Jarabe para humedecer tortas - Mejor con Salud

Jarabe para humedecer tortas

La forma más sencilla de humedecer tortas y bizcochos es elaborando un almíbar casero con agua y azúcar. En función del tiempo de cocción será más o menos líquido

¿Vas a preparar un bizcochuelo y no quieres que te quede ni muy seco ni demasiado duro? Entones no dudes en leer este artículo donde te contaremos diferentes recetas de jarabe para humedecer tortas. ¡Qué aproveche!

Jarabe “básico” para embeber tortas

El almíbar usado para mojar o emborrachar un bizcochuelo es muy simple de preparar. La base siempre es la misma. Lleva en partes iguales:

  • Agua
  • Azúcar

Luego para ir cambiando los gustos y siempre dependiendo del sabor de la torta o del relleno podemos ir añadiendo otros ingredientes más variados.

  • Licores: Amaretto, Ron, Anís, Brandy, Bailey
  • Cítricos: Naranja, limón, toronja
  • Especias y granos: Vainilla, café, canela, chocolate, cardamomo, coco rallado
  • Frutas: Fresas, manzanas, peras, cerezas, frambuesas (siempre trituradas)

Preparación:

tarta de queso y caramelo

  • En un cazo pon el agua y el azúcar y calienta a fuego lento removiendo con cuchara de madera.
  • Cuando espese y quede de un color marrón oscuro, ya esta listo el jarabe para humedecer tortas.
  • Luego podemos añadir los ingredientes adicionales que deseamos sin retirar del fuego, sino mezclando algunos minutos más. En el caso de que sean cítricos, se aconseja rallar la cáscara, si es un licor se echa directamente, si son especies aromáticas se puede poner al principio de la cocción. Con café o chocolate disuelve antes en el agua. Para las frutas, tritura bien y recuerda que el peso se “descuenta” de la cantidad de azúcar. Por ejemplo, si hay 250 gramos de agua y 50 gramos de fruta se colocan 200 gramos (como máximo) de azúcar, sino te quedará muy dulce.
  • Deja que se enfríe un poco y listo, ya puedes volcarlo encima de tu bizcocho. Además de bizcocho lo puedes utilizar para galletas, soletillas, magdalenas, arrollados, pan dulce o lo que se te ocurra.

Diferentes tipos de almíbar

¿Sabías que hay distintos puntos para preparar el almíbar? En este caso se colocan:

  • 2 medidas de azúcar
  • 1 medida de agua

(Es decir que los gramos de azúcar son el doble que los gramos de agua)

Preparación:

1-Pon en un cazo el azúcar y cubre con agua.

2-Remueve a fuego lento hasta que el azúcar se disuelva.

3-Aumenta la llama y permite que hierva hasta el punto deseado.

  • Punto 1: Almíbar de bar. Lleva 3 minutos de hervor, se retira apenas empieza a aumentar la densidad. Se usa para cócteles, preparar frutas al natural y cocinar huevos.
  • Punto 2: Hilo flojo. La cocción es de 8 minutos. Se reconoce cuando al extraer una gota y colocarla entre dos dedos, al abrirlos se ve un hilito que se corta enseguida. Es el punto perfecto para humedecer tortas, pintar piezas horneadas y fabricar licores caseros.
  • Punto 3: Hilo fuerte. Son 10 los minutos de hervor. El procedimiento de reconocimiento es igual al anterior. El hilo ha de ser más resistente, sin cortarse. Se usa para muchos postres como por ejemplo la yema quemada.
  • Punto 4: Bolita blanda. Necesita solo 1 minuto más que el hilo fuerte. Pon agua fría en una taza y vierte una gota de almíbar. Al enfriarse debe tomar consistencia de goma de mascar. Si lo puedes moldear sin problemas con los dedos es “bolita blanda”.
  • Punto 5: Bolita dura. El tiempo de cocción es de 12 minutos. Repitiendo la operación anterior comprueba que no es tan fácil “amasarlo”. Se usa en la fabricación de bombones.
  • Punto 6: Caramelo. Es el más duro de todos y lleva 13 minutos. En este momento el almíbar toma color dorado y para determinar que está listo, echa un poco en agua fría. Verás cómo se cristaliza y oirás el clásico sonido de que algo se rompe. Si lo tomas entre los dedos se quebrará fácilmente.

Bonus track: Almíbar de chocolate

Autor: Mover el Bigote

Autor: Mover el Bigote

Ya que te has aprendido todos los puntos de almíbar que existen ahora un pequeño regalo: la receta con chocolate.

Ingredientes:

  • 1 y ½ taza de azúcar
  • 300 cc de agua
  • 30 gramos de cacao amargo
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 pizca de esencia de vainilla

Preparación:

  • Pon en un cazo el agua y el azúcar.
  • Calienta a fuego alto hasta que rompa a hervir.
  • Deja que hierva 6 minutos.
  • Retira del fuego y echa el chocolate para que se funda.
  • Vierte la mantequilla y la esencia de vainilla.
  • Vuelve a calentar unos 5 minutos.
  • Deja que se enfríe antes de esparcir en una torta.