La ansiedad por quedar embarazada

Daniela Colmenares·
27 Agosto, 2020
Con ansiedad, concebir puede ser un proceso largo. Lo mejor para quedar embarazada es relajarse y tener relaciones sexuales con frecuencia, especialmente en tus días de ovulación.

La ansiedad  por quedar embarazada es algo que puede pasarle a cualquier mujer. El estrés que experimentas puede convertirse en un obstáculo a la hora de concebir. Por eso te recomendamos tener paciencia y enfocar tu mente en aquellas cosas que te gusta hacer. Contar con el apoyo de tu pareja te ayudará a tener mejores resultados.

Un estudio publicado en la revista Human Reproduction en 2014 revela que el estrés antes de la concepción puede afectar a la fertilidad. Los expertos hicieron un seguimiento a 501 parejas que querían quedarse embarazadas. Así, descubrieron que las mujeres que tenían altos los niveles de cortisol (la hormona del estrés) eran un 29% menos propensas a quedar encinta.

Ansiedad por quedar embarazada: ¿por qué no lo logro?

Estrés.

Cuando buscas un embarazo y el resultado no es exitoso, es normal que con el paso del tiempo comiences a frustrarte. La desilusión y los sentimientos de culpa pueden generarte más estrés.

La recomendación en estos casos es intentar tranquilizarse y tratar de cambiar la rutina. Puedes realizar actividades que te ayuden a reducir la ansiedad y la preocupación, como hacer un viaje, practicar métodos de relajación o llevar una vida tranquila.

Evita el estrés

Como hemos visto, el estrés impacta negativamente en el organismo de distintas maneras; incluso puede llegar a afectar la vida sexual de la pareja. Es posible que, cuanto más tarde en llegar el embarazo, más estrés se acumule.

Una de las primeras cosas que puede resultar positivo aprender es el manejo y gestión de las emociones, el ser paciente y no descuidar ningún aspecto de tu vida. Las relaciones sexuales no deben ser solo un acto de “búsqueda de bebés”.

Lee también: Quedar embarazada a los 45 años: ¿Es posible hacerlo de forma natural?

Apóyate en tu pareja para disminuir la ansiedad por quedar embarazada

Aunque cada uno interpreta y afronta la situación de manera distinta, es fundamental que permanezcan unidos y sigan dando pasos en conjunto. Es importante respetar y validar las emociones del otro sin juzgarlas.

Recuerda que el embarazarse es una decisión que deben tomar los dos. Tener una familia significa estar en las buenas y en las malas. Dejarse llevar por la presión en este momentos solo provocará problemas innecesarios en la relación.

Continúa con tu vida y ten la mente ocupada

Sigue realizando las actividades cotidianas que más te favorecen y atrévete a buscar nuevos intereses. Enfoca tus pensamientos con total plenitud hacia las cosas que te hagan feliz y ocupen tu mente de manera positiva.

Así lograrás disminuirán los niveles de ansiedad por quedar embarazada. Busca hacer actividades al aire libre en compañía de tu pareja. De esta manera se fortalecerá su relación.

Mantén una actitud positiva

Más allá de enfocarte en el problema, es mejor hacerlo en la solución. No sirve de nada que te obsesiones con las cosas que no puedes cambiar. Concéntrate en los aspectos positivos y en el aprendizaje que has tenido con toda esta experiencia.

Es importante que, cuando logres el embarazo, tu cuerpo esté sereno. Los cambios positivos inician desde antes de la concepción y deben continuar de la misma manera después de ella. Todos los sentimientos que experimentes en esta etapa se verán reflejados de manera directa en el desarrollo del bebé.

Consulta a tu ginecólogo si sientes ansiedad por quedar embarazada

Debes prepararte físicamente para esta nueva etapa. Acude al ginecólogo antes de concebir: es importante que sepas si tu cuerpo está en óptimas condiciones para el embarazo.

Después de un tiempo de intentar la concepción sin éxito, lo mejor puede ser visitar a un médico. Hay ocasiones en las que se debe recurrir al ginecólogo después de los 6 meses y no esperar tanto tiempo.

Si superas los 35 años, puede resultar importante que te sometas cuanto antes a los estudios de fertilidad. A medida que aumenta la edad, disminuye el porcentaje de probabilidad de un embarazo.

Descubre: 6 preguntas que debes hacerle a tu ginecólogo

No te dejes llevar por la presión social

Cuando te ilusionas con la idea de tener hijos, tu proyección a futuro se basa en esa expectativa, y cuando no ha sido fácil lograrlo, la presión del entorno aumenta aún más tu frustración y tristeza.

La conciencia maternal comienza en la infancia. Las niñas suelen jugar con muñecas simulando que son sus hijas. Allí ya se crean una expectativa, la cual suele aumentar con el paso del tiempo. Al llegar a una edad madura pasa del juego a la realidad: los familiares y amigos están esperando el momento de la noticia y pueden estancarte más en el proceso.

Empiezas a creer que no encajas en tu grupo de amigas que ya tienen hijos y tu hostilidad y sensibilidad aumentan. Por eso es importante que sepas que una familia no requiere necesariamente de hijos y que todo llega a su debido tiempo.

La adopción es una alternativa

La ansiedad por quedar embarazada quizá te ha cegado ante otras oportunidades. Si el plan A no salió como esperabas, no te rindas tan fácil y piensa con tu pareja en otra opción. La adopción es una alternativa.

Puedes hablar detenidamente con tu pareja. Piensa en todas las posibilidades, ventajas, desventajas y las posibles situaciones que se pueden presentar si deciden adoptar a un niño.

También deben saber que el proceso de adopción puede durar más tiempo del esperado; además, no en todos los casos se consigue el objetivo. Lo mejor es informarse bien para que no los tome por sorpresa algún obstáculo que se pueda presentar en el camino.

La concepción no es inmediata

Es normal que pienses que la concepción será algo inmediato. Sin embargo, este proceso depende de muchos factores, sobre todo, de tu estado físico y anímico.

No dejes que la ansiedad por quedar embarazada te haga pensar que tu vida no tiene sentido. Deshazte de la rutina y trata de hacer actividades que te generen tranquilidad. Come saludable, conversa con tu pareja y no desistas; la constancia y la buena relación de pareja te facilitarán las cosas.

  • Lynch, C. D., Sundaram, R., Maisog, J. M., Sweeney, A. M., & Buck Louis, G. M. (2014). Preconception stress increases the risk of infertility: results from a couple-based prospective cohort study—the LIFE study. Human reproduction, 29(5), 1067-1075.
  • Ramey, S. L., Schafer, P., DeClerque, J. L., Lanzi, R. G., Hobel, C., Shalowitz, M., ... & Raju, T. N. (2015). The preconception stress and resiliency pathways model: a multi-level framework on maternal, paternal, and child health disparities derived by community-based participatory research. Maternal and Child Health Journal, 19(4), 707-719.
  • Strutz, K. L., Hogan, V. K., Siega-Riz, A. M., Suchindran, C. M., Halpern, C. T., & Hussey, J. M. (2014). Preconception stress, birth weight, and birth weight disparities among US women. American journal of public health, 104(8), e125-e132.