Jugos naturales para tratar las úlceras

Puesto que para mejorar las úlceras es conveniente comer cada poco tiempo, estos jugos naturales pueden ser una de las colaciones que nos ayuden a neutralizar los ácidos estomacales

En el momento en el que la membrana que recubre el estómago se daña o lesiona aparecen las llamadas “úlceras”.

Esta condición es más frecuente en los adultos y provoca mucho malestar o dolor, sobre todo después de comer. En este artículo te contamos cuáles son los jugos naturales más eficaces para tratarla. ¡Toma nota!

Recetas de jugos caseros para úlceras

Las úlceras son una erosión en los tejidos estomacales y en sus etapas iniciales no presenta síntomas pero, a medida que va empeorando el cuadro, la persona experimenta acidez, molestias y dolores.

Si tienes este problema puedes probar con alguno de estos jugos naturales, que alivian los síntomas en pocos minutos:

Jugo de col y apio

Este rico batido no solo es nutritivo sino que, además, incluye ingredientes con capacidad de reducir los síntomas de las úlceras. Es aconsejable beberlo todos los días, pero nunca con el estómago vacío.

Ingredientes

  • 1 rama de apio.
  • ½ col verde.
  • 2 tazas de agua (500 ml).

Preparación

  • Lava bien las verduras y trocéalas en pedazos medianos.
  • Coloca en el vaso de la licuadora y añade el agua.
  • Procesa durante unos minutos, hasta formar una mezcla homogénea.
  • Filtra y vierte en una botella o jarra.
  • Deberás beber este jugo en cinco tomas diarias: a media mañana, en el almuerzo, a media tarde, en la cena y antes de dormir.

¿Quieres conocer más? Lee: 7 consecuencias de dormir poco

Jugo de plátano y papaya

Jugo de plátano y papaya

Este batido es refrescante, nutritivo, saciante y, además, es muy adecuada para las personas que sufren úlceras. Puedes beberlo en cualquier época del año.

Ingredientes

  • 1 plátano.
  • 1 rodaja de papaya.
  • 1 vaso de agua (200 ml).

Preparación

  • Pela el plátano y córtalo en rebanadas.
  • Corta la rodaja de papaya, retira las semillas y la cáscara y pica.
  • Coloca las frutas en el vaso de la licuadora y añade el agua.
  • Mezcla bien durante unos instantes.
  • Bebe de inmediato y repite el procedimiento otra vez más en el día (por ejemplo, puedes consumirlo a la mañana y a la noche).

Jugo de melón y kiwi

Otra opción más que interesante para los pacientes con úlceras, pero también para aquellos que sienten el estómago pesado tras las comidas o que suelen hacer cenas demasiado copiosas. Este batido protege el recubrimiento del estómago.

Ingredientes

  • ¼ melón.
  • ½ kiwi.
  • 2 vasos de agua (500 ml).

Preparación

  • Corta el melón y retira la pulpa. Pica para facilitar el licuado.
  • Pela el kiwi y trocea la pulpa.
  • Coloca las dos frutas en el vaso de la licuadora y añade el agua.
  • Mezcla unos minutos hasta que quede un jugo homogéneo.
  • Bebe en seguida. Puedes consumir hasta dos vasos al día.

Jugo de zanahorias y col

Batido-de-zanahoria-y-col-morada

Puede ser un batido que lleves a todos lados en verano, o una buena manera para ingerir más verduras crudas en invierno. Además, es perfecto para aliviar los síntomas de la gastritis.

Ingredientes

  • 2 zanahorias.
  • 1 hoja de col blanca.
  • 1 vaso de agua (200 ml).

Preparación

  • Pela y trocea las zanahorias.
  • Lava la hoja de col y córtala en tiras.
  • Echa las zanahorias y la col en el vaso de la licuadora y añade el agua.
  • Bate por algunos minutos, cuela y bebe de a sorbos entre las comidas.

Jugo de patatas

Esta verdura contiene mucho agua cuando está cruda y por ello se usa para tratar problemas en la piel.

En el uso interno, tiene la capacidad de sanar las heridas y lesiones provocadas por las úlceras en el estómago.

Ingredientes

  • 1 patata pequeña
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Pela la patata y córtala en rebanadas.
  • Pon en el vaso de la licuadora junto con el agua y mezcla bien.
  • Bebe todos los días, durante dos semanas seguidas.

Consejos para tratar las úlceras

Además de los jugos y batidos, podemos reducir la acidez o las molestias causadas por esta condición si incorporamos a nuestra dieta ciertos alimentos y modificamos algunos hábitos cotidianos:

Consumir más fibras

Consumir más fibras

Una dieta repleta de verduras, frutas y cereales integrales sirve para evitar ataques severos o dolores estomacales incapacitantes.

Si la úlcera es demasiado grande podemos ingerir estos alimentos en forma de purés, batidos o papillas.

Cumplir con seis ingestas cada día

La frecuencia con que el estómago recibe alimentos puede mejorar o empeorar la situación. Por ello, si optamos por hacer 6 tomas pequeñas de comida en lugar de 3 grandes, el aparato digestivo trabajará de una manera más eficaz.

Las cantidades moderadas neutralizan el ácido estomacal y no perjudican la salud de las membranas.

Evitar comidas muy frías o muy calientes

Las altas o bajas temperaturas en el organismo tienen diferentes consecuencias y pueden alterar las funciones digestivas. Por lo tanto, nada de helados o bebidas con hielo, ni sopas o infusiones demasiado calientes.

Añadir ácidos grasos esenciales

lomo-salmon-crudo

Estas grasas saludables estimulan la creación de prostaglandina, una sustancia natural que protege la mucosa del estómago: El aceite de lino y los pescados como el salmón aportan una buena cantidad de estos ácidos.

Visita este artículo: 6 razones por las que comer salmón mejora tu salud

Evitar las comidas copiosas

Comer en exceso no es bueno para la salud en general (ni para las úlceras en particular). Es necesario reducir las cantidades, sobre todo si en la cena solemos atiborrarnos de comida. También se aconseja comer despacio y masticar bien los alimentos.

Pero lo más importante es que acudas a tu médico y que te aconseje y te mande el tratamiento adecuado para tus úlceras, ya que los remedios naturales sirven como complemento al tratmiento que sigas pero nunca deben de ser un sustitutivo de este.

  • Arango; Fernandez y Torres. (2004). Úlceras Por Presión. Tratado de Geriatria Para Residentes. https://doi.org/PM 233-2007.

  • Gómez Ayala, A.-E. (2008). Úlceras Vasculares. Farmacia Comunitaria.

  • García, F. P., Montalvo, M., García, A., Pancorbo, P. L., García, F., González, F., … Iglesias, M. R. (2007). Guía de práctica clínica para la prevención y el tratamiento de las Úlceras por presión. Servicio Andaluz de Salud. Consejería de Salud. https://doi.org/10.1002/14651858.CD003861.pub3.