Jengibre, ajo y miel: el mejor remedio para el colesterol alto

29 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Carlos Fabián Avila
El colesterol alto puede derivar en la aparición de enfermedades cardiovasculares, las más mortales a nivel mundial, por lo que hay que mantener sus niveles bajo control para evitar complicaciones.
 

Se dice que la mezcla de jengibre, ajo y miel es un buen remedio para el colesterol alto. Por ello, muchas personas se han animado a prepararlo e incluirlo dentro de la dieta.

A continuación te comentaremos con más detalle todo lo que necesitas saber sobre los ingredientes de este remedio y su potencial para mejorar tu salud, según la evidencia científica.

¿Qué debes hacer si tienes el colesterol alto?

Si te han diagnosticado colesterol alto, es importante que mejores tus hábitos de vida cuanto antes. La combinación perfecta viene a ser alimentación saludable y ejercicio. A la par de ello, deberás dejar el tabaco y minimizar (o eliminar) el consumo de bebidas alcohólicas.

Algunas propuestas que pueden inspirarte a la hora de mejorar tus hábitos alimenticios son el plato de Harvard y la dieta mediterránea. Sin embargo, lo más importante es que sigas las recomendaciones de tu médico tratante. 

 

Los expertos de la Fundación Española del Corazón realizan algunas recomendaciones:

  • Sustituir los lácteos enteros por los desnatados; la mantequilla por el aceite de oliva y las carnes grasas por carnes magras con poca grasa.
  • La grasa saturada es conveniente reducirla. Lo recomendable es que sea menos de un 10 % de la dieta.
  • Aumentar el consumo de pescado azul.
  • Ingerir menos de un 7 % de grasa poliinsaturada.
  • Limitar la grasa monoinsaturada a un 15-20 % de la dieta.
  • Consumir menos de 300 mg de colesterol, 50-55 % de hidratos de carbono y un 15 % de proteínas.
  • Tomar 20-30 g de fibra y las calorías suficientes para mantener un peso adecuado.

Remedio de jengibre, ajo y miel para regular el colesterol

Según creencias, la combinación de jengibre, ajo y miel puede ayudar a regular el colesterol dado que a los tres ingredientes se les atribuyen propiedades antioxidantes.

De acuerdo con los expertos de la Fundación Española de la Nutrición (FEN):

  • La miel es un alimento que aporta azúcares, aminoácidos, los taninos, la glucosa y los alcaloides. ha sido un alimento muy valorado por sus múltiples aplicaciones terapéuticas.
 
  • El ajo aporta proteínas, yodo, fósforo, potasio, vitamina B6 y compuestos sulfurados. Durante mucho tiempo se le atribuyeron diversas propiedades, sin embargo, los estudios demostraron que habían muchos mitos en torno a este alimento.
  • El jengibre aporta proteínas, vitaminas (B1, B2, B3, B5, B6, B9, C), magnesio, potasio, calcio, hierro, manganeso, zinc, fósforo y sodio. Aunque tiene propiedades beneficiosas para la salud, hay que estar atento a sus contraindicaciones.
  • Por lo tanto, si bien son ingredientes saludables, que pueden contribuir a complementar la dieta, no existe evidencia de que su combinación sea 100 % eficaz en el tratamiento del colesterol.

Ingredientes

  • 4 dientes de ajo
  • 1 taza de miel (100 g)
  • 8 tazas de agua (2 litros)
  • 3 centímetros de raíz de jengibre
  • ½ taza de jugo de limón (125 ml)

Preparación

  • Pela muy bien los ajos y añádelos a un procesador de alimentos juntos con los trozos de raíz de jengibre.
  • Licúa por unos minutos hasta obtener una mezcla homogénea.
 
  • Extrae el jugo del limón hasta llegar a media taza y agrégala a la mezcla junto a los 2 litros de agua.
  • Finalmente, añade la taza de miel y licúa.
  • Cuela la bebida si es necesario y viértela en un frasco de vidrio.
  • Déjala reposar por, al menos, 5 días en lugar fresco y a la sombra. También puedes refrigerarlo si así lo prefieres.

Modo de consumo

  • Tomar una cucharada en ayunas.
  • También se puede diluir la cucharada en un vaso con agua tibia y consumir junto con el desayuno.
  • Evitar consumir más de 1 cucharada al día, ya que la miel es un alimento con una gran cantidad de calorías.
  • El jengibre está contraindicado en algunos casos, por ello es indispensable informarse bien antes de empezar a consumirlo.

Nota final

Aunque el hígado sea productor de colesterol, el que proviene de los alimentos es el que afecta en mayor parte a nuestro organismo. Así que, ¡cuida lo que comes!

Recuerda asistir anualmente a un control con tu médico de cabecera para que chequee tus niveles de colesterol, triglicéridos y azúcar en sangre. Si formas parte del grupo de riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, debes asistir al médico con más frecuencia.

 
  • Thomson, M., Al-Qattan, K. K., Al-Sawan, S. M., Alnaqeeb, M. A., Khan, I., & Ali, M. (2002). The use of ginger (Zingiber officinale Rosc.) as a potential anti-inflammatory and antithrombotic agent. Prostaglandins Leukotrienes and Essential Fatty Acids. https://doi.org/10.1054/plef.2002.0441

  • Choudhary, A., & Verma, R. J. (2005). Ameliorative effects of black tea extract on aflatoxin-induced lipid peroxidation in the liver of mice. Food and Chemical Toxicology. https://doi.org/10.1016/j.fct.2004.08.016

  • Bogdanov, S., Jurendic, T., Sieber, R., & Gallmann, P. (2008). Honey for nutrition and health: A review. Journal of the American College of Nutrition. https://doi.org/10.1080/07315724.2008.10719745