Jarabes de zanahoria para el resfriado y la tos

Valeria Sabater·
20 Diciembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña al
20 Diciembre, 2019
Gracias a sus múltiples vitaminas, la zanahoria podría ayudarnos a mejorar los síntomas de la tos y los resfriados. Continúa leyendo para averiguar cómo consumirla.
 

A la zanahoria de le atribuyen diferentes propiedades beneficiosas para la salud, entre ellas ayudaría a mejorar los síntomas de resfriados y tos. Por este motivo, compartimos hoy contigo diferentes jarabes de zanahoria que podrían ayudar a que te sientas mejor cuando te aquejen los típicos malestares del invierno.

Las propiedades de la zanahoria

 las zanahoria también contienen niveles saludables de minerales como el cobre, el calcio, el potasio, el manganeso y el fósforo.

Según la Fundación Española de la Nutrición, la zanahoria es una hortaliza muy nutritiva, que destaca por su alto contenido de vitamina A, específicamente de carotenoides con actividad provitamínica A, como el b-caroteno y el a-caroteno. También aporta vitaminas B y C, aunque en menores proporciones, y yodo, hierro y potasio.

Merece la pena destacar que al poseer vitamina A, cuenta con un efecto antioxidante. Los antioxidantes son sustancias que luchan contra los radicales libres ayudando a prevenir el envejecimiento prematuro y diversas enfermedades crónicas.

Por este motivo, se considera que sus componentes ayudarían a elevar las defensas de nuestro sistema inmunólogico. De ahí que los médicos nos recomienden consumirlas en épocas en que llegan, por ejemplo, las gripes y los resfriados.

 

Por otra parte, la medicina tradicional ha utilizado la zanahoria desde tiempos inmemoriales como diurética, beneficio que se ha probado en diversos estudios con animales, al igual que su efecto protector contra enfermedades del corazón.

Las zanahorias disponen además de fitoesteroles, elementos que bloquearían la absorción del colesterol, uno de los principales marcadores de enfermedades cardíacas.

El folclore popular sostiene que las zanahorias son excelentes para cuidar de nuestra vista, ahora bien, ¿es eso cierto? Habitualmente se cree que comer este vegetal mejoraría la vista. Sin embargo, esto no es así. Comer zanahorias no mejora la visión sino que aporta vitamina A, una sustancia necesaria para cuidar nuestros ojos pero que no hará que veamos «mejor».

Por último, destacamos que las zanahorias serían buenos aliados de las dietas para adelgazar, ya que no tienen casi calorías, nos sacian y nos aportan fibra.

Tal vez te interese: Diferencias entre resfriado común y gripe

Jarabes de zanahoria para resfriados y tos

A continuación compartimos contigo las recetas de algunos de los jarabes de zanahoria más utilizados para ayudar a mejorar los síntomas de resfriados y tos. Recuerda que estos remedios caseros pueden funcionar como acompañamiento del tratamiento indicado por el médico y nunca como reemplazo del mismo.

1. Jarabe de zanahoria y miel

sirope-zanahoria-salud-natural

 

Este es uno de los jarabes de zanahoria más fáciles de preparar. Solo vas a necesitar una zanahoria grande y cinco cucharadas colmadas de miel. De esta manera, combinas los antioxidantes de la zanahoria con la propiedad suavizante de la miel. De hecho, una investigación de 2014 señaló que consumir una cucharada de miel ayudaría a disminuir la tos en niños.

Debido al alto contenido en azúcar no se recomienda para personas diabéticas.

Elegiremos una zanahoria grande para limpiarla bien, y después cortarla en rodajitas. Ha de estar cruda. Una vez cortadita, la pondremos en una jarra de cristal y dejaremos caer sobre la zanahoria las cucharadas de miel.

¿Y cuál es el siguiente paso? Dejarla macerar toda la noche. Lo curioso de la zanahoria mezclada con miel es que acaba dejando escapar un sabroso jugo por la parte de arriba que tiene un sabor delicioso.

2. Jarabe de cebolla y zanahoria

cebolla

Esta receta va a ser muy parecida a la anterior. Para ello buscamos también una zanahoria grande, el jugo de un limón, cinco cucharadas de miel y el equivalente a dos cucharadas de cebolla troceada. De esta manera, incorporamos el efecto antibacteriano tanto del limón como de la cebolla a la mezcla.

 

Una vez tengas listos los ingredientes -recuerda que tanto la zanahoria como la cebolla deben estar crudas-, los pondremos también en un recipiente de cristal. Dejaremos macerar toda la noche, y, a la mañana siguiente, ya podremos utilizar el jugo obtenido. Retira la zanahoria, la cebolla, y quédate con ese rico jugo.

