Karité: descubre esta manteca milagrosa

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 3 diciembre, 2018
Carolina Betancourth · 3 diciembre, 2018
Para obtener los máximos beneficios de la manteca de karité debemos intentar conseguir que sea lo más pura posible, ya que hay preparados de la misma que no cuentan con tantas bondades

La manteca de karité es un tipo de aceite vegetal que se ha hecho muy popular en todo el mundo. Y esto ha sido posible por sus múltiples aplicaciones en la cosmética.

Se trata de un producto 100% natural que se obtiene de los frutos del árbol de karité, a través de un proceso que extrae toda su grasa.

Goza de una textura similar a la de muchas cremas hidratantes. Por esta razón, en la actualidad se considera como una de las mejores alternativas para el cuidado de la piel y el cabello.

Lo más interesante es que concentra una gran cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes. De este modo y sin causar efectos adversos, previene el envejecimiento y protege frente a las agresiones externas.

Teniendo en cuenta que algunos aún la desconocen, a continuación queremos compartir en detalle sus propiedades y aplicaciones.

¡No te lo pierdas!

Composición y propiedades de la manteca de karité

La-manteca-de-karite-es-realmente-hidratante

En primer lugar, la manteca de karité se destaca por su capacidad para hidratar la piel. No obstante, también mejora su elasticidad y la protege frente a los efectos negativos de los radicales libres.

Es un antialérgico suave que disminuye el enrojecimiento, la comezón y otros síntomas comunes de las pieles más sensibles.

Por otro lado, desde el punto de vista nutricional, cabe mencionar que contiene:

  • 2-6% de ácido palmítico.
  • 15-25% de ácido esteárico.
  • 60-70% de ácido oleico.
  • 5-15% de ácido linolénico.
  • 1% de ácido linoleico.
  • Vitaminas A, C y E.
  • Catequinas.

Beneficios y aplicaciones de la manteca de karité

Gracias a su textura semisólida, similar a la del aceite de coco, la manteca de karité se puede aprovechar para varias aplicaciones en la cosmética.

Si bien muchas otras grasas vegetales tienen compuestos similares, esta se destaca por su amplia gama de beneficios. Entre ellos destacamos los siguientes:

Previene las estrías

Elimina-las-estrias-con-el-poder-de-la-manteca-de-karite

La aplicación de manteca de karité es idónea para disminuir y prevenir las estrías que se forman durante el embarazo y la lactancia.

En conclusión, sus compuestos hidratantes estimulan la elasticidad de la piel y la protegen del rompimiento de las fibras.

Protege la piel del bebé

Las madres lactantes pueden utilizar este prodigioso producto para evitar las grietas e infecciones en los pechos.

A su vez, es una excelente opción para cuidar la piel del bebé. Con ella puedes reducir los enrojecimientos que les causan los pañales.

Protector labial

En lugar de gastar grandes sumas de dinero en bálsamos comerciales para proteger los labios, puedes emplear un poco de manteca de karité.

Sus antioxidantes y compuestos hidratantes estimulan la eliminación de células muertas. Además pueden aportarte un aspecto renovado y saludable.

Crema hidratante

Los ácidos grasos de la manteca de karité, sumados a sus antioxidantes, son idóneos para humectar y proteger zonas secas de la piel como es el caso de los codos, las rodillas y los talones.

Su uso continuo proporciona suavidad, elasticidad y una barrera protectora frente al daño oxidativo que generan los radicales libres del ambiente.

Por si fuera poco, su acción regeneradora contribuye a mejorar el proceso de cicatrización y curación de heridas.

Acondicionador natural

Puedes-usar-manteca-de-karite-como-acondicionador

Bien sea solo o combinado con otros ingredientes naturales, este producto nos sirve como acondicionador y regenerador capilar.

Sus propiedades disminuyen el impacto negativo de los rayos UV del sol sobre el pelo. También restauran la estructura del mismo, que se ve afectada por la contaminación.

Su uso regular mantiene la melena brillante, desenredada y con más volumen.

Desmaquillante

Otra cualidad interesante de este ingrediente natural es que su textura facilita la eliminación de los productos de maquillaje que nos aplicamos en el rostro.

A diferencia de las leches y cremas limpiadoras que se distribuyen en los mercados, no contiene químicos irritantes y tampoco altera el pH natural de la piel.

Basta con aplicar una pequeña cantidad sobre las zonas deseadas. Después puedes retirarla con la ayuda de un paño de algodón.

Visita este artículo: Cómo mejorar el aspecto del rostro sin usar maquillaje

Producto exfoliante

Chica-exfoliando-su-piel

La manteca de karité puede servir como base para preparar un exfoliante. Por el contrario, no está recomendada para aquellos que padecen de exceso de grasa en su piel.

Al mezclar un poco del producto con arcilla verde o azúcar obtendremos un potente eliminador de células muertas e impurezas.

Protector solar

Al igual que otros aceites vegetales, como el de aguacate o el de sésamo, esta manteca tiene propiedades como protección solar.

Su aplicación disminuye los efectos negativos del sol. A su vez, previene imperfecciones como las arrugas prematuras, las quemaduras y las manchas.

¿Ya la probaste? Por la aceptación que ha tenido a nivel mundial cada vez es más fácil adquirirla en el mercado y tiendas cosméticas.

Es importante elegir la presentación pura, no perfumada, ya que las demás tienen añadidos que le restan propiedades.