La dieta del limón: ¿es efectiva?

Aydee Castaño · 8 octubre, 2019
Si bien la dieta del limón puede hacer que bajemos de peso rápidamente, no debemos alargarla más de cinco días, ya que, al ser una dieta muy estricta puede provocar algún trastorno.

La dieta del limón es muy famosa a lo largo y ancho del mundo. Consiste en aumentar la ingesta de limón diaria, así como seguir unas sencillas pautas alimentarias.

No obstante, hay que tener en cuenta que esta es una dieta muy estricta, por lo que se recomienda hablar primero con un endocrino. Si no se sigue esta recomendación, puede provocar algún inconveniente.

Las propiedades del limón, especialmente las asociadas a la pérdida de peso, son bastante conocidas. Múltiples estudios en ratones avalan sus capacidades adelgazantes, si bien es cierto que aún no existen investigaciones que la respalden en humanos.  

Los limones contienen muy poca grasa, un 10% de carbohidratos y entre un 88 y un 89 % de agua. De igual manera, es un excelente antioxidante y en algunas zonas lleva años utilizándose para tratar ciertas dolencias.

Asimismo, recuerda que lo mejor es que, si quieres perder peso, acudas a tu médico de cabecera. Las dietas por tu cuenta podrían ser peligrosas para tu salud.

La «dieta del limón»

No olvides que, antes de realizar esta dieta (o cualquiera),  lo recomendable es consultar primero con tu médico, a fin de evitar problemas en el organismo causados por la ingesta continuada del cítrico.

¿Cómo realizar esta dieta?

Propiedades curativas del limón

Durante los cinco días de la dieta, el snack de media mañana y la merienda serán un té con limón. Además, si lo deseas, puedes endulzarlo con stevia.

Con la excepción del primer día, los demás se tomará lo siguiente:

  • Una naranja o un pomelo a media mañana y media tarde.
  • Tanto en el almuerzo como en la cena, dos vasos de zumo de limón diluido en agua templada.

Día 1

Durante todo el día se bebe zumo de limón diluido en agua a temperatura ambiente. Sin embargo, se puede endulzar solo con stevia.

Además, en el almuerzo y la cena se deben comer verduras cocidas, como acelgas, espinaca, nabos, zanahoria, calabaza y calabacines. Sin embargo, no se pueden comer patatas.

Día 2

Almuerzo

  • Un plato grande de ensalada de zanahoria.
  • Tomate y berro.
  • Dos rodajas de piña.

Cena

  • Un plato mediano de arroz integral con un huevo duro.
  • Una pera.

Día 3

Almuerzo

  • Una pechuga a la plancha con limón.
  • Un tomate en rodajas con un poco de sal y aceite de oliva.
  • Una manzana.

Cena

  • Una porción de puré de calabaza.
  • Ensalada de lechuga y tomate.
  • Unas diez o quince fresas.

Día 4

Almuerzo

  • Una porción de pescado a la plancha con limón.
  • Ensalada de berenjena.
  • Dos rodajas de piña.

Cena

  • Calabacines rellenos con arroz integral y queso.
  • Puré de zanahoria.
  • Una pera.

Día 5

Almuerzo

  • Una porción de carne de ternera.
  • Una ensalada de lechuga.
  • Tomate y pepino.
  • Una manzana.

Cena

  • Una porción de pollo al horno y sin piel.
  • Espinaca gratinada.
  • Dos rodajas de melón.

No olvides que no puedes tomar todo el zumo de limón que desees.  Se recomienda tomar solo unos cuatro vasos diarios de esta mezcla, y siempre bajo supervisión médica anterior.

Finalmente, es importante que recuerdes que, además de realizar esta dieta, es necesario que vayas cambiando tus hábitos de vida y comiences a realizar ejercicio de forma más habitual (por ejemplo, caminando durante 30 minutos diariamente). Los beneficios del deporte han sido analizados por varios estudios, que aseguran que se produce una rápida mejora en nuestro estado de salud.

También te recomendamos que si no obtienes los resultados esperados o sientes molestias, lo mejor es que consultes con un especialista. 

El limón es bastante ácido, por lo que su consumo en exceso podría provocar problemas estomacales. Además, se trata de una dieta altamente estricta e hipocalórica, así que te recomendamos, de nuevo, consultar al médico antes de iniciarla.

  • Kim, M. J., Hwang, J. H., Ko, H. J., Na, H. B., & Kim, J. H. (2015). Lemon detox diet reduced body fat, insulin resistance, and serum hs-CRP level without hematological changes in overweight Korean women. Nutrition Research. https://doi.org/10.1016/j.nutres.2015.04.001
  • Wetherbee, B., Gruber, S. H., & Cortés, E. (1990). Diet, Feeding Habits, Digestion, and Consumption in sharks with Special Reference to the Lemon shark, Negaprion brevirostris. In Elasmobranchs as Living Resources: Advances in the Biology, Ecology, Systematives, and the Status of the Fisheries.
  • Leksrisompong, P. P., Lopetcharat, K., Guthrie, B., & Drake, M. A. (2012). Descriptive analysis of carbonated regular and diet lemon-lime beverages. Journal of Sensory Studies. https://doi.org/10.1111/j.1745-459X.2012.00389.x