3. Jarabe de jengibre, mandarina y zanahoria

zanahoria y mandarina

¿Sorprendida por los ingredientes? Te encantará este sencillo remedio natural. A las propiedades de la zanahoria, le sumamos los beneficios antiantiinflamatorios, antibacterianos y antitusivos del jengibre, señalados en un artículo de 2009.

Lo primero que haremos es pasar por la batidora una zanahoria junto a medio vaso de agua. Una vez listo, llevamos este jugo al fuego. Allí, añadiremos una cucharada de raíz de jengibre y el jugo de una mandarina.

Una vez hayan hervido estos ingredientes, añade dos cucharadas de miel y obtén así una mezcla bien homogénea. Permite que repose unos 10 minutos y, cuando esté tibio, ya puedes beberlo a sorbos.

Leer más: Receta para preparar shot de jengibre

4. Jarabe de zanahoria y linaza

semilla-lino-linaza-marron

 

Otro remedio muy conocido. Lo único que tendrás que hacer es buscar semillas de linaza en alguna tienda natural. Para preparar nuestro jarabe necesitamos solo dos cucharadas.

En primer lugar, pasaremos por la procesadora una zanahoria grande. La mezclamos con medio vaso de agua y obtenemos un jugo bien homogéneo. El siguiente paso, parecido al anterior remedio, será llevarlo al fuego para que hierva.

Finalmente, dejaremos caer las dos cucharadas de semillas de linaza, permitiendo que se cuezan bien. Al zumo resultante se le atribuyen propiedades para subir las defensas, bajar la inflamación y aportar antioxidantes.

Una vez listo, apaga el fuego y permite que repose 10 minutos, para después, colar el contenido y dejar a un lado las semillas de lino. Beberemos este jarabe poco a poco cuando esté tibio. Te encantará, no lo dudes.

¿Qué te parececn estos jarabes de zanahoria para aliviar los síntomas de la tos y los resfriados? Si la sintomatología persiste, consulta con tu médico.

 
  • Avello, Marcia, and Mario Suwalsky. “Radicales libres, antioxidantes naturales y mecanismos de protección.” Atenea (Concepción) 494 (2006): 161-172.
  • Such Díaz, A., et al. “Estabilidad de vitaminas en nutrición parenteral.” Nutrición Hospitalaria 24.1 (2009): 1-9.
  • Yanet, Chávez Reyes, Lilia Yunel Flores Tapia, and Gallardo Navarro Yoja. “Elaboración de Alimentos a Base de Fibra de Zanahoria por el Proceso de Extrusión.”
  • Fundación Española de la Nutrición. Zanahoria. http://www.fen.org.es/mercadoFen/pdfs/zanahoria.pdf
  • National Center for Complementary and Integrative Health. Antioxidants. https://nccih.nih.gov/health/antioxidants/introduction.htm
  • J Food Sci Technol. 2012 Feb; 49(1): 22–32. Published online 2011 Mar 18. Chemical composition, functional properties and processing of carrot—a review. doi: 10.1007/s13197-011-0310-7
  • WebMD. Myths About Your Eyes and Vision. https://www.webmd.com/eye-health/fact-fiction-myths-about-eyes#1
  • Harvard Health Publishing. Vitamins and vision loss. https://www.health.harvard.edu/aging/vitamins-and-vision-loss
  • Can Fam Physician. 2014 Dec; 60(12): 1107–1110. Honey for treatment of cough in children. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4264806/
  • Malu, Samuel & Obochi, G & Tawo, E & Nyong, B. (2009). Antibacterial activity and medicinal properties of Ginger (Zingiber officinale). Global Journal of Pure and Applied Sciences. 15. 10.4314/gjpas.v15i3-4.48561.
  • Life Science Journal 2012;9(2). Antimicrobial Activity of Onion Juice (Allium cepa), Honey, And Onion-Honey Mixture on Some Sensitive and Multi-Resistant Microorganisms. http://www.lifesciencesite.com/lsj/life0902/115_9105life0902_775_780.pdf
  • Dhanavade, Dr. Maruti & Jalkute, Dr. Chidambar & Ghosh, Jai & Sonawane, Kailas. (2011). Study Antimicrobial Activity of Lemon (Citrus lemon L.) Peel Extract. British J. of Pharmacology and Toxicology. 2. 119-122. https://www.researchgate.net/publicatio/236217959_Study_Antimicrobial_Activity_of_Lemon_Citrus_lemon_L_Peel_Extract