Jarabe de jengibre, limón y miel para la garganta irritada

05 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
Hay jarabes que pueden ayudar a aliviar molestias como la irritación de garganta. Eso sí, deben tomarse junto con el tratamiento pautado por el médico, nunca como sustituto de este.

El jarabe de jengibre, limón y miel es una de esas sencillas preparaciones caseras que las abuelas dicen que podemos utilizar siempre que queramos para aliviar las molestias derivadas de la irritación de garganta.

¿Alguna vez lo has probado? ¿Tienes alguna receta en particular o aún no? Descuida, a continuación te comentaremos más al respecto y te daremos algunas recetas para que elijas la opción que más te llame la atención.

Jarabe de jengibre, limón y miel: ¿por qué estos 3 ingredientes?

Botes de mil junto a raíz de jengibre, limones y ajos blancos.

El jarabe de jengibre, limón y miel se elabora con estos tres ingredientes en concreto porque a los tres se le atribuyen propiedades medicinales. A grandes rasgos, lo que se suele decir es lo siguiente:

  • El limón es rico en vitamina C, que ayuda a reforzar el sistema inmunitario, mientras combate los virus y las bacterias.
  • La miel es rica en nutrientes y antioxidantes. Además, tiene un sabor agradable y una textura que ayuda a suavizar e hidratar la cavidad oral y así, aplacar la irritación.
  • El jengibre tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias que también ayudarían a aliviar la garganta irritada. Según se cree, su gusto picante sugiere que también puede combatir los virus y las bacterias.

Preparación del jarabe de jengibre, limón y miel

Según la sabiduría popular, para preparar un buen jarabe de jengibre, limón y miel es conveniente utilizar jengibre y limones frescos, además de una miel de abejas artesanal. La miel del supermercado no es una opción recomendable porque tiene una gran cantidad de azúcares añadidos, que modifican su calidad.

Corazón de miel de abejas.

Ingredientes

  • Miel de abejas.
  • 4 tazas de agua.
  • El zumo de 1 limón.
  • 1 trozo de jengibre fresco.
  • Opcional: 1 rodaja de naranja, 1 ramita de canela.

Preparación

  • Exprime el zumo de limón y reserva en la nevera.
  • Limpia el jengibre fresco, pélalo con alguna cuchara y córtalo en trozos pequeños. O si lo deseas, rállalo (esta suele ser la modalidad más empleada).
  • Saca el zumo de limón de la nevera, viértelo en la licuadora junto con la miel.
  • Añade el jengibre rallado y procesa todo hasta que la mezcla quede homogénea.
  • Guarda la mezcla en un frasco hermético de vidrio en un lugar oscuro y seco.

Una vez listo, puedes consumir una cucharada del jarabe después de una comida principal o bien, junto con una infusión de manzanilla antes de irte a dormir. Te ayudará a calmar las molestias de la garganta y a sentirte mejor.

Las abuelas recomiendan consumir el jarabe en un periodo de tiempo corto desde su preparación, ya que así se aprovechan mejor las propiedades de sus ingredientes. Por ello, evita preparar grandes cantidades. Con un bote pequeño es suficiente.

¿Hay alguna otra forma de disfrutarlo?

En lugar de consumirlo por cucharadas, otra opción para disfrutar el jarabe anterior consiste en tomarlo junto con un té elaborado con uno de sus ingredientes principales, el jengibre.

Para preparar el té, solo debes cortar dos rodajas de jengibre bien finas y ponlas a hervir con una taza de agua. Retira del fuego y finalmente añade unas cuantas gotas de zumo de un limón recién exprimido y diluye en la mezcla una cucharada del jarabe.

Adicionalmente, puedes probar lo siguiente: introduce en un frasco de vidrio hermético unas rodajas de jengibre, unas rodajas de limón con cáscara y unas cucharadas de miel.

Luego, mezcla bien y consume una cucharada cuando te sientas decaído o estés enfermo, sin dejar de lado el tratamiento que te haya pautado por el médico. Esta especie de gelatina se puede guardar durante tres meses en la nevera, siempre tapada.

Recuerda, los remedios pueden ser complementos en algunos casos, pero en ningún caso son sustitutos de lo que indique el profesional.

Descubre: 9 cosas que sucederán cuando empieces a comer miel a diario

Pautas para una buena recuperación

Si bien el consumo moderado de jarabe de jengibre, limón y miel para la garganta irritada puede contribuir con el alivio, para conseguir una buena recuperación hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Mantén una buena hidratación. Evita beber menos de 4-5 vasos de agua al día cuando tienes congestión y te sientes mal.
  • Sigue siempre el tratamiento pautado por el médico y si tienes alguna duda, consulta con el profesional o en su defecto, el farmaceuta.
  • En caso de que experimentes otros síntomas o sientas que los ya presentes se agravan, consulta con el médico.
  • Evita la automedicación y el uso de remedios naturales al azar. 
  • Consume el jarabe de jengibre, limón y miel de forma complementaria, nunca como sustituto del tratamiento médico.
  • Asimismo, evita consumir grandes cantidades del jarabe, ya que contiene mucho azúcar.

El jarabe de jengibre, limón y miel es un remedio de la abuela muy extendido, por ello, forma parte de la tradición de muchas personas en el mundo. Si vas a prepararlo, recuerda hacerlo en poca cantidad y con ingredientes de calidad.

  • Gupta, S. kumar, & Sharma, A. (2014). Medicinal properties of ginger (Zingiber officinale Roscoe) – a review. Journal of Pharmacy and Biological Science. https://doi.org/ISSN: 2278 – 3008
  • Kumar, K. S., & Bhowmik, D. (2010). Medicinal uses and health benefits of Honey: An overview. J Chem Pharm Res.
  • Mohanapriya, M., Ramaswamy, L., & Rajendran, R. (2013). Health and Medicinal Properties of Lemon (Citrus Limonum). International Journal Of Ayurvedic And Herbal Medicine.