Kelp: ¿un superalimento estrella?

28 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
La fibra que contiene el kelp resulta fundamental en una dieta hipocalórica, ya que aumenta la sensación de saciedad y reduce el riesgo de picoteos entre horas.
 

El kelp es un alga que crece en las superficies marinas y que se caracteriza por su elevado contenido en micronutrientes; en concreto, es rico en yodo y en vitaminas del grupo B. Además, cuenta con un marcado potencial antioxidante que podría resultar beneficioso a la hora de ayudar a prevenir ciertas enfermedades.

No obstante, hay que ser cautelosos en su utilización. No hay evidencias científicas aún sobre sus propiedades y un consumo excesivo puede tener repercusiones negativas para la salud.

Kelp, una alga rica en fibra

Hablamos de una alga que contiene fibra dietética en abundancia. Esta sustancia resulta útil a la hora de mejorar el tránsito intestinal y la salud general.

Además, es fundamental garantizar su aporte en el marco de una dieta de adelgazamiento. La ingesta de fibra se vincula directamente con un aumento de la sensación de saciedad, tal y como afirma un artículo publicado en la revista European Journal of Clinical Nutrition.

De este modo, consumir con cierta frecuencia este alga puede reducir el riesgo de comer entre horas alimentos poco saludables. Cabe destacar que el aporte de fibra se relaciona también con una reducción de los marcadores asociados al riesgo metabólico, como pueden ser los siguientes:

  • El perfil lipídico.
  • La curva de glucosa en sangre.
  • La resistencia a la insulina.
Algas
 

Para saber más: Mejorar el ánimo comiendo fibra

Los antioxidantes del kelp ayudan a mejorar la salud

Otra de las propiedades del kelp que puede favorecer el estado de salud es su capacidad antioxidante. Un estudio publicado en la revista Evidence-Based Complementary and Alternative Meidcine asegura que este alga cuenta con un poder neuroprotector que se desarrolla a partir de su contenido en sustancias antioxidantes.

Su consumo se vincula con una reducción del riesgo de desarrollar enfermedades neurodegenerativas a medio y largo plazo.

Sin embargo, pocos son los artículos científicos que exploran esta capacidad, por lo que no existe una evidencia sólida al respecto, de momento. Si que es cierto que los alimentos vegetales de origen marino suelen ser ricos en pigmentos y en otros compuestos con propiedades antioxidantes.

No obstante, aún no se ha conseguido cuantificar la capacidad de este alga de luchar contra la formación de radicales libres. Tampoco se han comparado sus efectos frente a los ocasionados a partir del consumo de otros alimentos.

Plato con algas.

También te puede interesar: ¿Qué son los antioxidantes y para qué sirven?

 

Posibles contraindicaciones

A pesar de que el consumo de este alga puede resultar recomendable, es necesario tomar ciertas precauciones. Al tratarse de un producto marino, es susceptible a acumular metales pesados en su composición. Esto provoca que su consumo en grandes dosis pueda estar contraindicado.

La ingestión de dosis altas de metales pesados podría traer ciertas consecuencias negativas a nivel neurológico, siempre a medio y largo plazo. Sin embargo, la intoxicación aguda con este tipo de sustancias es poco frecuente.

Se necesitarían grandes dosis y un consumo mantenido durante un largo periodo de tiempo para que se produjera una intoxicación. Los metales se irían acumulando en el tejido adiposo del individuo y más tarde, al experimentar una pérdida de peso repentina, podrían pasar de golpe al torrente sanguíneo.

No obstante, se recomienda prudencia a la hora de plantear el consumo de este alga. Puede resultar positiva en las dosis adecuadas. Sin embargo, convertirlo en un alimento demasiado frecuente en la dieta podría no ser del todo bueno para la salud, sobre todo a medio y largo plazo.

El kelp, un alimento poco habitual

El kelp es un alimento que resulta poco frecuente en muchas gastronomías. De momento, no ha sido estudiado a fondo. Aunque se sospechan sus capacidades antioxidantes, son necesarias investigaciones más extensas que sienten una evidencia sólida al respecto, así como ensayos comparativos con otros alimentos.

 

A pesar de todo, estamos ante un producto marino rico en minerales y en vitaminas, sobre todo del grupo B. Su aporte en yodo también resulta destacable. Se puede introducir en la alimentación, aunque no se aconseja abusar del mismo, por su posible contenido en metales pesados.

La mejor recomendación acerca de este nuevo alimento es la prudencia. Promete poseer propiedades protectoras frente al desarrollo de enfermedades neurodegenerativas. Sin embargo, de momento solo se han propuesto los modelos, pero no existen investigaciones que evidencien estas sospechas.

No se descarta, por lo tanto, que pueda suceder algo similar a lo que pasó con la espirulina hace años. Al principio, se pensaba que el alga iba a presentar múltiples usos terapéuticos y que era muy beneficiosa para la salud. Con el tiempo, se demostró que se trataba de un alimento más que se podía incluir en la dieta, pero que no tenía efectos milagrosos.

 
  • Warrilow A., Mellor D., McKune A., Pumpa K., Dietary fat, fibre, satiation and satiety - a systematic review of acute studies. Eur J Clin Nutr, 2019. 73 (3): 333-344.
  • Reid SNS., Ryu JK., Kim Y., Hwan Jeon B., The effects of fermented Laminaria japonica on short term working memory and physical fitness in the elderly. Evid Based Complement Alternat Med, 2018.