Jabón casero de limón y menta para pieles grasas

Elena Martínez 19 febrero, 2018
Aunque este jabón es muy efectivo para equilibrar las pieles grasas, deberemos combinar su uso con una dieta adecuada para ayudar al organismo también desde dentro

Las pieles grasas necesitan productos cosméticos específicos. Es fundamental regular la producción de sebo de manera natural.

Si usamos ingredientes sintéticos corremos el riesgo de alterar la capa protectora de la piel y sufrir, a largo plazo, sequedad cutánea.

Descubre en este artículo la sencilla receta para elaborar un jabón casero de glicerina, limón y menta, limpiador y refrescante.

Causas de las pieles grasas

piel-grasa

Aunque siempre pueden estar relacionadas con factores genéticos, la causa principal de las pieles grasas suele ser una alimentación poco equilibrada. No obstante, también pueden influir cuestiones hormonales, en especial en la adolescencia.

Cuando la grasa aparece, sobre todo, en la zona de la frente, la causa podría ser una debilidad del hígado por la posible presencia de cálculos en la vesícula biliar.

En muchos casos, el exceso de sebo suele provocar poros abiertos, impurezas y acné. El tratamiento más adecuado se basa en una buena dieta y el uso de productos cosméticos naturales específicos.

Te recomendamos leer: 8 formas de combatir la piel grasa

La alimentación adecuada

alimentos-ricos-en-fibra

Para equilibrar las pieles grasas de una manera saludable debemos partir de una buena dieta:

  • Reducir el consumo de azúcar y dulces: Podemos optar por la estevia, la miel de abeja o el azúcar de coco y elaborar nuestros propios dulces caseros.
  • Sustituir las grasas perjudiciales (embutidos, margarina, fritos, precocinados, bollería industrial) por las grasas beneficiosas (aguacate, aceite de oliva, aceite de coco, pescado azul, ghee, frutos secos y semillas, etc.).
  • Elegir siempre alimentos integrales ricos en su propia fibra.
  • Incluir en cada comida una buena ración de vegetales crudos (apio, acelgas, espinacas, rúcula, rabanitos, etc.), en ensalada, jugo o batido.

Ver también: 6 importantes razones por las que no debe faltar fibra en tu dieta

Jabón natural y casero

Propiedades curativas

6-formas-de-utilizar-limón-para-tu-piel

Este jabón tiene algunos ingredientes con propiedades medicinales muy efectivas para las pieles grasas:

  • Limón: Esta fruta cítrica tiene un alto poder limpiador y astringente. Refresca la piel, limpia los poros e, incluso, previene y elimina las manchas faciales. Su poder antiséptico también es muy efectivo en casos de impurezas y acné.
  • Menta: La menta destaca por sus virtudes refrescantes, equilibrantes y antisépticas.
  • Cera de abeja: La cera de abeja, además de solidificar nuestros cosméticos caseros, también protege, hidrata y calma la piel. Asimismo, facilita la cicatrización en casos de acné.
  • Gel de aloe vera: Este ingrediente es ideal para pieles grasas, ya que hidrata sin aportar grasa. También tiene virtudes cicatrizantes y calmantes, las cuales reducen la inflamación del acné.

Ingredientes

  • 1 pastilla de jabón de glicerina (100 g)
  • 1 trozo de cera de abeja (50 g)
  • 2 cucharadas de gel de aloe vera (30 g)
  • Jugo de 1 limón
  • Hojas de menta fresca
  • 15 gotas de aceite esencial de menta

Nota: También podemos añadir aceite esencial de limón para potenciar el aroma cítrico.

Utensilios

  • Cazuela
  • Recipiente de cristal que quepa dentro de la cazuela
  • Cuchara para remover
  • Moldes para el jabón

¿Qué debes hacer?

  • En primer lugar, pondremos agua a hervir en la cazuela para introducir dentro el recipiente de cristal. Dentro pondremos la pastilla de glicerina y la cera de abeja para que se derritan al baño María.
  • Mezclaremos bien los dos ingredientes hasta que estén bien integrados.
  • Apagaremos el fuego y continuaremos con la mezcla en el bote, ya fuera de la cazuela.
  • A continuación, añadiremos el gel de aloe vera y el jugo de limón, sin dejar de mezclar.
  • Cuando el preparado esté tibio (pero no endurecido) añadiremos el aceite esencial. Se hace a una temperatura ambiente para no dañar las propiedades del aceite. 
  • Pondremos el líquido en los moldes y añadiremos las hojas de menta. Estas darán un aspecto muy bonito y natural a los jabones.
  • Por último, dejaremos enfriar los jabones hasta el día siguiente y ya estará listo para usarse.

¿Cómo se usa?

  • Usaremos este jabón por la mañana y por la noche. Al despertarnos nos lavaremos el rostro antes de usar el tónico facial y la crema hidratante.

Por la noche, después de desmaquillarnos, nos lavaremos el cutis con el jabón para eliminar toxinas e impurezas. Siempre deberemos hidratarnos la piel después de usar el jabón.

  • Si queremos evitar las lociones hidratantes por su contenido graso, podemos optar por el gel de aloe vera, el aceite de coco o el aceite de jojoba.
Te puede gustar