La calidad del sexo no depende de cuánto dure el coito

En conversaciones de amigos, la calidad del sexo parece ser un tema directamente proporcional al tiempo que dura el coito. En la intimidad reconocen que "calidad" es algo muy diferente.

Es común que haya muchas diferencias entres las personas sobre la percepción de la calidad del sexo que tienen. Algunos hacen énfasis en el tiempo que dura, otros en la frecuencia y los más sinceros en las sensaciones. Lo cierto es que existen diversos factores que determinan el tipo de relación. E, incluso, se debe delimitar correctamente qué parte consideran para hacer la evaluación.

No es lo mismo cronometrar desde el inicio de la penetración a incluir los juegos previos. Lo mismo ocurre con el orgasmo. Hay quienes determinan que el sexo no existe si alguno de los dos no logra llegar al éxtasis. Son muchas las creencias que hay alrededor de este hermoso y saludable acto. Parece que las personas están demasiado ocupadas en la competencia y no pueden disfrutarlo.

Hombres y mujeres se han formado sobre la base de ser los mejores en todo. Entonces, dedican su energía a analizar cada situación para cumplir objetivos. Solo que las metas son personales y, sin saberlo, afectan sus relaciones de pareja. Aparecen las frustraciones y hasta las infidelidades. Buscan un ideal que existe en sus pensamientos, pero que nada tienen que ver con la realidad.

¿Cómo reconocer la calidad del sexo?

  • Sentir cada gesto y caricia

hombre-disfrutar-sexo

Dejar a un lado los pensamientos y las creencias para ceder al mundo de los sentidos en el mismo momento. Las miradas, las caricias, los besos son parte fundamental de la experiencia. A veces, más recordadas que la penetración en sí misma. Atreverse a jugar sin estar pensando en lo que sigue es la manera adecuada. Un gran problema que hace perder la calidad del sexo es adelantarse con la mente.

Te recomendamos leer: Cómo tratar la cefalea coital o el dolor de cabeza durante el sexo

  • Confianza en uno mismo

Está bien desear satisfacer al compañero, pero no es la única razón para participar de una relación. Solo se trata de entregarse de forma relajada y estar dispuesto a sentir placer. Lo que dure no es lo importante, de hecho se puede repetir. Ambos estarán de acuerdo en lo bueno que es el encuentro si dejan a un lado las preocupaciones. Estar seguros del propio cuerpo y de todo lo que pueden brindar con él es la clave.

  • Olvidar el reloj

Cómo ser romántico después de tener sexo

El coito es una manera de tener sexo, una de las tantas que existe. Y los minutos que dure no definen en lo absoluto la calidad del sexo. Es más, si están atentos al cronómetro para establecer un tiempo ideal la calidad, seguramente, será pésima. La unión de los cuerpos se da para ser felices no para batir récords.

Muchos amantes pueden comprobar por sí solos que  5 minutos de sexo, a veces, logra mejores resultados que media hora de juegos. Todo varía en cada encuentro según diversas circunstancias.

  • Todo es sexo, no solo el coito

Lo que debe estar muy claro es que todo el ritual hace a la calidad del sexo. No se limita únicamente a esa franja de penetración. Por tal motivo, es interesante experimentar diferentes posiciones. Incorporar elementos e, incluso, fantasear con otras experiencias.

Alternar entre besos esparcidos por todo el cuerpo, practicar sexo oral y luego vaginal. Cortar en un momento para cambiar de lugar y continuar con el acto. Todo es valioso para aumentar la excitación y llegar al clímax en un estado impensado.

Ver también: ¿Por qué es importante estar relajada en el sexo?

¿Qué buscar para mejorar la calidad del sexo?

calidad-del-coito-baño

Si están interesados en mejorar esos encuentros íntimos con la pareja el consejo es salir de la rutina. Conseguir nuevas ideas que hagan trabajar los sentidos en su máximo potencial. Hacerlo en diferentes lugares y permitirse realizar travesuras que enloquecen a los hombres.

Ingresar al baño mientras tienen visitas y regalarle minutos de placer es una prueba irrefutable de lo poco que importa el tiempo que dure. 

La calidad del sexo va en aumento con el paso de los años. La experiencia es la mayor aliada para obtener minutos de felicidad plena. Hay que vivir cada encuentro como una clase especial en la mejor carrera educativa que pueda existir. Practicar, investigar y volver a intentar es la manera ideal para ser doctores del deseo.

Lo fundamental es no caer en las trampas sociales de competencias que no llevan a nada. O, lo que es peor, en las ideas generalizadas de analizar el sexo en términos de horas y no de sensaciones.

Categorías: Sexo Etiquetas:
Te puede gustar