Jarabes y licuados para el estreñimiento

En estos licuados se combinan alimentos ricos en fibra que nos van a ayudar a estimular y movilizar el intestino, favoreciendo el tránsito y combatiendo el molesto estreñimiento.

Todos sabemos lo que es sufrir de estreñimiento. Ya sea de modo ocasional o reiterado, es una realidad molesta que dificulta no solo nuestra vida diaria, sino también nuestra salud.

Una vida sedentaria, una incorrecta alimentación e incluso situaciones de estrés pueden provocar el estreñimiento. De ahí que te ofrezcamos unas sencillas recetas a base de jugos para que encuentres mejoría.

El problema del estreñimiento

En general, se considera que una persona sufre estreñimiento cuando realiza tres o menos evacuaciones en un semana. Es una situación donde es característico sentir hinchazón en el vientre, malestar y falta de energía.

En la mayoría de los casos no se considera este hecho de excesiva gravedad. No son más que períodos cortos que acaban resolviéndose. Pero cuando esta situación se alarga en tres semanas o un mes, es necesario considerar ya ayuda médica.

Jarabes y licuados para combatir el estreñimiento

Licuado de ciruelas y jengibre

Licuado de ciruelas y jengibre para el estreñimiento

La ciruela es una pieza esencial para resolver el estreñimiento. Es una fuente de fibra y de ácidos adecuados para estimular nuestro intestino. Y combinada con el jengibre, forman una mezcla excelente. Mejorarán nuestra digestión y darán movilidad a nuestro intestino.

Ingredientes

  • ½ cucharada de jengibre (5 g)
  • Jugo de ½ limón
  • 3 ciruelas pasas
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Tómalo por las mañanas hasta que notes mejora.
  • Para empezar, ralla la raíz del jengibre hasta conseguir una cucharada.
  • Después ponlo en un cazo junto a las dos ciruelas pasas y un vaso de agua. Deja que hiervan durante 10 minutos a fuego lento, permitiendo que suelten su jugo.
  • A continuación, añade el jugo de limón.
  • Toma este preparado en ayunas. Siempre es recomendable que esté tibio, así el intestino reaccionará mejor.
  • Bébete el licuado poco a poco, y luego, cómete las ciruelas.

Jarabe de higos secos y ciruela

Higos para el estreñimiento

Los higos secos estimulan el intestino y son una fuente muy adecuada de fibra. Sus semillas internas y en forma desecada contienen unas propiedades perfectas para el estreñimiento. Combinados con la ciruela son un remedio excelente.

Ingredientes

  • 50 gramos de  ciruelas
  • 50 gramos de higos secos
  • ½ litro de agua

Preparación

  • Este preparado nos va a servir para dos o tres días. Podemos tomar medio vaso tanto por las mañanas como por las tardes. Entendemos que puede serte complicado encontrar higos secos. En ocasiones depende de la temporada y de los precios a los que se comercialicen. Pero si tienes oportunidad de adquirirlos, te aseguramos que este jarabe es muy efectivo.
  • Para empezar, en una cacerola pondremos el agua, la ciruela y los higos, dejándolo en remojo de 8 a 10 horas (mejor dejarlo preparado el día anterior).
  • Al día siguiente llevamos esta misma mezcla a ebullición, dejándola hervir a fuego lento para conseguir que el líquido sobrante se reduzca y la fruta se ablande. Obtendremos una especie de jugo con un olor agradable y dulzón.
  • Después, deja que se enfríe.
  • Por último, tritura la mezcla obtenida con ayuda de una batidora o de un robot de cocina. Tendrás un jarabe sabroso y muy adecuado que te ayudará a combatir el estreñimiento.

Jugo de betabel y berros

Jugo de betabel y berros para el estreñimiento

La remolacha es muy beneficiosa para la salud. Su pulpa carmesí dispone de una fuente muy sana de fibra y agua. 

Del mismo modo, los berros son ricos en vitaminas y betacarotenos. Esta planta pertenece a la familia de las crucíferas y estimula el intestino gracias a su alto componente en fibra.

Ingredientes

  • 1 betabel  (o remolacha) mediana
  • 1 manojito de berros
  • 2 naranjas
  • 1 cucharada de salvado

Elaboración

  • Empezamos lavando bien la betabel, para después, cortarla a láminas. La llevamos a la batidora y obtenemos su jugo.
  • Después lavamos las naranjas y las exprimimos para obtener también su jugo.
  • A continuación, mezclamos todos los ingredientes: el jugo de remolacha, el de naranja, los berros y el salvado. Lo llevamos a la batidora y lo mezclamos todo bien.
  • Colamos la mezcla y lo bebemos de inmediato.
  • Para acabar, puede que la mezcla te parezca algo extraña, pero te aseguramos que es tan sabrosa como beneficiosa. Si la bebemos por las mañanas durante una semana, nuestras evacuaciones se irán regulando, al mismo tiempo que mejoraremos nuestra digestión.

Elige el jugo o el jarabe que más sencillo o atractivo te parezca, aquel cuyos ingredientes te sean más fáciles de encontrar. Intenta ser constante al menos durante diez días y verás como poco a poco encuentras mejoría.

No olvides beber al día al menos 8 vasos de agua y hacer algo de ejercicio. De ese modo nuestro intestino irá moviéndose de nuevo evitando así el molesto estreñimiento.

  • Clifford, T., Howatson, G., West, D. J., & Stevenson, E. J. (2015). The potential benefits of red beetroot supplementation in health and disease. Nutrients. https://doi.org/10.3390/nu7042801
  • Ali, B. H., Blunden, G., Tanira, M. O., & Nemmar, A. (2008). Some phytochemical, pharmacological and toxicological properties of ginger (Zingiber officinale Roscoe): A review of recent research. Food and Chemical Toxicology. https://doi.org/10.1016/j.fct.2007.09.085
  • Noratto, G. D., Garcia-Mazcorro, J. F., Markel, M., Martino, H. S., Minamoto, Y., Steiner, J. M., … Mertens-Talcott, S. U. (2014). Carbohydrate-free peach (Prunus persica) and plum (Prunus domestica) juice affects fecal microbial ecology in an obese animal model. PLoS ONE. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0101723