Jaxon Buell, el bebé que nació sin una parte de su cerebro y que hoy desafía a la ciencia

Aunque los médicos les avisaron de que el bebé venía con malformaciones los Buell desecharon la idea de abortar y el pequeño Jaxon ya ha cumplido 13 meses

Jaxon Emmett Buell, un bebé que nació con una malformación cerebral grave, superó todo pronóstico médico. Ahora desafía a la ciencia al acabar de cumplir su primer año de edad, aunque las expectativas de vida tras su nacimiento fueron de unos cuantos días o, máximo, semanas.

Después de muchas pruebas y diagnósticos erróneos, los especialistas que llevan el caso pudieron determinar que padece una malformación llamada microhidrocefalia, la cual impide el adecuado desarrollo de su cerebro.

Esta grave condición interfirió en la formación de su cerebelo, lo que acarrea consecuencias posteriores en lo que tiene que ver con su equilibrio y coordinación; además, hizo que su tallo cerebral se formara más fino de lo normal, lo que a su vez genera un impacto negativo en el desarrollo motor.

Pese a la gravedad de su problema, su historia se hizo viral en todo el mundo y ahora se le conoce como el “bebé milagro”. Los médicos siguen albergando pocas esperanzas en cuanto a sus expectativas de vida, pero tras superar su primer año sus padres creen que podrá seguir avanzando.

La historia…

Malformación en bebé

Brittany y Brandon Buell, padres de Jaxon, se pusieron muy felices con la noticia del embarazo. Tristemente, al llegar a la semana 17 de gestación, fueron alertados sobre una malformación cerebral del feto, que reduciría al máximo sus probabilidades de vida.

Ante esto, los médicos les dieron la opción de interrumpir el embarazo o continuarlo, pero siendo conscientes del riesgo que implicaba.

Brandon, padre del pequeño, aseguró que la decisión de continuar el embarazo se tomó después de preguntarles a los médicos si el pequeño sufriría, o si eso pondría en peligro la vida de Brittany.

Como los especialistas respondieron que no, desecharon la idea de abortar.

Pese a que ambos son cristianos, Brandon asegura que si hubiese existido algún riesgo, la decisión habría sido distinta.

Jaxon, el bebé con la malformación

Desde que recibieron la mala noticia hasta que se hizo viral en todo el mundo, estos padres han recibido fuertes críticas que los tildan de “egoístas” por haber permitido que el bebé naciera a pesar de saber que iba a estar lleno de limitaciones.

Al respecto, el señor Buell hizo las siguientes declaraciones para el diario británico Daily Mail:

“¿Quiénes somos nosotros para decidir? Se nos había concedido un hijo, una oportunidad, y teníamos que hablar con él”.

“¿En qué momento elegir la vida se convirtió en un acto egoísta y condenable?”, agregó el progenitor.

Pese a que muchos no están de acuerdo, son más los que se han conmovido con la historia, asegurando que es otro de tantos milagros que la ciencia no puede explicar.

Una enfermedad sin cura

jaxon

Desde el mismo momento en que nació y durante tres semanas, Jaxon estuvo conectado a diversas máquinas en la unidad de cuidados intensivos, mientras los médicos trataban de establecer cuál era su condición.

Los especialistas determinaron que el pequeño no podría caminar, oír, ver o hacerles saber que tenía hambre. Efectivamente fue así. El bebé tiene que ser alimentado a través de un tubo de alimentación y sus limitaciones son cada día más complicadas.

Ahora, con poco más de 13 meses, el pequeño es un superviviente, pero debe seguir luchando contra todos sus problemas de salud.

Sus padres han recibido mucho apoyo a través de la página de Facebook “Jaxon strong”, que tiene más de 200 000 seguidores, y la página web GoFundMe  que ha servido para recaudar cerca de 100 000 dólares en donaciones, todas destinadas para costear todos los tratamientos médicos.

La enfermedad de Jaxon por ahora no tiene cura y, aunque ya ha cumplido un año, tiene muy pocas expectativas de vida. Los padres del bebé saben que necesitarán de un milagro más grande para poder conservar a su pequeño, dado que son conscientes de la gravedad de esta enfermedad.

Por ahora, además de cuidarlo de la mejor forma, los Buell disfrutan cada momento que pueden compartir con él.

El siguiente mensaje es una parte del texto que se puede apreciar en las webs mencionadas:

“Nuestro increíble y fuerte bebé, Jaxon, nació el 27 de agosto de 2014, está diagnosticado con microhidrocefalia, una malformación cerebral extrema para la que no existe cura. Jaxon ya ha demostrado lo fuerte, inteligente y especial que es al lograr hazañas que los médicos dudaban si sería capaz de hacer y muestra mejoras cada día. Acaba de lograr un récord milagroso con la celebración de su primer cumpleaños”.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar