La auténtica belleza es una buena actitud

Valeria Sabater 26 noviembre, 2015
La belleza no es solo un rostro bonito. Es saber asumir nuestra propia historia, con nuestras victorias y derrotas, y permitir que nos ayuden a crecer como personas confidentes y seguras

La belleza es una buena actitud, y eres bella siempre que seas auténtica. Algo tan fácil de entender, en realidad, no es un aspecto que sepamos aplicar demasiado bien en el día a día.

Pensar que la belleza está más relacionada con una actitud que con el simple aspecto físico es para muchos poco más que una frase hecha. Sin embargo, estamos seguros de que, en más de una ocasión, has conocido a alguien que te ha cautivado más por su autenticidad que por su físico.

Ahora bien… ¿Qué entendemos por autenticidad? ¿te ves a ti mismo como una persona auténtica? Te invitamos a reflexionar sobre ello.

La belleza que se esconde en quien sabe aprender de la vida

Un rostro agradable y joven siempre tiene su atractivo. Una cara que sabe sonreír, que trasmite autenticidad tiene poder y una belleza que va más allá del simple aspecto físico.

  • Esto es algo que todos hemos experimentado alguna vez cuando nos relacionamos con la gente. Hay personas jóvenes que nos parecen muy mayores por su derrotismo, por su falta de objetivos, de ganas, de esperanzas…
  • En cambio, personas de edades más avanzadas nos cautivan con su alegría, su positivismo y ese rostro que sabe seducir con gestos y palabras. La belleza, al fin y al cabo, es la actitud ante la vida.

Por ello es muy importante saber afrontar todo lo que el día a día nos trae.

Lee también 5 consejos para mejorar la autoestima

Una buena actitud ante la vida

Sabemos que la vida nunca es fácil, que a veces nos trae cosas que no merecemos. Ahora bien, la forma en que les hagas frente determinará también el tipo de persona en que puedes convertirte a partir de entonces.

  • Ante la adversidad, en esos momentos en que algo o alguien nos falla, es cuando más necesitamos de esa fuerza interior que, lo creas o no, todos tenemos.
  • Cuanto más te resistas a la adversidad más te costará superar esas situaciones complicadas. Necesitamos una actitud fuerte basada en la valentía, en no dejarnos vencer, y comprender que la vida siempre merece la pena.
belleza lobo

La fuerza interior que solo tienen las personas bellas

Nadie sabe todo lo que has vivido y a lo que has hecho frente salvo tú. De algún modo, hemos integrado un sinfín de pequeñas batallas internas que todos hemos asumido en silencio sin que otros lo hayan percibido.

  • Asumiste esos miedos que te impedían salir de tu zona de confort.
  • Lograste, por fin, hablar con asertividad y decir lo que de verdad sentías a determinadas personas.
  • Asumiste nuevas competencias, aprendizajes y estrategias, con las cuales conseguiste ese trabajo, o ese objetivo que tenías en mente.

Conoce cómo tratar la depresión de modo natural

Tu actitud actual es un conjunto de logros cotidianos que has conseguido al cabo de los años. Esos pequeños triunfos han creado un todo lleno de poder y autenticidad que te aportan una belleza única.

Porque eres todo lo que has logrado, todo lo que has superado.

La belleza de una sonrisa sincera, de quien lo espera todo de la vida

La auténtica belleza reside en quien sabe mirar la vida con una sonrisa serena, asumiendo su pasado y disfrutando de su presente. El futuro aún no existe, así que no vale de nada preocuparnos de cosas que aún no han sucedido.

  • Acepta todo lo ocurrido en el ayer. Lo bueno y lo malo, cada aspecto vivido es experiencia, es tiempo disfrutado, que te define como persona.
  • Vive el presente, el “aquí y ahora”, porque es lo que de verdad importa. Ahí donde están las personas que te merecen de verdad, las que amas. Aprecia cada cosa que sucede y que pasa ante ti, con tranquilidad y serenidad.
  • El futuro aún no existe, pero eso no significa que no debamos pensar en él. Hay que esperarlo todo del día a día y mirar al mañana con el máximo optimismo posible, libres de cargas, de rencores o pesares que nos obligarían, de algún modo, a quedar encallados.

Te recomendamos leer 5 cosas que no debes permitir en tu relación de pareja

mujer belleza

En conclusión, las personas somos, ante todo, la actitud con la que hagamos frente a la vida.

Es ese revulsivo que nos hace emerger de los días de oscuridad, hacer frente a la adversidad, al egoísmo, a no dejarnos vencer para comprender que la existencia puede ser en realidad mucho más sencilla de lo que pensamos.

La belleza es una actitud, y recuerda: siempre serás bello si eres auténtico.

 

 

Te puede gustar