El juego según cada etapa de crecimiento del niño

El juego es una actividad imprescindible para el desarrollo de las habilidades físicas y psicológicas de los niños. En cada etapa de crecimiento tiene una evolución que sirve como indicador de las destrezas que se van consolidando.

Los juegos según la edad del niño varían y se vuelven un elemento indispensable para el desarrollo de sus habilidades. Aunque pareciera que su único fin es el entretenimiento, en realidad desempeñan un papel principal en su proceso de aprendizaje y adaptación a la vida.

A través de estas actividades se genera un estímulo que fortalece las destrezas motoras, la autorregulación y las competencias sociales. Además, se convierte en el medio favorito de los menores para exteriorizar sus miedos, alegrías y necesidades.

Debido a esto, cada edad tiene un tipo de juego característico, que surge de forma espontánea en el niño conforme va explorando y aprendiendo. ¿Por qué es tan importante conocer su evolución? Pues bien, sea cual sea la actividad, los padres siempre serán una guía. Por esto, es fundamental que cada uno se involucre en el juego y sus respectivos cambios.

Importancia de los juegos según la edad del niño

Niños jugando en el campo en verano.

Desde el nacimiento es muy importante estimular a los niños a través del juego. Aunque ellos relacionarán esta actividad con la diversión, más allá de eso es un elemento imprescindible para su desarrollo integral. Jugar es un ejercicio con muchos beneficios para la salud física y psicológica del menor; es la manera en cómo consigue dominar muchas de sus habilidades.

Beneficios del juego para el niño

  • Desarrolla su capacidad de coordinación psicomotriz y motricidad gruesa y fina.
  • Fortalece su salud inmunitaria, ósea y muscular.
  • Le permite adaptarse a su entorno y aprender a relacionarse con los demás.
  • Estimula el desarrollo sensorial y mental.
  • Aumenta la creatividad e imaginación.
  • Es una vía para canalizar sus emociones, pues los niños aprenden a manifestarlas a través de este.
  • Fortalece los instintos naturales.
  • Favorece el desarrollo del lenguaje y las relaciones afectivas.
  • Ayuda a la convivencia familiar y fortalece el vínculo padres e hijo.
  • Permite que el niño asimile el concepto de ganar o perder.
  • Forma hábitos de cooperación.
  • Hace que los bebés y niños pequeños aprendan a conocer su cuerpo y entorno.
  • Mejora la capacidad para solucionar problemas.

¿Cómo es el juego en el niño?

De acuerdo con el psicológico Jean William Fritz Piaget, los juegos según la edad de los niños pueden ser funcionales, de construcción, de reglas, de roles o didácticos. Cada uno se desarrolla en una etapa de crecimiento del niño distinta y, por ello, es importante saber elegir los juguetes que reúnen dichas características, en función de la edad.

Los juegos también tienen otras cualidades que, como padres, es bueno tener en cuenta:

  • Son simbólicos, porque representan la realidad.
  • Significativos, ya que se asocian con experiencias.
  • Activos, porque le permite al niño ejecutar acciones.
  • Placenteros, pues para ellos es muy divertido.
  • Voluntarios, porque están motivados por su curiosidad.

Tipos de juego según cada etapa de crecimiento del niño

Los juegos según la edad del niño van cambiando, adaptándose a las aptitudes y actitudes que adquieren conforme crecen. Cuánto más desarrolla sus capacidades físicas y mentales, el juego se va volviendo más sofisticado. De este modo, más que un elemento para el entretenimiento, el juego se vuelve un indicador del nivel de desarrollo del bebé y el niño.

Juegos de tipo motor: desde 0 hasta 2 años

Juegos para bebés.

Los juegos de tipo motor son aquellos que se dan desde los primeros días de vida hasta, más o menos, los dos años. Su característica principal es que implica la realización de todo tipo de movimiento con el cuerpo o con juguetes que el niño tiene a la mano. Su práctica resulta esencial para alcanzar habilidades motoras organizadas y complejas.

Juegos simbólicos: desde los 36 meses

Cuando los niños aprender a observar e interpretar, se producen los juegos simbólicos. Estos, a menudo, son el resultado de su introducción en la ficción y la fantasía, por ejemplo, al ver la televisión. En este tipo de juegos según la edad del niño desarrollan la creatividad e imaginación, pues cualquier elemento se transforma en otra cosa: un cojín hace de cama, una caja de mesa, etc.

Te interesa leer: La importancia de alimentar la creatividad de nuestros hijos

Juegos de construcciones: niños 5 a 7 años

Juguetes para niños de 3 a 6 años.

Gran parte de la creatividad y las habilidades motoras se han consolidado en esta etapa de crecimiento del niño. Por esto, con las herramientas apropiadas, él puede construir decenas de cosas que se le pasan por la mente. Los juguetes didácticos comienzan a ser muy útiles en este momento.

Juegos de reglas: a partir de los 7 años

A partir de los 7 años de edad, el niño inicia una etapa en la que ya es consciente del entorno en que se encuentra y del grupo de ideales que le rodea. Sus relaciones con otros niños empiezan a ser claves para fomentar la cooperación y la convivencia, pues se inician en los juegos grupales y de reglas (deportes, juegos de mesa, entre otros).

Debes leer: Los riesgos en un concurso de belleza infantil

Finalmente no hay que pasar por alto el papel que desempeñan los padres en todas estas etapas. Es importante involucrarse en los juegos según la edad del niño y dejarlos jugar todos los días. Además, es bueno estimular su imaginación y fantasía, siempre tratando de recordar la diferencia que hay entre el juego y la realidad.