Insuficiencia ovárica primaria

Edith Sánchez · 6 octubre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 4 octubre, 2019
La insuficiencia ovárica primaria, en principio, afecta a la posibilidad de tener hijos, aunque esto no ocurre en todos los casos. Una mujer con esta anomalía debe llevar una vida sana, pero también requiere apoyo.

A veces, los ovarios dejan de funcionar normalmente antes de los 40 años. A esta anomalía se le llama insuficiencia ovárica primaria, o fallo ovárico prematuro. En los casos más extremos, este problema puede comenzar, incluso, en la adolescencia.

Lo normal es que las mujeres comiencen a ser menos fértiles alrededor de los 40 años. A esa edad pueden aparecer las primeras señales de la menopausia, como irregularidad en las reglas, sofocos y síntomas similares. Lo que no es normal es que todo esto tenga lugar antes de esa edad.

A veces, se confunde la insuficiencia ovárica primaria con la menopausia prematura, pero no son lo mismo. Cuando hay menopausia precoz, los periodos menstruales de la mujer se detienen antes de los 40 años y ya no existe ninguna posibilidad de que quede embarazada.

En cambio, en la insuficiencia ovárica primaria los períodos no desaparecen del todo. La regla aparece de manera ocasional y, por esto, existe la posibilidad de que la mujer quede embarazada, aún en esa condición. La ciencia desconoce las razones por las que esto ocurre, en la mayoría de los casos.

Causas de la insuficiencia ovárica primaria

ovarios

Se estima que en el 90 % de los casos es imposible establecer cuál es la causa de la insuficiencia ovárica primaria. Se sabe que esta anomalía está relacionada con problemas en los folículos, que son pequeños sacos ubicados en el interior del ovario. Los óvulos se originan y se desarrollan dentro de ellos.

A veces, los folículos dejan de funcionar completamente antes de los 40 años y, otras veces, siguen funcionando, pero de manera defectuosa. Esto da origen a la insuficiencia ovárica primaria. Solo en algunos casos este problema está relacionado con alguna de las siguientes causas:

También se sabe que hay algunos factores que predisponen a la insuficiencia ovárica primaria. Estos son:

  • Antecedentes familiares: son más propensas aquellas mujeres en cuya familia se hayan presentado este tipo de anomalías.
  • Enfermedades genéticas: la insuficiencia ovárica primaria es más frecuente en quienes tienen enfermedades genéticas, tales como síndrome de Turner o síndrome X frágil.
  • Enfermedades concomitantes: particularmente, enfermedades autoinmunes o infecciones virales.
  • Tratamientos contra el cáncer.
  • Edad: es más frecuente en las mujeres entre 35 y 40 años, aunque puede presentarse a cualquier edad.

Síntomas y diagnóstico

ovarios

Los síntomas de insuficiencia ovárica primaria son similares a los de la menopausia. Incluyen los siguientes:

  • Irregularidad en los períodos menstruales: esto puede aparecer después de un embarazo, de la suspensión de píldoras anticonceptivas o, simplemente, presentarse espontáneamente durante varios años.
  • Sofocos.
  • Sudoraciones nocturnas.
  • Problemas para quedar embarazada.
  • Sequedad vaginal.
  • Reducción del deseo sexual.
  • Cambios de humor, dificultad para concentrarse e irritabilidad.

Lee también: Síntomas de la menopausia

En algunas ocasiones, esta anomalía genera algunas complicaciones como esterilidad, osteoporosis, enfermedad cardiaca, depresión o ansiedad. En los casos más extremos, pueden producirse demencias. Para hacer el diagnóstico, se lleva a cabo una entrevista con el médico y se realiza una exploración pélvica.

Es muy usual que se ordenen exámenes tales como prueba de embarazo, prueba de la hormona estimulante del folículo (FSH), prueba de estradiol, prueba de prolactina, cariotipo y análisis del gen FMR1.

Tratamientos

Por lo general, el tratamiento para la insuficiencia ovárica primaria se centra en corregir los efectos de la falta de estrógenos. Por eso, es habitual que la medida central sea una terapia con estrógenos. Normalmente, a la administración de estrógenos, se añade la progesterona, para proteger el útero.

Quizá te interese: Estrógenos

Con esta terapia, es posible que nuevamente haya sangrado, pero no se puede recuperar la función ovárica. En las mujeres jóvenes, la medida suele ser muy positiva. En las mujeres mayores, hay evidencia de que puede dar origen a problemas cardiovasculares. El médico valorará la conveniencia de este tipo de terapia.

Otra medida habitual es recetar suplementos de calcio y vitamina D, principalmente para prevenir la osteoporosis. Una de las principales dificultades para las mujeres es la de enfrentarse tempranamente a la infertilidad. Según el caso, puede ser recomendable una fertilización in vitro.

Una mujer en estas circunstancias requiere apoyo y comprensión. Contar con la pareja es muy importante para el equilibrio emocional. Así mismo, una terapia psicológica podría ser conveniente para afrontar mejor el diagnóstico y las consecuencias que este implique.

  • Juárez, K., Lara, R., & García, J. (2012). Insuficiencia ovárica prematura: una revisión. Revista chilena de obstetricia y ginecología, 77(2), 148-153.
  • Scucces, M. (2008). Insuficiencia ovárica prematura. Revista de Obstetricia y Ginecologia de Venezuela.
  • López Villaverde, V., Flores Aznar, E., & Romeu Sarrió, A. (2015). Insuficiencia Ovárica Primaria (Iop). Guía de Práctica Clínica.