La comida grasosa ataca las defensas del organismo

Aydee Castaño 9 enero, 2014
La falta de alimentos sanos dentro de una dieta equilibrada puede debilitar el sistema inmunológico y favorecer la aparición de distintas condiciones, por lo que conviene reducir la ingesta de alimentos grasos

El alto consumo de los alimentos ricos en grasas son causantes de la debilidad del sistema inmunológico. Mediante la alimentación es que se fortalece el sistema inmune de nuestro organismo. si los alimentos que consumimos no son los apropiados, y por el contrario son ricos en grasas, las defensas se vuelven muy débiles y no pueden luchar contra los virus y las infecciones que atacan en cualquier momento.

Hay que tener en cuenta que las comidas que contienen demasiadas grasas lo único que pueden traer a nuestra vida son problemas de salud, pues no sólo nos ayudan a subir de peso, causándonos obesidad  y diabetes entre otra gran cantidad de afecciones ligadas al sobrepeso. Además como ya lo comentábamos, nos bajan y debilitan las defensas del organismo, brindando la posibilidad a las miles de infecciones que andan en el ambiente esperando el momento oportuno para atacar.

Investigaciones recientes

Algunos científicos realizaron experimentos con ratones a los que les brindaron una dieta  en la que abundaba la grasa de cerdo, con lo cual comprobaron que los glóbulos blancos de los animales perdían gradualmente la capacidad para eliminar las bacterias.

Louise Strandber, quien es el responsable de este estudio, afirmó que las personas obesas son quienes tienen un mayor riesgo de sufrir infecciones, pero que esto se debe más al consumo de grasas que obesidad.

Lo que produce una baja en las defensas del organismo no sólo es la cantidad de grasa que se consumen, sino el tipo de grasas que le estamos aportando al organismo. Por este motivo debemos tener en cuenta las siguientes recomendaciones y hábitos que debemos seguir para tener una vida saludable.

Hábitos y recomendaciones

Beneficios-de-aceite-de-oliva-3

  • Es recomendable el consumo de grasas saludables provenientes de los frutos secos, del pescado azul, del aceite de oliva o de girasol.
  • Los yogures ayudan a fortalecer las defensas.
  • Debes consumir alimentos ricos en vitaminas A, C y E, los que se encuentran en frutas, verduras, y hortalizas, lácteos, trigo, cereales, y vegetales de hoja verde.
  • Otro aspecto importante para que el sistema inmunológico permanezca saludable es el ejercicio físico, debes practicar algún deporte como la natación, montar bicicleta, o realizar caminatas diarias de una hora por lo menos.
  • Debes descansar lo suficiente durante la noche, recuerda que es durante el sueño que el cuerpo renueva las células.
  • No te automediques, los medicamentos sin autorización médica son un peligro.

No permitas que las defensas de tu organismo se debiliten tan solo por no saber alimentarte correctamente, o simplemente por el solo hecho de dejarte llevar por el deseo de consumir estos alimentos que, si, pueden ser de un sabor rico, delicioso, pero son muy perjudiciales para la salud en general.

Te puede gustar