Irregularidades en la menstruación, ¿a qué se deben?

Las irregularidades en la menstruación suelen tener diferentes causas. Hoy las descubriremos y veremos qué podemos hacer al respecto.

Sufrir irregularidades en la menstruación es algo muy habitual en la vida de las mujeres. La mayoría de las veces atravesamos periodos de estrés que pueden afectarnos en la normalidad de nuestros ciclos. Por eso se adelantan, se retrasan…

Los factores que determinan la regularidad de nuestros ciclos pueden ser muchos y muy variados. Por ejemplo, nuestra nutrición (como señala este estudio) y nuestra salud son, sin duda, indispensables para su correcto funcionamiento.

Por eso, hoy queremos dedicarle este espacio a las irregularidades en la menstruación para que puedas comprender a qué pueden deberse determinados síntomas y cómo puedes solucionarlos con la ayuda y consejo de tu médico. Porque recuerda: ante cualquier síntoma o alteración en tu cuerpo, no dudes en pedir cita al especialista. Es esencial.

¿Qué son las irregularidades en la menstruación?

Seguro que en más de una ocasión las has sufrido y te has asustado. No te llega la regla, sabes que no estás embarazada pero, sin embargo, no sientes los dolores previos y los días pasan sin que aparezca.

Puede pasar, también, que sufras sangrados imprevisibles o que, de pronto, sufras más que ningún otro mes…

Dolor menstruación

Los ciclos menstruales normales tienen una duración entre 21 y 35 días hasta que aparece la regla. Durante los cinco o seis primeros años es normal que existan irregularidades.

Pero, más tarde, a medida que maduramos suelen regularse hasta los 40 o 45 años, etapa de nuestra vida en la que aparece progresivamente la menopausia.

Partiendo de esta referencia podemos establecer que las irregularidades son todos esos procesos anormales que identificamos de inmediato por el dolor y porque no aparece la menstruación o aparece dos veces en un mes… Analicemos las causas una por una.

Causas de las irregularidades en la regla

Retraso en la menstruación

Lo primero que debemos hacer es descartar un embarazo. Partiendo de ahí diremos que se considera “amenorrea” cuando han pasado tres meses sin que aparezca la menstruación.

Pero, la mayoría de las veces esto está asociado a periodos de estrés. Cuando estamos muy nerviosas, cuando atravesamos estados de ansiedad, cuando sufrimos estrés e, incluso, por la muerte de alguien cercano a nosotras es habitual que nuestro cuerpo se resienta.

Lee: ¿Sabías que el estrés puede ser causa del retraso del ciclo menstrual?

A veces, también se debe a una mala nutrición, a la anorexia, a tomar determinados fármacos, e incluso a la obesidad. Las irregularidades en las tiroides, o algún que otro problema hormonal, también puede determinar el que no aparezca la menstruación.

¿Qué puedo hacer?

Además de visitar al médico, si lo deseas, puedes seguir unos sencillos consejos naturales para propiciar que tu organismo se regule:

  • Mejora tu alimentación: evita grasas, dulces, aumenta tu consumo de líquidos, fruta y verdura.
  • Incluye frutas como la papaya: está indicada para normalizar la menstruación.
  • Infusiones de hinojo: son ideales para regular los ciclos, si te tomas dos tazas pequeñas al día durante dos semanas verás como poco a poco se van regulando.
Comida sana.

Oligomenorrea

Cuando hablamos de oligomenorrea nos referimos a los casos en que tenemos el periodo en ciclos muy espaciados, una vez cada cuatro meses, o simplemente, muy de vez en cuando.

A veces, se trata de una particularidad de la mujer y, en otras, responde a la presencia del Síndrome del Ovario Poliquístico (SOP), muy habitual en los estados de oligomenarquía.

Falla ovárica prematura

Hay ocasiones en las que ni siquiera llegamos a los 45 años y la menstruación ya se detiene. Dejamos de ovular. Las mujeres con este problema pueden o dejar de tener la regla o tenerla muy ocasionalmente, y se debe a un fallo de los ovarios de forma prematura.

Las consecuencias de dejar de tener la menstruación tan tempranamente derivan en que podamos padecer osteoporosis, de ahí que necesiten un tratamiento complementario con hormonas.

Dismenorrea

La dismenorrea es una de las irregularidades en la menstruación que causa periodos muy dolorosos. Las mujeres que sufren especialmente en sus menstruaciones se sienten incapacitadas por este sufrimiento.

Aunque no es una enfermedad grave sí es molesta para la vida diaria. Remedios caseros como baños calientes o el uso de plantas con propiedades analgésicas nos pueden ayudar en esos momentos del mes.

Endometriosis

Endometriosis

Cuando sufrimos dolor antes y después de la menstruación, y con periodos largos con gran pérdida de sangre, tal vez sea un indicador de la endometriosis.

Se debe, básicamente, al crecimiento de anormal de tejidos en el interior del útero de la mujer, lo cual puede provocarnos infertilidad. Es una enfermedad seria que requiere ser tratada, de ahí la importancia de acudir a tu médico cuando intuyas algún síntoma.

Descubre: 7 síntomas de la endometriosis que seguro desconoces

Fibromas uterinos

Son, sin duda, los tumores no cancerígenos más habituales que pueden sufrir las mujeres en edad fértil. Los indicadores de los fibromas uterinos pueden ser muy variados: periodos muy abundantes, sangrar entre en medio de los ciclos…

En ocasiones, los medicamentos pueden detener su crecimiento y, en otras ocasiones, se requiere de la cirugía para eliminarlos.

Con todo esto, es indispensable atender a cualquiera de estas irregularidades en la menstruación que nos pueden alertar de este tipo de problemas que, en ocasiones, podemos resolver.