El insomnio aumenta el riesgo de ictus e infarto

Ángela Aragón 12 abril, 2017
Según datos arrojados por diferentes estudios, el insomnio y la falta de un descanso adecuado pueden derivar en problemas cardiovasculares. Asimismo, la mujer suele ser la más afectada

En este espacio hemos hablado en numerosas ocasiones sobre los efectos negativos del insomnio en nuestra salud.

Es lógico que así sea. Se trata de un problema que cada día aqueja a más personas, a pesar de la función fundamental que tiene el sueño en nuestro organismo.

Durante este tiempo, el cuerpo descansa y se regenera de todo el desgaste que ha tenido durante el día. Por tanto, cuando no dormimos bien, nos resentimos hasta un punto que ni siquiera sospechamos.

A pesar de que cada día somos más conscientes de la importancia de cuidarnos, la competitividad de nuestras sociedades y la exigencia de nuestros trabajos nos obligan a ignorar algunos aspectos, como la higiene del sueño.

Tanto es así, que muchas personas relacionan el insomnio con no dormir en toda la noche. No obstante, su alcance es mucho mayor.

Para sintetizar, este agrupa todos aquellos fenómenos que te impiden descansar durante la noche de una manera continuada. De esta manera, siempre que sucede esto, no te recuperas como deberías.

Si bien sus consecuencias son muy variadas, una reciente investigación llevada a cabo en China ha dejado al descubierto que el insomnio aumenta el riesgo de ictus e infarto.

Cómo se ha demostrado que el insomnio aumenta el riesgo de ictus e infarto

Molestias-indican-infarto-mujeres

Para llegar a esta conclusión, se revisaron un total de 15 estudios, lo que supone la intervención de 160 798 participantes.

Durante el período registrado, se detectaron 11 702 casos accidentes cardiovasculares o coronarios. Todos ellos había presentado síntomas de insomnio durante el estudio.

Llama la atención que este problema no se da en quienes se despiertan antes de que suene el despertador.

Más bien afecta a quienes tardan en conciliar el sueño o, si lo consiguen, no lo hacen de manera continuada. Como resultado, su organismo padece un déficit de descanso que puede culminar en un problema de este tipo.

No obstante, Qiao He, el supervisor del estudio, afirma que aún es difícil determinar cuál es la relación exacta entre los dos fenómenos.

  • No obstante, por otro lado, sí estamos seguros de que la falta de sueño afecta al metabolismo.
  • Como resultado, la tensión arterial se altera, así como las citoquinas inflamatorias y proinflamatorias. Todos intervienen en el infarto cerebral o coronario.

Sin embargo, dicha cuestión no afecta de la misma manera a todo el mundo.

Mujer en cama con insomnio

  • Las mujeres tienen un mayor riesgo de que se produzca, entre otras razones porque ellas son más proclives a tener insomnio, debido a los cambios hormonales y a su respuesta al estrés.
  • Por ello, recomendamos a todo el mundo, y en especial a las féminas, que presten atención a la calidad de su sueño.

Consejos para lograr una buena higiene del sueño

Hacer deporte

El ejercicio físico no solo te cansa, sino que, además, segrega sustancias en el cerebro que evitan el insomnio, como la serotonina.

Por otra parte, reduce el cortisol, la hormona del estrés. Por ello, después de una sesión de deporte nos encontramos con un estado de ánimo más positivo y nos sentimos relajados.

Por si esto fuera poco, aumenta la autoestima, ya que superamos nuestros límites mentales y físicos y mejora nuestra figura.

Cuáles son los deportes

No te acuestes sin sueño

A veces cometemos el error de irnos a la cama cuando creemos que ya es hora de hacerlo. Sin embargo, esto se puede convertir en un problema si tienes insomnio.

La presión por dormir provoca el efecto contrario, ya que lo que hacemos es estresarnos.

¿No te ha ocurrido nunca que nos has podido pegar ojo porque tenías que despertarte más temprano de lo habitual? En general, nos acostamos más pronto de lo habitual y la obsesión por descansar nos lleva justamente a la circunstancia opuesta.

Establece horarios para evitar el riesgo de ictus e infarto

Lo dicho anteriormente no puede llevarte a equívocos. El orden es esencial en este caso. El cerebro se lleva muy bien con las rutina. Una vez que ha establecido una costumbre, funciona siempre de la misma manera.

  • Así, te sorprenderás cuando estés muy activa a las nueve y, de repente, comiences a bostezar a las diez de la noche de forma inexplicable.
  • Haz lo mismo con la hora de despertar. No obstante, tómatelo con calma.
  • Si no consigues dormir, levántate y lee algo que te aburra. Ese libro que nunca has podido terminar.
leer

A pesar de los resultados de la investigación, la buena noticia es que el insomnio tiene solución. Así, si duermes bien, tendrás menos posibilidades de que esta dolencia aparezca en tu vida.

Razón suficiente para plantearnos tener una buena higiene del sueño, ¿no?

Te puede gustar