La acerola, la fruta con más contenido en vitamina C

Gema Diez 20 septiembre, 2013
Conocida por su alto nivel de vitamina C, la acerola también tiene nos ayuda a estimular la síntesis del colágeno y a aliviar estados de estrés, agotamiento y fatiga

La acerola, también conocida como semeruco o cerecita es un fruto, cuyo nombre científico es Malpighia emarginata,  que crece en América Central, el Caribe y algunas zonas húmedas de Sudamérica.

Se asemeja en tamaño a una cereza, pudiendo ser de color rojo o amarillo, pero su interior es de color amarillento, dividido en gajos, con tres semillas duras y apretadas, y con un característico sabor amargo.


NUTRIENTES DE LA ACEROLA

La acerola es rica en flavonoides,  vitamina A, vitaminas del gripo B, como B1, y B6 y vitamina C, de la cual posee unas 30 veces más que una naranja; también posee minerales como fósfor, hierro, potasio, magnesio y calcio.

PROPIEDADES DE LA ACEROLA

La acerola, la fruta con mas contenido en vitamina C

– La acerola es la fruta con mayor concentración de vitamina C, tiene propiedades antioxidantes, y se puede encontrar en zumos, mermeladas o helados; además sirve para estimular la síntesis del colágeno, que sirve para el mantenimiento de los huesos y tejidos conectivos.

Posee propiedades vigorizantes contra la fatiga, agotamiento nervioso y el estrés y también cuenta con propiedades antiinfecciosas, que ayuda a estimular las defensas del organismo.

– La acerola cuenta con propiedades remineralizantes, debido a su riqueza mineral y con una alta concentración de flavonoides y antocianinas, que cuentan con propiedades antioxidantes, que ayudan a prevenir enfermedades conno el cáncer y enfermedades del corazón.

UN DESAYUNO ENERGÉTICO Y SALUDABLE

La acerola puede ser utilizada para preparar un desayuno energético y saludable, que puede ser idóneo tanto para adultos, como para niños y muy indicado para personas en etapas de convalecencia, por su aporte de nutrientes beneficiosos.

Para ello necesitarás los siguientes ingredientes:

– 1 yogur natural desnatado
– 1 cucharadita de miel
– 6 fresas
– 3 cucharadas de copos de avena
– 2 nueces picadas
– 2 cucharadas de polvo de acerola o 10-12 frutos frescos

Modo de preparación

Mezcla  la miel, el polvo de acerola y el yogur hasta que quede suave y homogéneo; después añade los copos de avena, las fresas limpias y lavadas en trocitos, y las nueces desmenuzadas.

Normalmente el fruto de la acerola la encontrarás en zumo o en polvo, porque es un fruto sensible al calor, que requiere gran cuidado; aunque puedes aprovecharte de todos los beneficios del fruto fresco, si vives en un lugar, donde tienes la posibilidad de poder recolectarlo.

SEGURIDAD DE LA ACEROLA

El fruto de la acerola es considerado seguro, aunque posee efectos secundarios leves, como náuseas, calambres de estómago, diarrea, somnolencia e insomnio, pero representa un riesgo para el sangrado excesivo,  cuando se toma con medicamentos anticoagulantes.

Es mejor prevenir su consumo en periodos de embarazo o lactancia, porque se desconocen los efectos sobre el desarrollo del feto, y en casos de cálculos renales, enfermedad renal o gota, porque se desconoce su seguridad.

Imagen 1 cortesía de guimaiolini

Imagen 2 cortesía de grazidn

Te puede gustar