15 juguetes para estimular el aprendizaje en tus hijos

El juego es para el niño una forma de vivir la realidad, una forma de expresión y de aprendizaje. Hay juegos que, acordes a cada edad, estimulan considerablemente el potencial de los pequeños. Conoce cuáles son.

El juego es la forma de vivir de los niños. Jugando se divierten, se relacionan con sus pares, exploran el mundo, siguen reglas, aprenden y hasta se enojan. Los juguetes en sí despiertan el enorme potencial que tienen los niños, pero mucho más si son juguetes para estimular el aprendizaje.

Aunque los juegos electrónicos y las tabletas son muy populares, incluso hay páginas y juegos didácticos muy divertidos y adaptados a distintas edades, el uso de estos dispositivos debe ser controlado, pues la atención fija en la pantalla tiene consecuencias indeseables.

La propuesta que te hacemos es volver a lo tradicional, a los juguetes para estimular el aprendizaje en el niño a través de la observación, la memoria, la lógica, la creatividad, las relaciones interpersonales y el desarrollo de la motricidad.

Juguetes para estimular el aprendizaje

A la hora de seleccionar un juguete para nuestro hijo siempre es bueno estar atentos a las particularidades y destrezas de cada edad. Sin embargo, la edad no debe ser una limitación tan rígida.

Y es que muchos de los juguetes que les demos a nuestros hijos de bebés, muy seguramente les seguirán gustando hasta los 4 o 5 años; otros, evidentemente, dejarán de interesarles. Asimismo, un bebé que no ha cumplido los 6 meses no necesita de muchos juguetes, ya que las fórmulas de estimulación tienen que ver con el contacto con sus padres.

Ver también: Pon atención: estos rasgos indican que tu hijo tiene problemas de aprendizaje

Juguetes para niños de 6 meses a 1 año

Juguetes para niños de 6 meses a 1 año

  • Juguetes apilables. Los cubos que van unos sobre otros son el ejemplo perfecto de los juguetes que se apilan. Trabajan la motricidad fina del pequeño, así como la coordinación entre el ojo y la mano.
  • Juguetes para encajar. Generalmente, son de formas geométricas o de otras figuras. Además de trabajar la coordinación entre el ojo y la mano, estimulan la observación y la memoria.
  • Juguetes con movimiento. Tanto los animales como los juguetes que se arrastran o que se mueven por la acción del bebé captan su atención y fomentan su participación para lograr el movimiento.
  • Títeres. Permiten estimular de forma divertida la vista, el oído y el tacto. También, estimulan el desarrollo del lenguaje y la comunicación entre los padres y el bebé.

Juguetes para niños de 1 a 3 años

  • Pelotas o balones. Pueden tener diferentes texturas, colores y tamaños. Trabajan la motricidad del niño. También, promueven el seguimiento de instrucciones y el compartir con otros.
  • Vestir y desvestir muñecos. Son buenos para trabajar las destrezas finas del pequeño, además de que lo ayudan a cultivar la paciencia.
  • Animales de plástico. Con estos, los niños aprenden a identificar los distintos tipos de animales y a imitar los sonidos que emiten. Igualmente, son útiles para inculcar valores.
  • Juguetes musicales. Las imitaciones de tambores, maracas, panderetas, xilófonos, entre otros, animan mucho a los más pequeños no solo por el sonido que emiten, sino por los colores llamativos que atraen su atención. Con estos juguetes, descubren sonidos y ejecutan sus propios ritmos.

Juguetes para niños de 3 a 6 años

Juguetes para niños de 3 a 6 años

  • Juegos de memoria o tarjetas para asociaciones lógicas. Estimulan la observación, la memoria y las deducciones lógicas.
  • Juguetes de matemáticas. Ábacos, relojes, dominós de figuras geométricas o lotos de suma y resta estimulan el aprendizaje de conceptos básicos de matemáticas.
  • Pizarras de letras magnéticas o de escritura. Propician el acercamiento al abecedario y a la construcción de palabras.
  • Juegos de situaciones. Los instrumentos del médico, la cocina, las herramientas, la tienda de alimentos, acercan el niño a la realidad. Igualmente, facilitan las relaciones con otros niños y fomentan la autoestima.

Lee también: 13 alimentos para aumentar la concentración de tus hijos

Juguetes para todos

  • Juegos de construcciones. Desde pequeños les encanta construir (y destruir) torres. Esto propicia el despertar de la creatividad y el desarrollo del lenguaje al contar qué pasó con la torre que se derrumbó (una y otra vez).
  • Puzzles o rompecabezas. Siempre interesan a los niños. Cuando son más bebés, debemos ayudarles a encajar las piezas; hasta que un día, lo hacen por sí mismos. Estos juguetes crecen con los niños, es decir, primero deben tener los de menos piezas; luego, pueden con más.
  • Plastilinas o arenas kinéticas. Estas cautivan a todos. Trabajan la motricidad fina del niño, además de que propician la creatividad. Hay que tener cuidado con los bebés en cuanto a que no se las lleven a la boca.

Recomendaciones

Juguetes

Los juguetes para estimular el aprendizaje tienen que ser divertidos. El objetivo principal es que los niños jueguen; el aprendizaje es parte del proceso, pero no es el fin último. Dejemos que los niños jueguen con aquellos que les agrade más, sin prejuicios sexistas. Es tiempo de olvidar que las muñecas son para las niñas y los camiones para los niños.

Asimismo, cuando juegan con otros niños se da un aprendizaje social extra. Tienen que aprender a negociar y acordar: qué van a jugar, cómo van a jugar, con qué van a jugar. Pueden llegar a pelear, pero hay que dejarlos resolver sus diferencias. Debemos intervenir solo cuando pierdan el control de forma desproporcionada.