La copa menstrual, alternativa a los tampones

La copa menstrual es una alternativa ecológica y saludable a los tampones y compresas. No contiene sustancias tóxicas y nos ayuda a prevenir infecciones

Cada vez con más frecuencia escuchamos los beneficios de sustituir los tampones por una copa menstrual. Mientras que los primeros poseen muchos componentes tóxicos, la copa es una alternativa cómoda y ecológica.

Por esta razón, hoy queremos que sepas más acerca de esta opción que tanta popularidad ha adquirido en los últimos años.

Riesgos de los tampones

Los tampones incluyen entre sus componentes algunas sustancias tóxicas. Uno de los componentes es el asbesto, una sustancia mineral que aumentaría el sangrado menstrual y que además podría ser cancerígeno.

Te puede interesar: ¿Tienes periodos menstruales abundantes? Redúcelos con 5 remedios caseros

Esta sustancia se comercializa para ingerirla oralmente, por lo que no es considerada ilegal. No obstante, como los tampones entran en contacto con la mucosa del útero, el cuerpo las absorbe directamente al riego sanguíneo.

Otro componente tóxico es la dioxina. Es también potencialmente cancerígena y puede alterar el sistema inmunológico y reproductivo, además de ser un factor que contribuye a provocar endometriosis. Varios estudios e inclusos algunas entidades ya han declarado que estar en contacto repetitivo con esta sustancia es peligroso.

Finalmente, los tampones también incluyen rayón, un elemento absorbente que puede llegar a provocar un shock tóxico.

Por qué son legales

Como son productos que no se ingieren no se tiene en cuenta la toxicidad que puede provocar. Sin embargo, hay muchas mujeres que los usan habitualmente. Por esta razón, se debería garantizar que no incluyeran ninguna sustancia tóxica o potencialmente peligrosa.

Por otro lado, las compresas también contienen dioxina, pero al menos en este caso no está en contacto tan directo con nuestra vagina.

En el mercado ecológico podemos encontrar algunos tampones elaborados 100% de algodón natural y sin procesos de blanqueado, pero el punto negativo es que suelen ser caros.

La copa menstrual

Afortunadamente, tenemos una alternativa a los tampones convencionales y a las compresas. Se trata de la copa menstrual. Está realizada con silicona y tiene la forma de una copa.

Es flexible, lo cual nos permite doblarla fácilmente para introducirla en la vagina. Una vez dentro, recoge el sangrado sin absorberlo. Al sacarla, la vaciaremos en el inodoro y la limpiaremos con agua y jabón para volverla a colocar.

Después de los días de menstruación, la podemos esterilizar hirviéndola con agua y la guardaremos hasta el siguiente periodo.

También la podemos limpiar ocasionalmente con agua oxigenada, con vinagre o con algún jabón natural.

Sigue leyendo: 6 razones por las que puedes tener una menstruación irregular

Una copa menstrual limpia y esterilizada

Ventajas de la copa menstrual

  • Ecológica: Está fabricada con silicona y dura aproximadamente 10 años.
  • Económica: Al ser reutilizable, no se tira después de cada uso.
  • Saludable: No contiene ninguna sustancia tóxica.
  • Práctica: No es necesario llevar recambio.
  • Nos ayudan a prevenir infecciones como la cistitis, a diferencia de las compresas.
  • Capacidad aproximada de 30ml: Esa cantidad es más o menos un tercio del sangrado total de una mujer durante su menstruación, por lo que no tendremos la necesidad de cambiarlas tan habitualmente.
  • Nos ayuda a relacionarnos saludablemente con nuestra menstruación, sin tabúes, conociendo nuestra cantidad y ritmo natural de menstruar.

Tipos de copas

En el mercado hay varias marcas de copas menstruales. Las podemos encontrar fácilmente en tiendas de productos naturales o por Internet.

Generalmente, las hay de dos tamaños. Uno para mujeres más jóvenes o que no han tenido hijos, y otro que es ligeramente mayor, para mujeres más mayores o que ya han sido madres.

Dos copas menstruales de diferentes tamaños

¿Cómo se usan?

Cuando compremos la copa menstrual encontraremos dentro las instrucciones detalladas, aunque en Internet también hay vídeos que nos ayudarán.

Básicamente comprimiremos la parte ancha de la copa para poder introducirla bien, y una vez dentro la soltaremos para que se abra. Para sacarla estiraremos suavemente de su base.

Tal vez el principio nos cueste un poco, pero rápidamente aprenderemos a hacerlo con agilidad. Es hora de que te deshagas de las viejas costumbres y te actualices. ¡Pruébala!

Imágenes por cortesía de Zane Selvans y Greencolander

  • Agrupación Ginecológica Española. [Internet]. La copa menstrual y la esponja marina como métodos de higiene durante la menstruación. 2016. Disponible en: https://www.agrupacionginecologica.es/es/actualidad/La-copa-menstrual-y-esponja-marina-como-metodos-higiene-durante-menstruacion-84
  • Copas Menstruales. [Internet]. ¿Qué opinan los ginecólogos de la copa menstrual? 2016. Disponible en: https://www.copasmenstruales.com/blog/que-opinan-los-ginecologos-de-la-copa-menstrual/
  • Phillips-Howard PA., Nyothach, E., Ter Kuile, FO., Omoto, J., Wang, D., Zeh, C., Onyango, C., Mason, L., Alexander, KT., Odhiambo, FO., Eleveld, A., Mohammed, A., Van Eijk, AM., Edwards, RT., Vulule, J., Faragher, B. & Laserson, KF. Menstrual cups and sanitary pads to reduce school attrition, and sexually transmitted and reproductive tract infections: a cluster randomised controlled feasibility study in rural Western Kenya. BMJ Open, 2016; 6(11): e013229