Jarabe casero natural para combatir la anemia

Gracias a los aportes de hierro de sus ingredientes y a la vitamina C con este jarabe conseguiremos regular nuestros niveles sin necesidad de recurrir a preparados químicos

La anemia ferropénica es un trastorno en el cual el cuerpo no tiene suficiente cantidad hierro, que es el que ayuda a producir glóbulos rojos.

Esto puede deberse a una falta de este mineral en nuestra dieta o bien a alguna afección concreta que influya en su absorción y asimilación.

En este artículo te damos una sencilla receta para elaborar en casa un jarabe a base de ingredientes naturales muy ricos en hierro, con el cual podrás conseguir las cantidades que tu cuerpo necesita cada día de este mineral.

¿Podemos superar la anemia?

Cuando nuestros análisis muestren una posible anemia,  siempre debe ser el médico quien realice un diagnóstico y tratamiento personalizado, ya que hay cuestiones específicas que pueden afectar a este trastorno, como el consumo de algunos medicamentos, el embarazo, las menstruaciones abundantes, etc.

No obstante, lo que sí podemos hacer es aumentar el consumo de alimentos ricos en hierro.

Aunque la fama se la lleva la carne roja, lo cierto es que hay muchos alimentos de origen vegetal que contienen este mineral en cantidades importantes y que, además, se asimilan muy bien en nuestro organismo gracias a la vitamina C.

Esta vitamina, conocida también como ácido ascórbico, aumenta la absorción de hierro, del mismo modo que el ácido málico (presente en la manzana, la ciruela o la calabaza) o el ácido cítrico (presente en los cítricos).

No olvides leer: La vitamina C nos protege frente a enfermedades cardiovasculares

Un jarabe casero y natural

Un jarabe casero y natural

El jarabe que te proponemos es una manera muy sencilla y práctica de aportar más hierro a nuestra dieta sin abusar de alimentos como la carne roja.

Además, aparte de su alto contenido en este, también contiene muchos otros minerales y vitaminas que nos darán un aporte extra de energía y vitalidad.

Además, este jarabe nos evita los efectos perjudiciales de los suplementos de hierro, los cuales pueden causar oxidación, favorecer lesiones, dar malestar estomacal o incluso gastritis.

Siempre es más recomendable consumir el hierro de manera natural con la alimentación. No obstante, si nos han recetado uno de estos suplementos, intentaremos aumentar también el consumo de vitamina C para compensarlo en el organismo.

Ingredientes

Remolacha

  • 2 remolachas pequeñas (a ser posible, ecológicas)
  • Un ramillete de perejil fresco
  •  ⅓ taza de uvas pasas (50 g)
  • Un puñado de ortiga fresca o bien 5 cucharadas de ortiga seca (50 g)
  • 1 limón entero ecológico, con su peladura.
  • 4 cucharadas de miel o melaza (100 g)

Propiedades de los ingredientes

Remolacha

La remolacha es una hortaliza muy rica en hierro, así como sus hojas, las cuales también podemos añadir a este jarabe. Además, aporta mucha energía y regula la función intestinal.

Perejil

Esta planta medicinal destaca por su alto contenido en hierro, así como en calcio, fósforo y azufre.

Uvas pasas

Ricas en hierro, cobre y manganeso, también aportan dulzor natural al jarabe.

Ortiga

Esta excelente planta salvaje esconde numerosa propiedades para la salud, además de ser muy depurativa. Lo ideal sería conseguirla fresca de una zona sin contaminación, aunque también podemos usar la planta seca.

Limón

El limón es el ingrediente que aumentará los niveles de vitamina C y ácido cítrico de este jarabe para mejorar la absorción del hierro.

Miel o melaza

La miel de abeja es un alimento muy nutritivo y beneficioso para la salud. Por su contenido en hierro destacamos, en especial, la miel de brezo, la de castaño o la de espliego.

La melaza o miel de caña también es una buena alternativa. De este modo también evitamos los efectos perjudiciales del azúcar blanco y conseguimos un conservante natural para nuestro jarabe.

¿Quieres conocer más? Lee: Descubre los beneficios que obtiene tu cuerpo cuando tomas jugo de remolacha

¿Cómo lo elaboramos?

Limón y perejil

  • Pondremos a cocer las remolachas durante 20 minutos.
  • Pasado este tiempo, añadiremos el perejil, las uvas, la ortiga (si es fresca) y el limón, troceado, pero con su peladura.
  • Lo dejaremos cocer todo durante 20 minutos más.
  • Apagaremos el fuego y, en caso de usarla seca, añadiremos la ortiga. Lo cubriremos y lo dejaremos reposar diez minutos.
  • Añadiremos la miel o la melaza.
  • Lo pasaremos todo por la batidora para triturarlo bien y lo colaremos.
  • Guardaremos la mezcla resultante en un envase de cristal, preferiblemente oscuro, en la nevera.
  • Nos tomaremos una cucharada sopera de este jarabe veinte minutos antes de cada una de las tres comidas principales durante, al menos, un mes.
Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar