La bulimia: un problema cada vez más extendido

Marisa · 23 octubre, 2012
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Mario Benedetti Arzuza el 11 julio, 2019
El tratamiento más eficaz en las primeras fases del desarrollo de este trastorno. No obstante, dado que la bulimia suele esconderse fácilmente, el diagnóstico y el tratamiento no suele presentarse solo hasta que este problema ya se ha convertido en un ingrediente permanente del paciente.

La bulimia o bulimia nerviosa es un trastorno alimenticio y psicológico caracterizado por la adopción de conductas en las cuales el pacientes aleja de las formas de alimentación saludables consumiendo comida en exceso en períodos de tiempos muy cortos. Esta ingesta de comida repentina se denomina atracones.

Esta enfermedad se caracteriza por un episodio de arrepentimiento justo después de haberse dado el atracón. Por este sentimiento de culpa, el paciente tratará de eliminar el exceso de alimento a través de vómitos o laxantes. El temor a engordar afecta directamente a los sentimiento y emociones del enfermo.

Además, este tipo de patología suele influir en el estado anímico del paciente, que en poco tiempo desembocará en problemas depresivos.

En cuanto a la población de riesgo, esta está formada sobre todo por mujeres de cualquier clase social en los países desarrollados; solo 1 de cada 10 hombres presenta esta alteración. La bulimia nerviosa se diagnostica normalmente en la adolescencia o al principio de la vida adulta.

Causas de la bulimia

Los investigadores todavía no saben con certeza qué es lo que causa este trastorno alimenticio. Lo mismo ocurre con otras enfermedades de esta índole. Suponen que los trastornos de la conducta alimentaria sean producto de una combinación de la composición biológica y los sucesos en la vida de una persona.

Esta combinación incluye:

  • Genética.
  • Biología de la persona.
  • Imagen corporal.
  • Autoestima.
  • Experiencias sociales.
  • Antecedentes de salud en la familia.
  • Otras enfermedades mentales.

Los investigadores también están estudiando la actividad inusual en el cerebro, como los niveles cambiantes de serotonina y otros sustancias químicas endógenas. El objetivo de estos estudios es ver de qué manera afectan los hábitos de alimentación.

¿Qué síntomas acarrea la bulimia?

Una persona con bulimia puede ser delgada, tener sobrepeso o peso normal. Puede ser difícil darse cuente de si una persona tiene bulimia con su peso de referencia. Esto se debe a que los atracones suelen tratar de hacer a solas, sin que nadie se de cuenta.

A lo largo del tiempo, algunos síntomas de la bulimia pueden ser:

  • Inflamación en la zona de las mejillas o la mandíbula.
  • Callosidades o raspones en los nudillos, por usar los dedos para provocarse el vómito.
  • Dientes que se ven transparentes en lugar de blancos. Además, son cada vez más sensibles y aumenta el riesgo de aparición de caries.
  • Vasos sanguíneos rotos en los ojos.
  • Reflujo ácido, constipación y otros problemas gastrointestinales.
  • Deshidratación grave.

Quizás también te interesa leer: Anorexia nerviosa: síntomas, causas y tratamiento

Los pacientes que tienen este trastorno también pueden manifestar cambios en el comportamiento. Por ejemplo, es muy típico que justo después de comer quieran ir al baño con el fin de vomitar la comida ingerida. Otros síntomas y comportamiento característicos de estas personas son:

  • Hacer mucho ejercicio.
  • Estar malhumoradas, con el ánimo triste o sentirse inútiles.
  • Tener problemas para expresar su enfado o sentimientos.
  • Dejar de hacer actividades que antes solían disfrutar.

Es muy común que estas personas padezcan otros problemas de salud mental asociados a su trastorno alimenticio. Alguno de ellos puede ser depresión, ansiedad o trastorno de abuso de sustancias.

Tratamiento

la bulimia

El tratamiento más eficaz en las primeras fases del desarrollo de este trastorno. No obstante, dado que la bulimia suele esconderse fácilmente, el diagnóstico y el tratamiento no suele presentarse solo hasta que este problema ya se ha convertido en un ingrediente permanente del paciente.

La combinación de psicoterapia con antidepresivos puede ser el tratamiento más eficaz para superar este trastorno. Por lo general, el tratamiento consiste en un enfoque de equipo que incluye al paciente mismo, a su familia, al médico de atención primaria, a un profesional de la salud mental y un nutricionista.

A continuación se explican diferentes tipos de tratamientos disponibles hoy en día para el tratamiento de la bulimia.

Lee también: Trastornos alimenticios más frecuentes

Psicoterapia

La psicoterapia implica hablar sobre el problema con un profesional de la salud mental. Los diferentes estudios indican que los siguientes tipos de psicoterapia ayudan a mejorar los síntomas de la bulimia:

  • Terapia cognitivo-conductual.
  • Tratamiento basado en la familia.
  • Psicoterapia interpersonal.

Terapia farmacológica para la bulimia

Los antidepresivos pueden ayudar a aliviar los síntomas de la bulimia cuando se los usa junto con psicoterapia. El único antidepresivo específicamente aprobado por la FDA para tratar la bulimia es la fluoxetina.

Se trata de un fármaco inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina que puede ser de ayuda, incluso si el paciente no está deprimido.

 

  • Hudson, J. I., Hiripi, E., Pope, H. G., & Kessler, R. C. (2007). The Prevalence and Correlates of Eating Disorders in the National Comorbidity Survey Replication. Biological Psychiatry. https://doi.org/10.1016/j.biopsych.2006.03.040
  • Johnson, R. E., & Sinnott, S. K. (1981). Bulimia. American Family Physician. https://doi.org/10.1002/ajpa.1330660117
  • Kaye, W. H., Bulik, C. M., Thornton, L., Barbarich, N., & Masters, K. (2004). Comorbidity of anxiety disorders with anorexia and bulimia nervosa. American Journal of Psychiatry. https://doi.org/10.1176/appi.ajp.161.12.2215