Joven de 17 años estuvo cerca de morir por el síndrome de shock tóxico causado por el uso de tampones

Esta joven desarrolló el síndrome de shock tóxico aun siguiendo las indicaciones de los fabricantes de tampones, ya que asegura que cambiaba el tampón antes de las 8 horas indicadas

 

El síndrome de shock tóxico es un trastorno poco común que se produce por una toxina bacteriana, la cual conduce a consecuencias fatales en el paciente.

Puede producirse por varias especies de bacterias, entre las que se incluyen el Staphylococcus aureus y Streptococcus pyogenes.

La enfermedad comenzó a encender las alertas desde finales de la década de 1970, tras determinarse que su incidencia era mayor entre las mujeres que utilizaban tampones durante su periodo menstrual.

Los casos más recientes han confirmado dicho vínculo y han sido fuente de debate sobre la seguridad que ofrece este producto de higiene femenina.

Uno de los casos más recientes ocurrió en Ventura, California, donde una joven de 17 años estuvo cerca de morir por desarrollar esta enfermedad.

Los detalles fueron recopilados en una reciente publicación del Daily Mail y lo que más llama la atención es que ella asegura que contrajo la infección a pesar de haberlos cambiado antes de las 8 horas recomendadas.

La historia…

joven-infeccion-mortal

Cables Peyton, la protagonista de esta historia, tenía tan solo 15 años cuando contrajo una extraña enfermedad que en un principio le fue mal diagnosticada como virus.

Al empeorar los síntomas tuvo que ser trasladada de urgencia al hospital, pasando a sufrir una gran debilidad muscular y fiebre muy elevada.

No olvides leer: Remedios caseros que te pueden ser de gran utilidad para bajar la fiebre

En el hospital, mientras vomitaba en repetidas ocasiones, los médicos notaron que su cuerpo empezaba a inflamarse y cómo se le aceleraban los latidos del corazón.

Tras ser remitida a cuidados intensivos, los médicos determinaron que estaba padeciendo síndrome de shock tóxico y, debido al envenenamiento de su sangre, sus riñones y el hígado habían empezado a fallar.

Para tratar de salvarle la vida, se le suministraron una serie de antibióticos que, milagrosamente, dieron resultado.

Los médicos aseguraron que la infección mortal se produjo por el uso inadecuado de tampones femeninos, pero ella asegura que no los utilizó más de las horas recomendadas.

Ahora, a los 17 años, ha sentido que era su deber compartir su historia con muchas otras chicas para advertir sobre los peligros de esta enfermedad.

Revelando una serie de imágenes en las que se ve internada en el hospital, busca encender las señales de alerta para que muchas tomen medidas preventivas.

joven-shok-toxico

Cuando esta joven empezó a sentirse mal en junio de 2013 durante su periodo menstrual, al principio le restó importancia porque apenas se estaba recuperando de una fiebre glandular, para la cual estaba ingiriendo esteroides.

Se sentía cómoda usando tampones y nunca pensó que de ahí se derivaría una terrible pesadilla que por poco le quita la vida.

En su primera revisión la enfermera le dijo que era probable que sus síntomas se derivaran del ataque de un virus.

Sin embargo, le pidió unos análisis de sangre, en los que dio anemia, una condición en la que disminuyen los índices de hierro, aumentando el riesgo de infecciones.

Pero más tarde, cuando la enfermera se fue, Cables empezó a tener graves dificultades para caminar y una fuerte debilidad.

Por la complejidad de sus síntomas, su abuela la llevó al hospital, ya que sus padres y su hermano se encontraban en ese momento en Alemania.

En cuanto se enteraron de que la joven estaba luchando por sobrevivir, tomaron un vuelo para acompañarla en este proceso.

Con la fuerza que caracteriza a todo superviviente, la joven californiana ahora recuerda que tuvo que atravesar momentos muy dolorosos en su proceso de recuperación.

No le dejaban comer ni beber nada, por lo que el hambre se sumaba a los fuertes síntomas causados por la afección.

Le restablecieron la dieta después de dos días. La joven no dejaba de llorar, ya que sentía mucho dolor cada vez que intentaba comer algo.

Tras superar tan difícil experiencia, a Cables le prohibieron el uso de tampones y ella ha tratado de informarse para compartir en detalle lo que le ocurrió.

Su recuperación ha sido muy satisfactoria y los médicos reconocen que es un verdadero milagro por el grado de gravedad que tenía cuando se empezó a tratar la infección.

Visita este artículo: Cómo tratar las infecciones del tracto urinario utilizando semillas de pomelo

“Nunca se me había ocurrido a que a los 15 me gustaría ser una superviviente, pero todo sucede por una razón”  –aseguró.

Ahora, agradecida por la nueva oportunidad que le ha dado la vida, Cables Peyton espera ingresar a la universidad a finales de este año.