de tomarlo. De esta forma, es ideal para combatir el estreñimiento sin causar irritación ni efectos secundarios.

El inositol también contribuye a mejorar otras cuestiones de salud:

  • Reduce el colesterol: En este caso se recomienda tomar suplementos de inositol combinado con colina.
  • Mejora la circulación.
  • Favorece la buena salud y estado del pelo, la piel y las uñas. Así, puede ser muy útil en casos de eccemas o dermatitis.
  • Mejora los problemas de vista, ya que está presente en los tejidos oculares. Es muy efectivo para casos de ceguera nocturna.
  • Facilita la función digestiva.

Ver también: Anatomía del intestino delgado

Cómo tomar inositol

  • Hoy en día podemos encontrar el inositol como suplemento en dietéticas y farmacias. Se vende en formato de cápsulas o bien en polvo.
  • La cantidad diaria recomendada es de entre 600 y 750 mg, que se corresponde con una cápsula o bien con ¼ de cucharadita, la cual podemos disolver en agua o zumo.
  • Para percibir los beneficios de este suplemento deberemos tomarlo, por lo menos, durante un mes y, a ser posible, durante tres meses.

Mala absorción y efectos sencudarios

Hay algunos factores que impiden la absorción del inositol como, por ejemplo, la cafeína (café, té, bebidas de cola), los diuréticos o algunos medicamentos como los antibióticos.

El estrés también puede reducir los niveles de inositol en nuestro organismo.

Recomendamos tomar siempre cualquier suplemento bajo supervisión profesional, en especial en casos de enfermedades, embarazo, lactancia o estar tomando medicación.

Nota: En dosis demasiado elevadas podría provocar diarrea.

Inositol en la alimentación

El inositol en la alimentación

El inositol está presente en algunos alimentos, los cuales podemos consumir si queremos una alternativa al suplemento:

  • Hígado
  • Carne de ternera
  • Leche y derivados como el queso, el yogur, etc.
  • Levadura nutricional o levadura de cerveza
  • Lecitina de soja
  • Cereales integrales
  • Semillas de sésamo, de girasol y de lino
  • Nueces
  • Legumbres como las lentejas y los guisantes
  • Apio
  • Espárrago
  • Plátano

A la hora de elegir alimentos de origen animal es muy importante optar por aquellos ecológicos que hayan sido criados en libertad y de manera natural.

Así nos aseguraremos de que realmente sean ricos en nutrientes y no contengan otras sustancias perjudiciales como antibióticos u hormonas.

  • Berridge, M. J. (2013). Inositol Trisphosphate and Calcium Signaling. In Encyclopedia of Biological Chemistry: Second Edition. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-378630-2.00314-5
  • Harvey, R. (2011). Vitaminas. In Bioquímica. https://doi.org/10.15713/ins.mmj.3
  • Osorio, M. (2011). METABOLISMO. https://doi.org/10.1016/S1575-0922(06)71090-7