Interacciones entre fármacos y alimentos

Las interacciones pueden influir de forma positiva al mejorar la absorción del medicamento, o bien, al disminuir los efectos adversos en el paciente.

Las interacciones entre fármacos y alimentos hacen referencia a aquellos efectos inesperados, aunque no siempre adversos, que se producen por la toma conjunta de algunos medicamentos y alimentos. No obstante, también puede haber una interacción negativa cuando se afecta el proceso de absorción de los medicamentos, lo cual reduce su efectividad y conlleva al fracaso del tratamiento.

Además, estas interacciones también son mutuas; es decir, hay fármacos que pueden impedir la absorción de algunos nutrientes de los alimentos. Desde las primeras descripciones de estas interacciones, que datan del siglo XX, hasta la actualidad, se han podido determinar un poco más de 300, de estas hay muy pocas clínicamente relevantes.

Aunque la interacción es inevitable, muchas no llegan a influir de forma significativa en la eficacia de la medicación. Pese a esto, es fundamental que los profesionales en salud, farmacéutica y nutrición estén familiarizados con el tema para optimizar el tratamiento de sus pacientes y, de paso, velar por su estado nutricional.

Tipos de interacciones entre fármacos y alimentos

Tipos de interacciones entre fármacos y alimentos

Las interacciones entre fármacos y alimentos se clasifican teniendo en cuenta cuál de los dos sufre una modificación en su función por la presencia del otro.

  1. Interacciones alimento-medicamento (IAM). Ocurren cuando el alimento, o alguno de sus componentes, hacen variar la biodisponibilidad o comportamiento farmacocinético o farmacodinámico del medicamento.
  2. Interacciones medicamento-alimento (IMA). Los medicamentos interfieren en el proceso de absorción de los alimentos, modificando su utilización metabólica y eliminando los nutrientes. También se clasifican en función del mecanismo que explica dichas interacciones:
    • Farmacocinéticas. Cuando se modifica o altera el proceso de absorción, distribución, metabolización y excreción.
    • Farmacodinámicas. Cuando afecta a interfiere el mecanismo de acción de los medicamentos.

Ver también: 5 recomendaciones para potenciar la asimilación de nutrientes

Fármacos con más interacciones

  • Fármacos con un margen terapéutico estrecho, es decir, aquellos que deben ingerirse en dosis exactas, ya que la dosis terapéutica es próxima a la dosis tóxica. Algunos ejemplos son:
    • Digoxina.
    • Warfarina.
    • Fenitoína.
    • Antihipertensivos,
    • Hipoglucemiantes orales.
    • Contraceptivos orales o litio.
  • Fármacos que deben mantener una concentración plasmática sostenida para ser eficaces. Por ejemplo, los antibióticos.
  • Medicamentos cuyos cambios mínimos en la dosis producen cambios significativos en el efecto.

Alimentos que influyen en el efecto de los fármacos

Alimentos que dificultan la absorción de un fármaco

Alimentos que dificultan la absorción de un fármaco

  • Proteínas. Interfieren en la absorción de la L-DOPA, tratamiento de la enfermedad de Parkinson. Están presentes en alimentos como: carnes, pescados, lácteos, legumbres y huevos.
  • Grasas. Reducen la eficacia de medicamentos que se emplean en el tratamiento del sida (zidovudina, indinavir y didanosina) y, además, también reducen la acción de los anticoagulantes orales.
  • Lácteos. Afectan la absorción y eficacia de medicamentos como los antibióticos (tetraciclinas) y las penicilinas orales. También dificultan la absorción de hierro y de los laxantes que contienen magnesio.
  • Vitamina K. Tiende a limitar la absorción y eficacia de los anticoagulantes orales. Se encuentra en: coles, remolacha, lechuga, espinacas, guisantes, hígado, té verde.

Alimentos que bloquean la acción de un fármaco

  • Regaliz. Anula los efectos de los antihipertensivos, diuréticos y betabloqueadores. A menudo, se emplea para mejorar el sabor de: chicles, bombones, cervezas, cigarrillos.
  • Té. Afecta la absorción de suplementos de hierro debido a su contenido de taninos.
  • Alimentos que potencian la acción de un fármaco
  • Ajo. Ingerido de forma habitual en la dieta puede potenciar la acción de los anticoagulantes orales (warfarina y acenocumarol), lo cual eleva el riesgo de hemorragias.
  • Zumo de naranja. Tiene un efecto beneficioso, pues aumenta la absorción de los suplementos de hierro que se recetan para el tratamiento de la anemia.

Alimentos que provocan efectos adversos

Alimentos que provocan efectos adversos

  • Soja. Anula los efectos del tamoxifeno, un medicamento de acción antiestrogénica para la prevención del cáncer de mama. Causa toxicidad cuando se ingiere con el haloperidol (para alteraciones del sistema nervioso) y la warfarina.
  • Zumo de pomelo. Produce reacciones de toxicidad cuando su consumo coincide con fármacos para la hipertensión, antihistamínicos, hipocolesterolemiantes y fármacos antirrechazo de trasplantes.
  • Tiramina. Reacciona de forma negativa con los antidepresivos como los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO) y produce efectos vasoconstrictores, crisis hipertensivas, cefaleas intensas, náuseas y palpitaciones. Se encuentra en: quesos curados, embutidos, cerveza, carnes ahumadas, productos marinados y alimentos fermentados.

¿Quiénes tienen mayor riesgo de sufrir estas interacciones?

Aunque las interacciones entre fármacos y alimentos pueden darse en cualquier persona, hay grupos de población que, por su condición, tienen más riesgo y requieren más cuidado:

  • Mujeres embarazadas.
  • Pacientes con insuficiencia renal.
  • Pacientes con enfermedades crónicas.
  • Personas de bajo peso corporal.
  • Personas de edad avanzada (debido a que los cambios fisiológicos de la edad afectan la absorción, metabolismo y eliminación del fármaco).
  • Niños (porque su sistemas de destoxificación es inmaduro aún).

En conclusión, las interacciones entre los alimentos y fármacos son múltiples. De hecho, pueden causar efectos beneficiosos y no deseados. Como pacientes, es fundamental conocer la forma correcta de tomar el fármaco para obtener los efectos deseados y evitar reacciones adversas.

Te puede gustar