Joan Massagué descubre el origen de la metástasis

01 Febrero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto
Joan Massagué, el español que lidera un grupo de investigación en el Instituto Sloan Kettering, ha descubierto el mecanismo de las metástasis cancerosas. Un gran avance que podría cambiar la forma de tratar el cáncer.

Joan Massagué podrá ser recordado como el hombre que descubre el origen de las metástasis del cáncer. Un avance científico fenomenal que viene a explicar la forma en la cual las células atípicas del cáncer se instalan en otros órganos.

Este científico español comanda un grupo de investigación en el prestigioso Instituto Sloan Kettering de la ciudad de Nueva York. Allí vienen investigando cuestiones relativas a las neoplasias desde hace mucho tiempo. Este nuevo descubrimiento es parte de un largo camino recorrido.

Básicamente, al lograr explicar que las células tumorales replican la forma que tiene el cuerpo para sanar heridas en pos de generar metástasis, se ha cambiado el paradigma. Como explicaremos en este artículo, la medicina tenía otro concepto sobre este temática.

El avance es importantísimo porque 9 de cada 10 enfermos oncológicos mueren a causa de las metástasis. La publicación de la investigación en la revista Nature Cancer es la confirmación de que hay una esperanza para reducir esta mortalidad.

Como veremos a continuación, el eje central del descubrimiento es la capacidad de los tumores de fabricar la molécula L1CAM. Es la misma sustancia que los tejidos dañados del cuerpo elaboran para sanar heridas. De allí también la sorpresa.

¿Qué son las metástasis?

Repasemos, primero, qué es una metástasis, para poder entender el descubrimiento de Joan Massagué.

Las metástasis son las apariciones de un tumor primario en un órgano o tejido distinto al primero que le dio origen. Las células migran desde la localización original del cáncer para instalarse en otro lugar y anidar.

Si bien parece algo lógico y esperable en la evolución del cáncer, las investigaciones al respecto coinciden en que no es tan fácil para una neoplasia causar metástasis.

Una célula metastásica debe ser capaz de separarse del tumor primario, viajar por el organismo, encontrar un sitio que la reciba, y anidar correctamente. Si uno de estos pasos falla, no hay metástasis.

Los distintos cánceres tienen lugares puntuales donde tienden a generar metástasis. El cáncer de mama, por ejemplo, presenta como lugar habitual de diseminación a los huesos y los pulmones. También, el cáncer de próstata origina tumores secundarios óseos.

En el hígado suelen anidar los cánceres de pulmón y el cáncer de colon. De todas maneras, cualquier tejido puede resultar siendo receptor de una neoplasia.

Metástasis
Las metástasis óseas son una evolución habitual en algunos cánceres, como el de mama y el de próstata.

Sigue leyendo: Metástasis cerebral: qué es y cuál es su tratamiento

Lo que se creía antes sobre las metástasis

Lo que descubre Joan Massagué sobre el origen de las metástasis da por tierra con creencias previas en el ámbito de la medicina. En cierto modo, es un giro total en el conocimiento científico.

Tradicionalmente, se asumía que el cáncer tenía un componente genético de mutación que redundaba en las metástasis. Las células tumorales migrarían por su capacidad de mutar y, así, enlazar con otro tejido.

Desde la década de 1980, este conocimiento tradicional ya era cuestionado, aunque persistió como el aceptado. Un investigador llamado Harold Dvorak hablaba de las metástasis como procesos de injurias que no lograban sanar correctamente, lo cual se vincula al concepto del descubrimiento de Joan Massagué y su equipo.

En el nuevo paradigma que inaugura esta investigación, el origen de las metástasis se atribuye a una reprogramación celular, pero no a una mutación. Esto significa que las células tumorales no mutan, sino que prenden o apagan genes que ya poseen, para migrar y anidar en otro lado.

Al reprogramarse, algunas células homologan su comportamiento a las células madres. Por eso, generan afinidad con un tejido distinto.

Origen de la metástasis
No se trata de mutaciones genéticas las que dan origen a las metástasis, sino la reprogramación.

Descubre más: ¿Sabes cuáles son las bases genéticas del cáncer?

Lo que Joan Massagué descubre sobre el origen de las metástasis

El equipo de Joan Massagué estudia las metástasis desde hace años. Antes de indagar el origen de dicho proceso, sabían que de todas las células neoplásicas, solo el 1 % es capaz de migrar y formar metástasis.

Esta prevalencia tan baja los condujo a la pregunta sobre por qué tan pocas células eran capaces de hacerlo. Y la investigación apuntó en ese sentido. Así fue que llegaron a indagar en la molécula L1CAM, de la cual se sabía previamente que estaba expresada en células metastásicas.

La sustancia L1CAM no se produce en los tejidos sanos del cuerpo, pero sí en las células epiteliales dañadas. El cuerpo humano utiliza a L1CAM para reparar heridas, reuniendo células entre sí.

Las metástasis expresan L1CAM para lograr la adherencia, digamos que simulando el proceso de reparación de heridas que sucede normalmente. Por eso, el equipo investigador ha definido al mecanismo de las metástasis como la reparación de una herida que no es tal, en un lugar que no está herido.

Un segundo estudio del grupo liderado por Joan Massagué, también publicado en Nature, viene a confirmar que las metástasis son por reprogramación. Además de L1CAM, las células metastásicas producen otras moléculas idénticas a las que el cuerpo emplea para rellenar las heridas y formar cicatrices.

  • Raveh, Shani, Nancy Gavert, and Avri Ben-Ze’ev. "L1 cell adhesion molecule (L1CAM) in invasive tumors." Cancer letters 282.2 (2009): 137-145.
  • Altevogt, Peter, Kai Doberstein, and Mina Fogel. "L1CAM in human cancer." International journal of cancer 138.7 (2016): 1565-1576.
  • Kiefel, Helena, et al. "L1CAM: a major driver for tumor cell invasion and motility." Cell adhesion & migration 6.4 (2012): 374-384.