La dieta del limón

Si bien la dieta del limón puede hacer que bajemos de peso rápidamente, no debemos alargarla más de cinco días, ya que, al ser una dieta muy estricta puede provocar algún trastorno.

El limón, además de ser un cítrico rico en vitamina C, puede ayudarte a adelgazar. 

Gracias a la “dieta del limón” puedes bajar de peso. No obstante, hay que tener en cuenta que esta es una dieta muy estricta, por lo que se recomienda que solo se haga durante cinco días. Si no se sigue esta recomendación, puede provocar algún inconveniente.

Las propiedades del limón, especialmente las adelgazantes, son bastante conocidas. Los limones contienen muy poca grasa, un 10% de carbohidratos y entre un 88 y un 89 % de agua. De igual manera, es un excelente antioxidante y desinflamante natural.

La «dieta del limón»

Se llama “dieta del limón” porque el limón es el alimento que más se debe consumir durante esta dieta. Además, se puede hacer dos veces al año con el propósito de adelgazar o simplemente para desintoxicarse.

¿Cómo realizar esta dieta?

Propiedades curativas del limón

Durante los cinco días de la dieta, el desayuno y la merienda serán un té con limón. Además, si lo deseas, puedes endulzarlo con stevia.

Con la excepción del primer día, los demás se tomará lo siguiente:

  • Una naranja o un pomelo a media mañana y media tarde.
  • Tanto en el almuerzo como en la cena, dos vasos de zumo de limón diluido en agua templada.

Día 1

Durante todo el día se bebe zumo de limón diluido en agua a temperatura ambiente. Sin embargo, se puede endulzar solo con stevia.

Además, en el almuerzo y la cena se deben comer verduras cocidas, como acelgas, espinaca, nabos, zanahoria, calabaza y calabacines. Sin embargo, no se pueden comer patatas.

Día 2

Almuerzo

  • Un plato grande de ensalada de zanahoria.
  • Tomate y berro.
  • Dos rodajas de piña.

Cena

  • Un plato mediano de arroz integral con un huevo duro.
  • Una pera.

Día 3

Almuerzo

  • Una pechuga a la plancha con limón.
  • Un tomate en rodajas con un poco de sal y aceite de oliva.
  • Una manzana.

Cena

  • Una porción de puré de calabaza.
  • Ensalada de lechuga y tomate.
  • Unas diez o quince fresas.

Día 4

Almuerzo

  • Una porción de pescado a la plancha con limón.
  • Ensalada de berenjena.
  • Dos rodajas de piña.

Cena

  • Calabacines rellenos con arroz integral y queso.
  • Puré de zanahoria.
  • Una pera.

Día 5

Almuerzo

  • Una porción de carne de ternera.
  • Una ensalada de lechuga.
  • Tomate y pepino.
  • Una manzana.

Cena

  • Una porción de pollo al horno y sin piel.
  • Espinaca gratinada.
  • Dos rodajas de melón.

No olvides que puedes tomar todo el zumo de limón que desees. Sin embargo, debes diluirlo en agua templada. Asimismo, se recomienda tomar de seis a ocho vasos diarios de esta mezcla.

Por otra parte, se debe tener en cuenta que solo se puede comer lo que se recomienda si quieres que esta dieta dé los resultados que esperas.

Finalmente, es importante que recuerdes que, además de realizar esta dieta, es necesario que vayas cambiando tus hábitos de vida y comiences a realizar ejercicio de forma más habitual (por ejemplo, caminando durante 30 minutos diariamente).

También te recomendamos que si no obtienes los resultados esperados o sientes molestias, lo mejor es que consultes con un especialista. 

El limón es bastante ácido, por lo que su consumo en exceso podría provocar problemas estomacales. Además, se trata de una dieta altamente estricta e hipocalórica, así que te recomendamos consultar al médico antes de iniciarla.