Prepara jabón de zanahoria casero para cuidar la piel

Jabón de zanahoria natural para la limpieza y la salud del cutis. Reemplaza el jabón comercial y prepara tu propio jabón de zanahoria y miel casero con propiedades antioxidantes que protegen la piel y previenen su envejecimiento.

Te proponemos un producto al que no podrás resistirte: jabón de zanahoria y miel preparado en casa. 

El jabón es uno de los productos de limpieza que no pueden faltar, ya que remueve suciedad e impurezas que se acumulan en la piel. De hecho, lavarse las manos es el principal método de prevención contra las enfermedades infecciosas.

Actualmente, el jabón se encuentra en todo tipo de presentaciones, tamaños, formas y aromas.

Sin embargo, muchos de ellos están fabricados con productos químicos que pueden alterar el pH de la piel y causar alguna afección cutánea.

Para evitar los riesgos de los jabones indutriales, existen alternativas naturales que limpian y protegen la piel.

Este es el caso del jabón de zanahoria y miel casero, que combina las propiedades de estos dos ingredientes para hacer un excelente limpiador libre de químicos.

Beneficios del jabón de zanahoria

El ingrediente principal de este jabón casero es la zanahoria, con su componente activo, el beta caroteno.

El alto contenido de beta-caroteno y su efecto antioxidante protege a la piel de los daños causados por los rayos UV y la contaminación ambiental. Además, contribuye a reparar las células dañadas y detienen el impacto negativo de los radicales libres que causan envejecimiento prematuro.

La combinación de zanahoria y miel hacen que este jabón tenga una poderosa acción antiedad e hidratante. Es ideal para pieles que tienden a resecarse o a sufrir acné.

propiedades de al zanahoria y jabón de zanahoria

Lee también: Prepara en casa tu propio jabón líquido y gel antibacteriano para manos

¿Cómo preparar este jabón de zanahoria casero?

jabón de zanahoria y miel
El jabón casero de zanahoria es muy fácil de preparar y los ingredientes los puedes conseguir en el mercado a precios accesibles.

El color del jabón puede variar, según la calidad de cada uno de los ingredientes.

Ingredientes

  • 1 ½ taza de aceite de coco (300 g)
  • 2 tazas de aceite de oliva (400 g)
  • ½ taza de aceite de almendra (100 g)
  • ½ taza de zanahorias cocidas en puré (100 g)
  • 1 vaso del agua de la cocción de las zanahorias (200 ml)
  • ½ taza de sosa cáustica (110 g)
  • ½ cucharada de miel pura (12,5 g)
  • 10 gotas de aceite esencial de semilla de zanahoria

Preparación

Antes de empezar a elaborar este jabón casero, asegúrate de usar guantes, estar en un espacio ventilado y adecuado para manipular los ingredientes, y emplear utensilios de madera.

  1. Primero, coloca a hervir 100 gramos de zanahoria en un recipiente con agua
  2. Cuando estén blandas, retíralas del fuego y conviértelas en puré con ayuda de un tenedor.
  3. Luego, en un recipiente aparte, vierte el puré de zanahoria y el vaso de de agua de la cocción de las zanahorias.
  4. Agrega la sosa cáustica con mucho cuidado
  5. Mientras lo haces, remueve la mezcla con una cuchara de madera.
  6. Deja reposar esta mezcla por varios minutos.
  7. A continuación, procede a incorporar el aceite de coco, el de oliva, la miel y las gotas de aceite esencial de semillas de zanahoria.
  8. Remueve todo con la cuchara de madera y nota cómo comienza a aumentar la consistencia.
  9. Finalmente, coloca la mezcla en moldes de silicona para darle forma a tus jabones
  10. Déjalos endurecer como mínimo dos días antes de utilizarlo.

El resultado será un jabón libre de químicos, elaborado con ingredientes que le aportan grandes beneficios a la piel.

Se puede utilizar para limpiar el rostro todos los días, o convertirlo en el remplazo del jabón corporal.

Para conservarlo mejor, evita dejarlo en una zona húmeda y procura ponerlo en un recipiente hermético o jabonera después de utilizarlo.