La comida grasosa ataca las defensas del organismo

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gerardo Paganeli el 7 enero, 2019
Aydee Castaño · 9 enero, 2014
La falta de alimentos sanos dentro de una dieta equilibrada puede debilitar el sistema inmunológico y favorecer la aparición de distintas condiciones, por lo que conviene reducir la ingesta de alimentos grasos

¿La comida grasosa puede afectar a nuestro organismo?La realidad es que el alto consumo de los alimentos ricos en grasas puede llegar a causar una debilidad del sistema inmunológico.

El sistema inmune de nuestro organismo se fortalece mediante la alimentación. Por lo tanto, si los alimentos que consumimos no son los apropiados, las defensas pueden debilitarse.

Hay que tener en cuenta que la comida grasosa puede traer a nuestra vida problemas de salud. Entre ellos nos puede hacer subir de peso, causándonos obesidad  y diabetes.

Más información: Cómo eliminar toxinas y combatir el sobrepeso

Además, su ingesta puede bajar las defensas del organismo, brindando la posibilidad a las miles de infecciones existentes a ingresar en nuestro cuerpo.

Investigaciones recientes

Un estudio realizado sobre 59.000 participantes que han seguido una variedad de dietas a lo largo de un período extenso de tiempo ha arrojado los siguientes resultados:

  • existe una pequeña pero potencial reducción del riesgo cardiovascular debido a la reducción de la ingesta de grasas saturadas.
  • el reemplazo de grasas saturadas por poliinsaturadas parece ser una buena estrategia para lograr dicha reducción.

Otra investigación ha estudiado la relación entre grasas saturadas y incremento del riesgo de colesterol “malo”, accidentes cardiovasculares y diabetes. Los resultados no han sido concluyentes:

  • no se ha podido establecer una relación causal entre consumo de grasas saturadas y el aumento de problemas de corazón, accidentes cardiovasculares o desarrollo de diabetes de tipo 2.

A pesar de no haber pruebas irrefutables sobre los efectos de las grasas saturadas en el organismo (recordemos que las investigaciones no han sido concluyentes), los nutricionaistas recomiendan consumir alimentos grasos de manera moderada.

Para llevar una vida saludable, puedes seguir las siguientes recomendaciones y hábitos.

Lee más: ¿Qué son las grasas saturadas y en qué alimentos se encuentran?

Hábitos y recomendaciones

Beneficios-de-aceite-de-oliva-3

  • Es recomendable el consumo de grasas saludables provenientes de los frutos secos, del pescado azul, del aceite de oliva o de girasol.
  • Los yogures ayudan a fortalecer las defensas.
  • Debes consumir alimentos ricos en vitaminas A, C y E, que se encuentran en frutas, verduras, y hortalizas, lácteos, trigo, cereales, y vegetales de hoja verde.
  • Otro aspecto importante para que el sistema inmunológico permanezca saludable es el ejercicio físico. Debes practicar algún deporte como la natación, montar bicicleta, o realizar caminatas diarias de una hora por lo menos.
  • Debes descansar lo suficiente durante la noche, recuerda que es durante el sueño que el cuerpo renueva las células.
  • No te automediques, los medicamentos sin autorización médica son un peligro.

No permitas que las defensas de tu organismo se debiliten tan sólo por no saber alimentarte correctamente, o simplemente por el solo hecho de dejarte llevar por el deseo de consumir comida grasa.

Si bien el sabor de la comida grasa puede ser riquísimo, no por ello es la mejor elección. Recuerda: puedes comer de todo en su justa medida. Elige platos saludables basados en vegetales, frutas y grasas sanas por sobre bollería y grasas saturadas.

  • OMS. (2012). OMS | Alimentación sana. Alimentacion Sana. https://doi.org/10.3746/jkfn.2014.43.11.1642
  • Carcamo Vargas, G. I., & Mena Bastías, C. P. (2006). ALIMENTACION SALUDABLE. (Spanish). Horizontes Educacionales.
  • Científicas, C. superior de I. (2011). Grasas y Aceites. Folleto. https://doi.org/10.3989/gya.022212