Ketoprofeno: qué es y cómo actúa

Marcos Pedrosa · 20 febrero, 2018
De propiedades similares al resto de los AINEs, el ketoprofeno es útil frente a muchos dolores y frente a la inflamación.

El ketoprofeno es un fármaco incluido dentro del grupo de los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs). Actualmente existen más de 50 AINEs distintos, siendo uno de los grupos terapéuticos más utilizados en todo el mundo.

Dentro de este grupo de fármacos podemos englobar a algunos de los medicamentos más utilizados hoy en día como son el ácido acetilsalicílico, el ibuprofeno, el naproxeno, la indometacina, el piroxicam y el paracetamol.

¿Para qué sirve el ketoprofeno?

Derivado estructuralmente del ácido propiónico (al igual que el ibuprofeno), el ketoprofeno se usa frecuentemente para aliviar el dolor y la inflamación vinculados a un gran número de patologías. Dentro de éstas, que pueden ser desde más leves (dolores menstruales o cefaleas) hasta de una gravedad moderada (artritis), podemos destacar las siguientes:

  • Dolores de muelas
  • Resfriados
  • Dolores musculares y óseos
  • Esguinces
  • Dolores postoperatorios

Así mismo, este fármaco es usado también para el alivio sintomático de la fiebre o las migrañas. Existen un gran número de formulaciones para el ketoprofeno, pudiendo encontrarse generalmente en forma de comprimidos, inyecciones o geles.

Ver también: Los mejores 6 remedios para calmar el dolor de muelas

Mecanismo de acción del ketoprofeno

Mecanismo de acción

La familia de los AINEs es muy extensa y pueden existir algunas diferencias entre los mecanismos de acción de unos u otros fármacos pero su terapéutica esencial la llevan a cabo al inhibir una enzima conocida como ciclooxigenasa (COX).

El ketoprofeno, al inhibir dicha enzima, impide la producción de una serie de sustancias conocidas como prostaglandinas. Las prostaglandinas se encargan de mediar tanto la fiebre como la inflamación, por lo que al reducir la cantidad de éstas disminuyen también dichos efectos sobre el organismo.

Es importante destacar que tanto el ketoprofeno como le resto de los AINEs actúan sobre la inflamación y el dolor pero no suelen servir contra la enfermedad de base.

De esta manera, el ketoprofeno tiene tres acciones fundamentales:

  • Acción antiinflamatoria. Esta se produce por la reducción de las prostaglandinas, lo que consigue disminuir la vasodilatación y el edema.
  • Efecto analgésico. También se encuentra relacionado con la disminución de las prostaglandinas y la vasodilatación, sobretodo en el caso de las cefaleas.
  • Efecto antipirético. Viene dado una vez más por la reducción de las prostaglandinas y de algunas sustancias proinflamatorias y pirógenos.

¿Qué efectos adversos puede tener el ketoprofeno?

Tanto el ketoprofeno como el resto de los AINEs, tienen una cantidad de efectos adversos que puede considerarse elevada. Este hecho puede vincularse al uso indiscriminado que se da a los mismos, sobre todo en poblaciones de riesgo como pueden ser los ancianos.

Otro aspecto interesante es que suelen recetarse durante periodos de tiempo largos, como es en el caso de la artrosis, lo que aumenta también la incidencia de efectos adversos en diversos órganos.

Trastornos digestivos

digestion-lenta

Las alteraciones digestivas constituyen los efectos adversos más frecuentes de los AINEs. Éstas se producen por la inhibición de la COX-1 gástrica, la cual genera prostaglandinas que protegen la mucosa.

Es por esto que frecuentemente se asocia la administración del ketoprofeno con un protector de estómago como suele ser el omeprazol. Se recomienda además su administración junto con las comidas.

En cuanto a los síntomas concretos, podemos enumerar las molestias gástricas, hemorragias, estreñimiento y el aumento de las posibilidades de sufrir úlceras digestivas. Estas lesiones suelen aparecer independientemente de si los fármacos se utilizan por vía oral o intravenosa.

Te recomendamos leer: Como preparar té de rooibos para la digestión

Trastornos renales

En personas sanas, el ketoprofeno no suele vincularse a daño renal aunque debe tenerse siempre en cuenta la existencia de alguna patología concomitante. Además, hemos de prestar especial atención ante determinados grupos de población como son los neonatos y los ancianos.

No obstante, a largo plazo, el consumo abusivo de AINEs puede desembocar en daño renal y necrosis papilar renal.

Trastornos cardiovasculares

dolor-infarto

Es bien conocido el hecho de que tanto el ketoprofeno como la mayoría de los AINEs elevan la presión arterial, predisponiendo a una empeoramiento de dicha patología.

Predisponen además a padecer otras complicaciones circulatorias como pueden ser los infartos de miocardio y no es recomendable la administración conjunta con anticoagulantes.

¿Pueden las mujeres embarazadas tomar ketoprofeno?

La administración de este fármaco no se recomienda durante los dos primeros trimestres de embarazo. Además, durante el tercer trimestre está contraindicado pues puede producir el cierre prematuro del ductus arteriosus.

Otras causas de contraindicación son el aumento del riesgo de hemorragia maternofetal y la reducción de la contractilidad del útero. Por otro lado, es compatible con la lactancia al no excretarse en la leche materna en unas concentraciones significativas.