La algarroba, el reemplazo natural del chocolate

Además de tener múltiples beneficios y la mitad de azúcar, la algarroba tiene un sabor parecido al cacao, por lo que puede ser un sustituto perfecto para calmar la ansiedad por lo dulce

El cacao es muy rico. Eso nadie lo puede negar. Sin embargo, consumir chocolate en exceso no es bueno para nuestra salud.

Muchas personas le buscan un sustituto si padecen diabetes o sobrepeso.

En este artículo te contamos sobre la algarroba, una alternativa saludable que puede reducir nuestra ansiedad por lo dulce.

¿Qué es la algarroba?

Qué es la algarroba

Se trata del fruto proveniente de un árbol llamado algarrobo (Ceratonia Siliqua) que pertenece a la familia de las leguminosas. Esta especie es originaria del Mediterráneo.

Por ejemplo, durante la Guerra Civil Española fue alimento base en la población, y hace miles de años ya era utilizada en el Antiguo Egipto (se la conocía como “carob”).

Este sustituto del chocolate también se emplea como pienso para el ganado o como ingrediente de galletas y licores. Se usa en las industrias alimentarias y farmacéuticas.

Las vainas de algarroba son alargadas (de hasta 20 centímetros de largo) y cuando están maduras tienen un color marrón.

  • Para usarlas se secan, se tuestan y se pulverizan. El resultado es un producto muy parecido al chocolate en cuanto a consistencia, sabor y color.
  • Luego se puede mezclar con leche para obtener una especie de “cacao”. Este no debe hervir porque, de lo contrario, tiene un sabor muy amargo.
  • Algunos lo endulzan con miel o con azúcar integral. Tres cucharaditas de algarroba y dos cucharaditas de agua equivalen a casi 30 gramos de chocolate “normal”.

Ver también: 4 simples trucos para quitar manchas de chocolate de tu ropa

Propiedades de la algarroba

Propiedades de la algarroba

El reemplazo del chocolate (como se lo conoce habitualmente) es uno de los ingredientes estrella de la pastelería saludable. Se usa en galletas, budines, tartas y todo lo que se nos ocurra.

La algarroba tiene un 50% de azúcar natural. Además, es rica en calcio, fósforo, hierro y potasio.

Con un sabor muy característico y propio (que para algunos no se asemeja al chocolate), tiene muchas ventajas. Por ejemplo, no contiene cafeína y es un potente antioxidante que aporta vitaminas A, B y D.

Hay dos tipos de harina de algarroba: una más oscura (las vainas son negras, es más fina y se usa en pastelería) y una blanca (más gruesa y difícil de conseguir).

Ambas se pueden usar en la cocina pero, si queremos reemplazar realmente al chocolate, por supuesto, debemos elegir la primera opción.

La buena noticia es que cualquiera de las dos son solubles en líquidos y puede mezclarse sin cocción.

Los pasteleros la usan para preparar desde una torta horneada (llamada patay y de consistencia similar al turrón) a coberturas de pasteles. También es frecuente en brownies, galletas y budines.

¿Algarroba o chocolate?

Algarroba vs Chocolate

La algarroba es dulce de forma natural y no contiene ningún tipo de aditivo o químico. Usada desde la antigüedad como bebida (el popular “arrope” hervido), es alcalina para el organismo, a diferencia del chocolate que es ácido.

Puede ser una excelente opción para los niños pequeños o los ancianos, también para los diabéticos y para aquellos que hacen dieta para bajar de peso.

Al usar algarroba estamos añadiendo menos azúcar al cuerpo.

Ahora bien, ¿por qué consideramos que el chocolate es malo para la salud? En realidad, el cacao en su forma natural tiene muchas propiedades (al igual que la algarroba).

El problema reside en la versión comercial que consumimos a diario.

Cuando compramos chocolate en el mercado estamos añadiendo a nuestra dieta saborizantes artificiales, azúcar refinada, grasas, etc. Es decir, que casi no incorporamos nada de lo “bueno” que tiene el rico chocolate amargo.

Cómo consumir la algarroba

Si estamos buscando un reemplazo para el chocolate, la algarroba es perfecta. Existen muchas recetas fáciles y rápidas para agregar este ingrediente a nuestra vida cotidiana.

Barrita de algarroba y pasas

Barrita de algarroba y pasas

Una alternativa saludable y casera a las barras energéticas que se consumen tanto hoy en día. Además, es ideal para esos momentos en que deseamos comer algo dulce.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de harina de algarroba (30 g)
  • 5 cucharadas de mantequilla (75 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 2 cucharadas de coco rallado (20 g)
  • 3 cucharadas de pasas de uva (30 g)
  • 8 cucharadas de harina de avena (80 g)

Preparación

  • En un cazo coloca la harina de algarroba y la mantequilla derretida.
  • Calentar a fuego lento e ir añadiendo los demás ingredientes: la miel, el coco rallado, las pasas y la harina de avena.
  • Cocinar 10 minutos y retirar del fuego.
  • Colocar papel vegetal en un molde, verter la masa y hornear 30 minutos.
  • Dejar enfriar y cortar en pequeñas porciones.

Visita este artículo: Cómo desintoxicar el hígado ingiriendo agua de pasas

Brownies de algarroba

Una de las recetas más famosas que incluyen algarroba. Ideal para una merienda o colación.

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 1 ¼ taza de mantequilla (250 g)
  • 1 taza de azúcar integral (200 g)
  • ½ taza de harina de algarroba (100 g)
  • ½ taza de harina integral (100 g)
  • ½ taza de nueces troceadas (60 g)

Preparación

  • Bate los huevos y reserva.
  • Derrite la mantequilla a fuego lento. Añade el azúcar y los huevos.
  • Tamiza las harinas y mezcla con lo anterior.
  • Agrega las nueces picadas.
  • Vierte en un molde previamente untado con aceite y hornea 30 minutos (o hasta que al pinchar con un palito salga seco).
  • Dejar enfriar antes de cortar.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar