La cita a ciegas perfecta: ¿es posible tenerla?

Para tener una cita perfecta es necesario estar atentos a ciertos detalles, más que de imagen se tratan de actitudes, descúbrelos aquí.

Una cita a ciegas perfecta es fácil de realizar… en las películas.  Pues, en la realidad todo puede suceder si no se toman las precauciones necesarias. Es verdad que muchas personas han adquirido ya experiencia en estas salidas, con diferentes resultados. Pero hay otras que aún le temen o no saben cómo planearla.

Sinceramente hay que considerar pasar, por lo menos una vez, por esta experiencia. Todo sirve como aprendizaje y no hay posibilidades de saber dónde está esa persona que nos pueda encantar.

Consejos para que tengas una cita a ciegas perfecta o cercana a lo que esperabas

Tener una cita a ciegas es acudir a un encuentro con una persona totalmente desconocida. Son dos extraños que, tal vez han dialogado a través de alguna aplicación social y deciden juntarse.

Una vez que se pone fecha y lugar de encuentro, es cuando surgen la mayoría de las dudas. ¿Qué ropa usar, de qué vamos a  hablar, qué hacer si no estamos cómodos? Los nervios típicos y normales previos al conocimiento en persona de quien podría ser nuestra futura pareja.

Para lograr que se convierta en una cita a ciegas perfecta hay ciertas pautas a seguir. No son una garantía absoluta, pero pueden ser de gran ayuda.

1. Abre tu mente y no esperes nada especial

Recurrir al lugar sin expectativas formadas con respecto al hombre que van a encontrar. Asistir lo más relajadas posibles pensando que van a un simple evento. Si algo surge luego llega con el tiempo.

Quizá la idea es salir con un nuevo amigo a tomar algo y no completar el desconocimiento con presupuestos propios. Esta actitud evita cualquier frustración como consecuencia de ver alguien que no nos gusta.

No caigas en ella: La trampa mortal de las expectativas

Cita con alguien que conocí en internet.

2.  No lo dejes esperando sin aviso

Si surge algún imprevisto por el cual no se pueda concurrir a la próxima cita, es importante demostrar respeto. Ambos están viviendo la misma situación y en su lugar, no desearían quedarse solos en la mesa.

Del mismo modo sucede si al verlo creen que no es de su agrado. Hay que tener consideración por el otro y presentarse, si se sienten incómodos pueden disculparse y salir.

3. Preparada para sorprenderse y aprender

Si han tomado las medidas de seguridad, simplemente hay que atreverse a sorprenderse. Una vez allí, la cita a ciegas perfecta quizá suceda. Iniciadas las conversaciones es probable que descubran a un compañero con quien pasar excelentes momentos.

Es el momento de escuchar y de hablar un poco más de los gustos, de los objetivos y tal vez tengan mucho en común. De no ser así, también el aprendizaje que queda es de suma importancia. Una experiencia que enriquece para esta y otras relaciones.

Es importante la primera impresión: El atuendo para la primera cita

4. No asustar con planes de familia

Es fundamental recordar que están en una salida con un ser que verdaderamente aún no conocen. Si bien pueden haber tenido muchos contactos previos por otros medios, esta es la primera cita formal.

Plantear la primera vez los deseos de formar una familia, tener hijos o comprar una casa, es demasiado. La persona seguramente huirá de inmediato por temor al compromiso y la ansiedad desmedidas.

5. La verdad es la clave

Así como no desean ser engañados por historias falsas de su pretendiente, tampoco deben mentir. La falsedad de los hechos solo trae problemas a futuro. Los nervios para que esa cita a ciegas perfecta suceda, a veces se vuelven tramposos. Pero, hay que estar relajados y mostrarse tal como uno es.

Intentar aparentar ser otro tipo de persona, solo para agradar, es un error que no conduce a buen fin. Es mejor expresarse y mostrarse con la sencillez que poseen y con transparencia.

Preparar una cita a ciegas.

Estoy en una cita a ciegas perfecta, ¿cómo sigo?

Han tenido la suerte de sentir que es la mejor cita que han tenido en los últimos tiempos, pero dudan qué pasos dar. Pues, es normal que estoy suceda. Solo actúen con naturalidad y no apresuren demasiado los hechos. En ningún momento hay que olvidar que aún sigue siendo un desconocido.

Esta primera vez no es bueno dar demasiada información personal específica. Esos datos se brindan con el tiempo y la confianza ganada. Por lo tanto acuerden un nuevo encuentro o contacto para organizar y seguirse analizando.