Jabón casero de lavanda y arcilla blanca para todo tipo de pieles

Elena Martínez Blasco · 3 abril, 2019
El siguiente jabón casero está elaborado a partir de ingredientes naturales con excelentes propiedades para el cuidado de la piel.

Elaborar un jabón casero con ingredientes naturales puede resultar muy beneficioso para la piel. Es muy fácil y además, no toma mucho tiempo. Una vez listo, podemos colocarlo como jabón de tocador solo para las manos o bien, para el cuerpo, en general.

Para obtener un jabón versátil y con un aroma agradable, se puede recurrir a dos ingredientes en concreto: la lavanda y la arcilla blanca. El segundo tiene propiedades especialmente favorecedoras para regular la producción de grasa, reducir el número de impurezas, suavizar, aliviar e hidratar la piel. 

Un jabón casero »para todo»

jabón para pieles con acné

La ventaja de elaborar un jabón casero radica en el hecho de que no se utiliza ningún ingrediente químico que pueda resultar perjudicial para la salud. Al contrario, se emplean solamente productos naturales, que no suponen un riesgo ni para la salud ni para el medio ambiente.

Lo que sí ha de tenerse en cuenta siempre es que los ingredientes naturales que se elijan, deben complementarse bien entre sí, para poder obtener un verdadero beneficio. Por otra parte, nunca hay que olvidar que hay que elegir productos que sean adecuados para el tipo de piel. 

En este caso, hemos elegido la lavanda y la arcilla blanca, dos ingredientes que se complementan muy buen entre sí y, además, son aptas para todos los tipos de piel: secas, mixtas y grasas.

Te puede interesar: 5 aceites esenciales y sus beneficios

Lavanda, en aceite esencial

Aceite de árbol de té y aceite de lavanda

La lavanda es una planta con excelentes propiedades medicinales y además, tiene un delicioso aroma que, de por sí, relaja mucho. Ahora bien, cuando se utiliza en formato de aceite esencial, tiene varios beneficios:

  • El aceite esencial de lavanda tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a reducir la inflamación y el dolor que cursa con ella.
  • Por otra parte, también, alivia el enrojecimiento (común en pieles delicadas o sensibles).
  • Es antiséptico y antibacteriano, con lo cual, ayuda a limpiar heridas e, incluso a tratar el acné. Por otra parte, es un excelente repelente de mosquitos.
  • Es seboregulador, es decir, ayuda a equilibrar la producción de sebo de la piel, sin despojarla de sus aceites naturales.

La arcilla blanca

La arcilla blanca

La arcilla es un regalo de la naturaleza que se usa desde la Antigüedad. La arcilla blanca es una variedad suave, pero efectiva, adecuada para todo tipo de pieles, ya que otros tipos de arcilla pueden ser demasiado fuertes para las pieles más secas o sensibles. Entre sus beneficios se encuentran los siguientes:

  • Es antiséptica y limpia a profundidad los poros, elimina impurezas. Además, permite hacer una exfoliación suave de la piel.
  • Desinflama y calma, por lo que minimiza dolores e inflamaciones.
  • Promueve la regeneración celular y por, ende, ayuda a lucir una piel más sana, luminosa, suave y joven.
  • También se considera que estimula el sistema circulatorio y linfático.

Te recomendamos leer: Beneficios de la arcilla blanca para la piel

Jabón casero multiuso

Ingredientes

  • 30 gotas de aceite esencial de lavanda.
  • 1 pastilla de glicerina vegetal sólida (100 g).
  • 2 cucharadas de arcilla blanca en polvo (20 g).
  • 3 cucharadas de un aceite vegetal (oliva, coco, almendra, sésamo, girasol, etc) (30 g).

Preparación

  • Cortamos la glicerina en trozos.
  • Calentaremos la glicerina al baño María o en el microondas, hasta que se derrita.
  • Una vez esté líquida, la mezclaremos bien con el aceite vegetal y la arcilla blanca. No deben quedar grumos.
  • Cuando la mezcla esté tibia, añadiremos el aceite esencial de lavanda, ya que con demasiado calor perdería sus propiedades medicinales.
  • Una vez esté todo bien mezclado, pondremos el jabón todavía líquido en el molde que vayamos a utilizar. Los moldes de silicona, previamente untados con aceite, son los más cómodos.
  • Dejaremos enfriar la mezcla y ya tendremos listo nuestro jabón.

A tener en cuenta

Se puede combinar el aceite esencial de lavanda con aceite de árbol de té para potenciar las propiedades antisépticas del jabón. Ahora bien, no hay que olvidar que siempre se deben diluir los aceites antes de utilizarse, para así evitar reacciones contraproducentes.

  • European Medicines Agency. Sciencie Medicines Health. Medicamento a base de plantas: resumen para el público general. ”Lavanda, aceite esencial de Lavandula angustifolia Mill, aetheroleum”. 2015.[En línea] Disponible en: https://www.ema.europa.eu/documents/herbal-summary/lavender-oil-summary-public_es.pdf
  • Koulivand, P. H., Khaleghi Ghadiri, M., & Gorji, A. (2013). Lavender and the nervous system. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine. https://doi.org/10.1155/2013/681304
  • White, W. A. (1949). Atterberg plastic limits of clay minerals. The American Mineralogist.