¿Por qué la compota de manzana es uno de los postres más sanos?

La mayoría de frutas dificultan la digestión, por lo que no conviene tomarlas de postre. La manzana, al ser neutra, se puede incluso añadir en la comida.

¿Es sano o perjudicial comer fruta como postre? ¿Nos podemos dar un capricho sin que la comida deje de ser equilibrada? La respuesta la tenemos en la compota de manzana, un postre que reúne las virtudes necesarias para formar parte de una comida sana y completa.

Descubre en este artículo por qué, en general, comer postre no es una opción saludable y, en cambio, por qué podemos optar siempre por una buena compota de manzana. ¡Toma nota!

¡Cuidado con los postres de frutas!

En general la fruta es un alimento muy saludable. Sin embargo, el mejor momento para comerla no es precisamente en la comida, salvo algunas excepciones.

Varias frutas en un cuenco.

La mayoría de frutas empeoran la digestión, fermentan y causan flatulencias, empeoran la asimilación de otros alimentos y nos engordan mucho más que si las comiéramos en otro momento.

¿Cuáles son las frutas más perjudiciales en el postre?

Si queremos tomar frutas en el postre, debemos evitar las ácidas (como la naranja, la mandarina o el pomelo) y las dulces, tales como las fresas, las uvas, el melocotón, el albaricoque, el melón o la sandía.

No obstante, estas frutas podemos tomarlas a media mañana, a media tarde, o bien una hora antes de la comida.

Tampoco es recomendable optar por una ensalada de frutas variadas, ya que suele combinar muchas de las que no nos convienen. Además, se le suele añadir zumo, generalmente de naranja, y bastante azúcar.

Quizás te sea útil: Beneficios de consumir cáscaras de manzana para adelgazar

Frutas neutras

Sin embargo, hay dos frutas que se consideran neutras y, por lo tanto, es posible tomarlas como postre o incluso mezcladas con la comida. Hablamos aquí de la manzana y la pera.

La manzana es una fruta neutra que podemos tomar como postre e incluso añadir a ensaladas, guisos o asados. Se puede disfrutar de ella a cualquier hora del día y, como recomiendan muchos nutricionistas, deberíamos comer al menos una al día para mantenernos sanos y vitales.

Además, la opción de tomarla en compota es fácil de comer y, al estar cocinada, muy fácil de digerir. Igualmente, posee muchas propiedades saludables.

Beneficios de la manzana para la salud

Es útil para el aparato digestivo y circulatorio

La manzana puede tener beneficios depurativos que contribuyen a mejorar la función del hígado y la vesícula biliar. Además, contiene una buena cantidad de fibra, lo que hace ideal para combatir el estreñimiento y ciertos problemas digestivos.

Manzanas rojas.

La manzana, una gran aliada para problemas en el aparato circulatorio

Por otro lado, la manzana puede ayudar a regular los niveles de azúcar en sangre y reducir el riesgo de padecer diabetes tipo 2, así como a reducir los niveles de colesterol y presión arterial.

Otras propiedades

Por último, no podemos olvidar hacer mención a las propiedades antioxidantes de la manzana, las cuales pueden llegar a retrasar el envejecimiento celular.

Del mismo modo, puede llegar a mejorar la salud de nuestros dientes y encías, así como ayudar a aumentar la densidad ósea, prevenir la osteoporosis o alcalinizar nuestro organismo.

Finalmente, su alto contenido en flavonoides podría contribuir a prevenir algunos tipos de cáncer (si bien nunca puede ser un sustituto para su tratamiento)

Echa un ojo a: Para qué sirve una dieta alcalina

La compota de manzana, un plato muy saludable

Una vez que has conocido todas las propiedades de la manzana, es hora de que aprendas cómo prepararla en compota. ¡Manos a la obra!

La compota de manzana puede servirse en tarros pequeños.

Ingredientes para 3 raciones:

  • Dos manzanas ecológicas bien lavadas.
  • Un vaso (200 ml) de agua.
  • Especias al gusto (recomendamos canela, jengibre y cúrcuma).

Elaboración:

  1. Si hemos conseguido manzanas ecológicas podemos añadirlas con su peladura, que es muy rica en fibra. De lo contrario, será mejor pelarlas.
  2. Las trocearemos y las pondremos en una cazuela pequeña con el agua y las especias al gusto.
  3. Pondremos todo a hervir durante unos 15 minutos, con la cazuela tapada. Removeremos de vez en cuando con una cuchara mientras vamos vigilando que no falte agua.
  4. Cuando ya se haya cocido, podemos dejar los trozos enteros o bien machacarlos con un tenedor.

La manzana ya aporta cierto dulzor pero, si es una variedad muy ácida o queremos que la receta esté más dulce, podemos añadir un poco de miel de abeja o de caña.

Las especias que hemos añadido no solo aportan un toque de sabor diferente, sino que también potencian los beneficios de este postre. Entre muchas otras propiedades, mejorarán y facilitarán la digestión de lo que hemos comido.

Lee también: ¿Por qué lavar tu rostro con manzana? Conoce sus beneficios

Diferentes compotas

Si nos acostumbramos a consumir este postre, es posible que queramos darle algún toque diferente de vez en cuando para no aburrirnos. Presta atención a las siguientes sugerencias:

  • Puedes añadir pera, zanahoria o calabaza a esta compota.
  • Si la comida ha sido ligera, te recomendamos añadir unas nueces o avellanas para que sea un postre más nutritivo.
  • Para darte un capricho sin romper las reglas de una buena nutrición, de vez en cuando puedes fundir un poco de chocolate negro y añadirlo por encima de la compota.
  • Otra opción para decorar esta compota y convertirla en un suculento postre consiste en combinarla con una crema vegetal, como la de coco, arroz o almendras.

¿Te has decidido ya a preparar esta receta de compota de manzana? Recuerda que, además de estar deliciosa, puede ser muy beneficiosa para tu salud, como habrás podido comprobar. Por tanto, ¿a qué esperas para ponerte a cocinar?

Imágenes por cortesía de Franek N, marionlon, Brian Yap y torbakhopper.

  • Boyer, J., & Liu, R. H. (2004). Apple phytochemicals and their health benefits. Nutrition Journal. https://doi.org/10.1186/1475-2891-3-1
  • Eberhardt, M. V., Lee, C. Y., & Liu, R. H. (2000). Antioxidant activity of fresh apples. Nature. https://doi.org/10.1038/35016151
  • Van der Sluis, A. A., Dekker, M., Skrede, G., & Jongen, W. M. F. (2002). Activity and concentration of polyphenolic antioxidants in apple juice. 1. Effect of existing production methods. Journal of Agricultural and Food Chemistry. https://doi.org/10.1021/jf020115h