La anemia en el embarazo: claves para la alimentación

20 abril, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
La anemia en el embarazo puede ser provocada, como hemos mencionado, por factores hereditarios, donde se presenta falta de hemoglobina en la sangre. Esta situación patológica puede llegar a afectar al proceso del embarazo.

La anemia en el embarazo es una afección muy frecuente. Se puede producir por varias razones, una de ellas viene a ser el aumento de la cantidad de sangre en el cuerpo de la mujer, lo cual hace que la concentración de glóbulos rojos se diluya.

Recordemos que la anemia es la enfermedad producida en el organismo por un déficit de la proteína que se encarga de transportar el oxígeno, llamada hemoglobina, así como por la disminución de los glóbulos rojos.

De esta manera, el cuerpo se tiene que esforzar más al momento de obtener oxígeno para abastecer los órganos y tejidos generando molestias o fatiga.

No obstante, también hay otras causas que puede desencadenar esta enfermedad. Por ejemplo, una falta de hierro en la sangre o un déficit de vitamina B12 son dos de los desencadenantes más habituales del la anemia. Además, los factores genéticos que se heredan pueden influir en que la síntesis de los glóbulos rojos no sea la adecuada. Puede producirse un aumento exagerado de la síntesis o un déficit marcado.

La anemia en el embarazo y la dieta

Anemia en el embarazo.

La anemia en el embarazo puede ser provocada, como hemos mencionado, por factores hereditarios, donde se presenta falta de hemoglobina en la sangre. Esta situación patológica puede llegar a afectar al proceso del embarazo.

Durante la gestación, la cantidad de hemoglobina y glóbulos rojos disminuye mediante un proceso que se denomina hemodilución. Este hace que los dos componentes se diluyan en líquidos que sirven para transferir nutrientes que el feto necesita para su crecimiento.

Una de las posibles consecuencias de la anemia en el embarazo (cuando esta no es detectada y tratada por un médico) es el nacimiento de bebés prematuros o con peso muy bajo.

Por ello, las mujeres embarazadas deben mantener un buen control médico para asegurarse de que todo va bien en su embarazo. Además, deben seguir todas las indicaciones del profesional y tener en cuenta una serie de medidas, sobre todo, en lo que respecta a la alimentación.

Cuando una embarazada mantiene buenos hábitos alimenticios (tanto ella como su bebé) podrán evitar sufrir complicaciones. Una de las recomendaciones más destacadas viene a ser el consumo de alimentos con altas cantidades de hierro y vitaminas del grupo B, tales como:

Descubre: Anemia ferropénica: qué es y en qué consiste

Otras recomendaciones en torno a la dieta

Dieta para la anemia ferropénica: ¿Qué debe incluir?

Las recomendaciones que el médico le puede hacer a una embarazada con anemia pueden variar según la situación de cada una. Sin embargo, en lo que respecta a la alimentación, si que hay una serie de pautas generales que se les suelen explicar a todas las afectadas. Entre ellas se encuentran:

  • Mantener una dieta equilibrada así como una buena hidratación. 
  • No suspender sin previa autorización la toma del suplemento  de hierro y ácido fólico en caso de haberse pautado.
  • No basar la dieta en un único alimento o grupo de alimentos, ya que de alimentarse exclusivamente de una sola fuente, el organismo deja de obtener el resto de los nutrientes que necesita.
  • Evitar realizar cambios drásticos en la dieta sin antes consultar con el médico.
  • Las frutas ricas en vitamina C ayudan al organismo a absorber el hierro, por ende, después de disfrutar de un plato de lentejas, puedes tomar una naranja para aprovechar este beneficio. Se debe tener en cuenta que es preferible tomar la naranja al natural  y no en zumo.

Quizás también te interese leer: Cómo reforzar defensas en los niños

A tener en cuenta

En caso de que los síntomas persistan a pesar de llevar una buena alimentación, será fundamental acudir al médico cuanto antes, ya que seguramente te indique otras pautas o te proporcione otro tipo de tratamiento.

Por otra parte, no debes descuidar los controles prenatales ni el tratamiento que te haya pautado el médico.

  • Contreras Flores C. Anemia ferropénica del embarazo. Rev. Act. Clin. Med La Paz 2011;4
  • Prakash, Satyam & Yadav, Khushbu. (2015). Maternal Anemia in Pregnancy: An Overview. 4. 164-179.
  • WHO. Guideline: Daily iron and folic acid supplementation in pregnant women. Geneva, World Health Organization, 2012.
  • Sharma, J.B; Shankar, M. Anemia in pregnanacy. JIMSA October - December 2010 Vol. 23 No.