Jugo reparador con aloe vera, jengibre y mango para limpiar el colon

Dadas las propiedades laxantes de sus ingredientes, este jugo es ideal para aliviar el estreñimiento y depurar el colon sin tener que recurrir a químicos.

A pesar de que es un órgano capaz de cumplir con sus funciones sin ayuda cuando está sano, no está de más limpiar el colon de vez en cuando.

El colon es una parte muy importante del sistema digestivo, no solo porque asimila los nutrientes que no absorbe el intestino delgado, sino porque almacena y elimina los residuos que el organismo no necesita.

Entre otras cosas, también es clave en el sistema inmunitario, los procesos inflamatorios y diferentes funciones que comprometen otros órganos del cuerpo.

Sin embargo, a veces puede presentar dificultades, como cuando se altera su flora bacteriana o debido al exceso de acidez o alguna enfermedad digestiva crónica.

En vista de ello, es primordial prestarle atención, mantener una serie de hábitos alimenticios saludables y complementar la dieta con depurativos naturales que apoyen sus funciones.

A continuación, te compartimos la receta de un jugo reparador que, gracias a la combinación de las propiedades de sus ingredientes, ayuda a fortalecer y limpiar el colon.

Una bebida para limpiar el colon

ingredientes para limpiar el colon

Esta bebida saludable combina las propiedades ligeramente laxantes que tienen el gel de aloe vera, el jengibre y el mango. Tras ser asimiladas, ayudan a remover los desechos que se acumulan en el colon.

Como resultado, obtenemos una significativa fuente de fibra dietética, antioxidantes y minerales esenciales que resultan claves para un óptimo funcionamiento de este órgano.

  • Cuenta con propiedades antiinflamatorias y digestivas cuya acción reduce la irritación del colon y problemas como el estreñimiento.
  • Es ideal para regular el pH estomacal, dado que controla la producción de jugos ácidos y previene trastornos como las úlceras y la gastritis.
  • Sus compuestos prebióticos alimentan la flora bacteriana intestinal, con lo cual aumenta la presencia de las bacterias saludables que protegen el sistema ante agentes como los virus y parásitos.
  • Su concentración de vitaminas A, B y C ayuda a prevenir la aparición de infecciones.
  • Aporta minerales como el potasio, el magnesio y el calcio, los cuales ayudan a regular los niveles de electrolitos y la presión arterial.
  • Sus fitonutrientes inhiben el impacto negativo de los radicales libres, a la vez que estimulan su descomposición y protegen las células.
  • Por si fuera poco, su consumo prolonga la sensación de saciedad, lo cual es determinante cuando se desea bajar de peso.

Jugo de aloe vera, jengibre y mango

propiedades-del-mango-africano

Ingredientes

  • 1 mango maduro.
  • 1 vaso de agua (250 ml).
  • 6 cucharadas de aloe vera (60 g).
  • 1 cucharadita de jengibre rallado (5 g).
  • 3 cucharaditas de miel de abeja (25 g).

Preparación

  • Extrae el cristal de aloe y límpialo. Asegúrate que no le queden vetas.
  • Aparte, pela y corta el mango en trozos pequeños.
  • Pela y ralla el jengibre.
  • Lleva todos los ingredientes a la licuadora y procesa hasta obtener una mezcla cremosa y homogénea.
  • Endulza con la miel, remueve unas cuantas veces y sirve.

Modo de consumo

  • Como parte de un plan para limpiar el colon, bebe este jugo en ayunas durante 2 semanas seguidas.
  • Para lograr buenos resultados, es fundamental adoptar una dieta saludable y baja en grasa, preferiblemente rica en frutas y vegetales.
  • Además, como complemento del tratamiento, lo ideal es beber de 6 a 8 vasos de agua al día.

A tener en cuenta

El consumo regular de este jugo nos permite aliviar esa incómoda sensación de pesadez que puede aquejarnos cuando el colon está sobrecargado de toxinas.

Es ideal para calmar los síntomas de la indigestión y, de paso, promover el movimiento intestinal. Y a diferencia de los laxantes sintéticos, no provoca efectos secundarios indeseados.

¿Estás listo para probarlo? Si aún no depuras tu colon, prepara esta receta saludable y consúmela según las recomendaciones dadas.

En tan solo 2 semanas sentirás tu vientre desinflamado y, lo más importante, tus funciones intestinales estarán restablecidas.

Finalmente, recuerda no consumir más de un vaso al día, ya que por su efecto laxante podría provocar efectos contraproducentes.