Jugo antioxidante para proteger el corazón

Los antioxidantes nos permiten reducir el impacto de los radicales libres, que son los culpables de que se debilite nuestro sistema inmunitario así como de otras muchas enfermedades.

Para poder aprovechar el poder de los antioxidantes, no hay más que recurrir a los alimentos naturales y frescos. Te proponemos una combinación en concreto: cúrcuma, jengibre, frutas cítricas, zanahorias y pepino, que vienen a ser los ingredientes de un excelente jugo antioxidante.

Hoy en día, es bien sabido que los antioxidantes son un tipo de sustancia muy beneficios para el organismo. Y dado que se obtiene a través de la comida (con lo cual toman el nombre de ‘antioxidantes dietéticos’), muchas personas se animan a incorporar más alimentos de calidad a su dieta y también, mejorar sus hábitos alimenticios.

Patthamakanokporn, Puwastien, Nitithamyong y Sirichakwal aportan la siguiente definición: un antioxidante dietético es una sustancia que forma parte de los alimentos de consumo cotidiano y que puede prevenir los efectos adversos de especies reactivas sobre las funciones fisiológicas normales de los humanos.

Así pues, los antioxidantes tienen la capacidad de reducir el impacto de la reacción química de los radicales libres en el organismo, con lo cual evitan que estas moléculas dañen las células del organismo.

Los radicales libres son unas moléculas que se producen tras la degradación de los alimentos en el organismo, por la contaminación ambiental, el humo del tabaco y la radiación.

Se acumulan progresivamente en el organismo y, a largo plazo, pueden provocar daños en el organismo, desde una piel con mal aspecto hasta problemas del corazón.

Por ende, los antioxidantes son una sustancia esencial para prevenir un gran número de enfermedades y mantener una buena salud. A continuación te contamos más al respecto.

El poder de los antioxidanes dietéticos

bebida antiinflamatoria con cúrcuma

Cúrcuma

La cúrcuma es una poderosa especia se caracteriza por tener más 300 antioxidantes, además de una poderosa acción analgésica y antiinflamatoria que puede reducir dolores, mejorar la salud del corazón, combatir problemas digestivos y reforzar el sistema inmunitario.

Jengibre

Esta poderosa raíz es rica en una gran cantidad de antioxidantes que previenen el envejecimiento prematuro y mejoran la salud cardiovascular y digestiva. También tiene una fuerte acción antiinflamatoria, recomendada para aliviar dolores y espasmos.

Frutas cítricas: limones y naranja

Los cítricos se caracterizan por ser muy ricos en diferentes tipos de antioxidantes, entre los que se destacan, principalmente, la vitamina C, los citroflavonoides, betacarotenos o las vitaminas del complejo B, entre otros. Son muy buenos para la salud del corazón, mejorar la circulación, reforzar el sistema inmunitario, entre otros.

Zanahorias

Se caracterizan especialmente por sus contenidos de antioxidantes como betacarotenos (pro-vitamina A), vitamina E (tocoferol) o vitamina C, entre otros. Está recomendada para prevenir el envejecimiento prematuro, fortalecer el sistema inmunitario y cardiovascular.

Pepino

El pepino se conoce por su alto poder depurativo, gracias a la cantidad de agua y fibra que lo componen. Además de eso, también está considerado como un alimento rico en antioxidantes, entre los que se destacan, principalmente, los estenoles y las vitaminas A, B, C y E.

Este alimento es bueno para reducir el impacto de los radicales libres en el organismo en la piel, así como mejorar la digestión y reducir la inflamación.

Receta del jugo antioxidanteEl jugo antioxidante para proteger el corazón.

El jugo antioxidante consiste en una mezcla de frutas, vegetales y especias que, en conjunto, le brindan al organismo un buen aporte nutricional. Si su consumo se realiza de forma regular, esto puede brindar beneficios a largo plazo, incluyendo una mejor salud cardiovascular.

Cabe destacar que, una vez se termina de preparar, es recomendable disfrutarlo al momento, para aprovechar al máximo las propiedades que ofrecen los ingredientes.

Ingredientes

  • 1 naranja (30 g).
  • 2 limones (70 g).
  • 5 zanahorias (30 g).
  • 1 pepino pequeño (20 g).
  • 1 trozo de raíz de jengibre, fresca (5 g).
  • 2 cucharaditas de cúrcuma (10 g).
  • 1 vaso de agua (250 ml).

Preparación

  • Lava y escurre bien las zanahorias y el pepino.
  • Aparte, corta los limones por la mitad y extrae el zumo. Haz lo mismo con la naranja.
  • Pela la raíz de jengibre y córtala trozos medianos.
  • Pelas las zanahorias y el pepino y procede a cortarlos en rodajas. Es importante que las zanahorias queden en rodajas finas.
  • Lleva todos los ingredientes a la licuadora, añade el agua y procesa todo hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Si deseas que la bebida sea menos espesa, añade un poco más de agua y vuelve a licuar.
  • Sirve y disfruta al momento.

Para obtener sus beneficios, consume una vez al día, por lo menos 3- 4 días a la semana. Preferiblemente, media hora antes del desayuno.

colesterol

Recuerda

Ningún alimento o bebida, como el jugo antioxidante, son capaces de curar ninguna enfermedad. Se trata simplemente de un complemento a la dieta. Por ello, no se debe depender exclusivamente de esta bebida para tratar afecciones, independientemente de su índole.

Para proteger tu corazón correctamente es necesario mantener buenos hábitos, con lo cual, hay mucho más por hacer que consumir una bebida nutritiva. Si tienes dudas acerca de qué debes hacer, consulta con tu médico.

  • Patthamakanokporn, O., Puwastien, P., Nitithamyong, A ., Sirichakwal. P. Changes of antioxidant activity and total phenolic compounds during storage of selected fruits. J Food Composition Analysis. 2008; 21, 241-8.