Jelly cookies (Galletas de gelatina)

Mariela Ibarra 10 julio, 2015
Si deseas hacer galletas de diferentes colores y sabores es importante que dividas la masa en porciones. Si optas por hacerlas todas iguales puedes obviar este paso

Las Jelly Cookies, o galletas de gelatina, son una colorida y poco habitual forma de preparar galletas, además de tener una textura muy diferente.

Son, en general, muy sabrosas y perfectas para los más pequeños, aunque pueden darle ese toque diferenciador a algunos de tus banquetes y serán una excelente compañía para un té o chocolate.

Su forma de flor le darán ese toque divertido pero elegante y sus colores son perfectos para el verano. No te las pierdas, te enseñamos como prepararlas:

Ingredientes

  • 500 g de harina
  • 350 g de mantequilla
  • 250 g de azúcar
  • 1 cucharada de levadura
  • 1 huevo grande
  • Extracto de vainilla (opcional)
  • 8 cucharadas de gelatina

Preparación

ingredientes

  • Bate la mantequilla ayudándote con una batidora hasta que tengas una textura bien cremoso.
  • Una vez obtengas el resultado deseado debes incorporarle el azúcar y batirlo hasta que todos los cristales se hayan deshecho en la mezcla.
  • Posteriormente añade el huevo y, si lo deseas, el extracto de vainilla. Sigue mezclando hasta que obtengas un resultado suave y esponjoso.
  • En este momento puedes precalentar el horno a 180 °C centígrados. Que no se te olvide este paso, ya que, de lo contrario, le añadirás tiempo de más a la preparación.
  • En un recipiente aparte procede a incorporar los ingredientes en polvo, pero debes hacerlo de la siguiente forma:
    • Tamiza la harina y la levadura con un colador para deshacer los grumos e incorpóralas.
    • Reserva la gelatina para el siguiente paso.
  • Procede a incorporar la harina y la levadura a la mezcla que has preparado antes, ten en cuenta que esto debes hacerlo poco a poco, para evitar que se formen grumos, y bate generosamente hasta que conseguir una masa homogénea.
  • A continuación, divide la masa en 4 porciones y espolvorea cada una con 2 cucharadas de la gelatina que hayas seleccionado para tu preparación.
  • Amasa cada parte hasta que todos los ingredientes se encuentren perfectamente incorporados. No te preocupes si ves cristales de la gelatina, esto formará parte de la textura de la galleta, lo que debes lograr es que esta quede dispersa por todos los lugares de la masa.
  • Puedes usar colorantes para alimentos en caso de que quieras obtener unos colores más intensos en tus galletas, sin embargo esto dependerá del gusto de cada uno.
  • Una vez hayas terminado de amasar, forma bolitas con las porciones y aplástalas con algún elemento (por ejemplo, un bol).
  • Verás como se fractura en los bordes, esto es lo que le da la forma de flor que tienen estas galletas, aunque si prefieres puedes valerte de un cortador de galletas para darles la forma que elijas.
  • Pon las galletas en una bandeja para hornear y déjalas en el horno aproximadamente 10 minutos. Eso sí, vigílalas bien. No querrás que queden crudas o que se quemen.
  • Una vez estén listas retíralas del horno, déjalas enfriar y disfruta de estas extravagantes pero deliciosas galletas.

Consejos adicionales

jelly cockies 2
Autor: Vegan Feast Catering
  • Recuerda que para facilitar su incorporación la mantequilla debe estar a temperatura ambiente. Un truco que puedes usar es derretirla en el microondas y dejarla enfriar fuera del refrigerador antes de iniciar la preparación.
  • Te sugerimos preparar las galletas de diferentes colores, de esta forma su presentación será maravillosa. Para esto debes usar gelatina de diferentes colores y elaborarlas por separado.
  • Si lo prefieres, puedes usar gelatina neutra o sin sabor, aunque esto te obligará a usar endulzantes y saborizantes. En caso de que tomes esta opción, te recomendamos utilizar los de tipo natural y no los artificiales.
  • Este consejo aplica para aquellos que quieran preparar unas galletas con un sabor o color raro o diferente a los ofertados dentro de los sabores regulares de las gelatinas.
  • Se sugiere dividir la masa en cuatro porciones para preservar los colores de cada sabor de gelatina que hayas seleccionado, pero si usas gelatina neutra puedes amasar primero toda la masa y después dividir en porciones para aplicar los colorantes y saborizantes.
  • Puedes batir los ingredientes manualmente, aunque esto te tomará más tiempo.
  • Hay quienes le adicionan un poco de leche o yogur natural para facilitar el proceso, pero esto afectará significativamente el tiempo de horneado y, de agregar demasiado, se estropeará la masa.

Imagen cortesía de Vegan Feast Catering.

Te puede gustar