La amarga verdad sobre Splenda

Si bien el consumo de este edulcorante no nos aporta calorías al no ser asimilado por el cuerpo, puede derivar en problemas intestinales o reacciones alérgicas, además de en mareos y convulsiones

No permitas que estas grandes empresas te engañen. No existe una alternativa mágica para el azúcar cuando se trata de edulcorantes.

Hay informes de todo el mundo de personas que reportan haber sido perjudicadas por la sucralosa, el ingrediente principal de varios edulcorantes.

Conoce la amarga verdad sobre Splenda.

En 2006, solo había seis estudios en humanos publicados acerca de Splenda (sucralosa).

De estos seis ensayos, solo dos fueron realizados y publicados antes de que la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) aprobara la sucralosa para el consumo humano.

Los dos ensayos publicados tuvieron un gran total de 36 sujetos humanos totales.

36 personas no son muchas, pero además, a solo un total de 23 se dio realmente la sucralosa para las pruebas.

Con solo 4 días se pudieron observar las reacciones de la sucralosa en relación a la caries dental y a la no tolerancia humana.

¿Por qué necesitas saber más sobre Splenda?

Splenda, mejor conocido por su eslogan “hecho con azúcar por lo que sabe a azúcar”, se ha convertido en número uno en ventas de edulcorante artificial de muchas partes del mundo en un período muy corto de tiempo.

Entre 2000 y 2004, el porcentaje de hogares estadounidenses consumidores de productos Splenda saltó del 3 al 20 por ciento.

En un período de un año, las ventas de Splenda obtuvieron 177 millones de dólares, en comparación con los 62 millones invertidos en aspartamo y 52 millones de dólares obtenidos por la sacarina Sweet ‘N Low.

Su productor, McNeil Nutritionals, en sus argumentos de marketing para Splenda, hace hincapié en que Splenda ha sufrido algunas de las pruebas más rigurosas en comparación con cualquier aditivo alimentario hasta la fecha.

Lo suficiente para convencer al consumidor medio de que es seguro. Afirman que se han realizado más de 100 estudios sobre Splenda.

No obstante, lo que no dicen es que la mayoría de los estudios se han hecho en animales.

Las preocupaciones adicionales acerca de los estudios de Splenda

No se han realizado estudios a largo plazo sobre la toxicidad en humanos hasta después de que la FDA aprobara la sucralosa para el consumo.

Tras la aprobación de la FDA se llevó a cabo un ensayo de toxicidad, pero duró solo tres meses y no se ha hecho ningún estudio en niños o en mujeres embarazadas.

Gran parte de la controversia que rodea Splenda no se centra solo en su seguridad, sino más bien en sus falsas afirmaciones publicitarias.

La competencia entre los edulcorantes es cualquier cosa menos dulce.

La industria azucarera ha demandado a McNeil Nutritionals por lo que implica la afirmación de que Splenda es una forma natural de azúcar sin calorías.

¿Es realmente azúcar?

la amarga verdad sobre splenda_

No hay duda de que la sucralosa empieza como una molécula de azúcar. Se trata de un producto químico sintético que fue preparado originalmente en un laboratorio.

En el proceso patentado de cinco pasos para hacer la sucralosa, se añaden tres moléculas de cloro a una molécula de sacarosa o azúcar.

Una molécula de sacarosa es un disacárido que contiene dos azúcares individuales unidas entre sí: glucosa y fructosa.

El proceso químico para hacer la sucralosa altera la composición química del azúcar, tanto que la convierte de alguna manera a una molécula de fructo-galactosa.

Este tipo de molécula de azúcar no se produce en la naturaleza y, por lo tanto, nuestro cuerpo no posee la capacidad para metabolizarla correctamente.

Como resultado de esta molécula “única”, Splenda no sea digerida ni metabolizada por el cuerpo, que sería lo mismo que tener cero calorías.

No obstante, no es porque Splenda carezca de calorías, sino porque el organismo no tiene la capacidad de metabolizarlo.

¿Cuánto tiempo se queda Splenda en nuestro cuerpo?

Si nos fijamos en las investigaciones (que se basan principalmente en estudios con animales), veremos que, en realidad, entre un 11 y un 27% de la sucralosa es absorbida por nuestro sistema digestivo y en última instancia se almacena en nuestro cuerpo.

Esta oscilación significa que algunas personas absorben más y algunas personas absorben menos.

En un estudio en humanos, uno de los ocho participantes no excreta la sucralosa, incluso después de 3 días.

Es evidente que su cuerpo estaba absorbiendo y metabolizando este producto químico. Eso es lo que nuestros cuerpos se supone que deben hacer.

La conclusión es que todos tenemos nuestra propia y única composición bioquímica. Algunos absorberán y metabolizarán más que otros.

Si estás sano y el sistema digestivo funciona bien, puedes estar en mayor riesgo de descomponer este producto en tu estómago e intestinos.

Si sientes que Splenda que te afecta negativamente, es suficiente. No dejes que nadie te convenza de que todo está en tu cabeza. Tú conoces tu cuerpo mejor que nadie.

Cómo determinar si Splenda te está perjudicando

La mejor manera de determinar si Splenda o la sucralosa te está afectandonegativamente es retirarlo de tu dieta.

Primero eliminarlo junto con otros edulcorantes artificiales por un período de una a dos semanas.

Después de este período reintrodúcelo en cantidad suficiente.

Por ejemplo, lo puedes incluir en tu bebida por la mañana y comer, al menos, dos productos que contengan sucralosa por el resto del día.

En este día evita otros edulcorantes artificiales para que seas capaz de diferenciar cuál es el que te está causando el problema.

Haz esto por un período de uno a tres días. Toma nota de cómo reacciona tu organismo, sobre todo si se siente diferente de cuando no consumías edulcorantes artificiales.

Por ejemplo, se ha informado de los siguientes síntomas después de comer sucralosa:

  •         Problemas gastrointestinales
  •         Convulsiones, mareos y jaquecas
  •         Visión borrosa
  •         Reacciones alérgicas
  •         Incremento de azúcar en la sangre y el aumento de peso

Splenda todavía puede ser malo para ti

Sin título-7

Si completas el proceso de eliminación descrito anteriormente y no notas ningún cambio entonces parece que eres capaz de tolerar Splenda.

Sin embargo, debes entender que aún no estás fuera de peligro. Todo el tema de la seguridad a largo plazo no ha sido establecido.

Echemos un vistazo a los hechos una vez más:

  • Hasta la fecha, solo ha habido seis estudios en humanos. La investigación más larga duró tres meses.
  • Al menos el 15% de Splenda no se excreta de nuestro cuerpo en el momento oportuno.

Teniendo en cuenta que Splenda tiene más similitud con los químicos que con el azúcar natural, ¿estás dispuesto a apostar tu salud con estos datos?

Imágenes cortesía de Carissa Rogers y Wendy.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar