Cuál es la dieta indicada para la lactancia

Brunilda Zuñiga 16 abril, 2018
Es muy importante que durante la lactancia nos alimentemos de forma adecuada para que ni el bebé ni nosotras suframos ningún tipo de carencia que pueda poner en riesgo nuestra salud

Nadie puede negar que una de las mejores etapas de la vida de toda mujer es el el momento en que se convierte en madre. No obstante, con el nuevo miembro de la familia, llega algunas inquietudes que es necesario resolver. Una de ellas es la dieta indicada para la lactancia.

Aunque podría parecer un tema que no requiere mucha atención, la realidad es muy distinta. Se puede caer en dos extremos que para nada son sanos.

  • El primer extremo es que te pases con las porciones, aunque no necesariamente con los nutrientes, y termines con un sobrepeso que afecte tu salud.
  • El segundo caso es que te quedes corta en nutrientes y al alimentar a tu bebé termines con una deficiencia nutricional.

Debido a que tú serás la encargada de dar los primeros nutrientes a tu bebé, es importante que te asegures de comer los alimentos correctos.

A continuación te daremos algunos consejos sobre la dieta indicada para la lactancia. Verás que no es algo imposible ni requieres cambios dramáticos. En todo caso, solo debes prestar un poco de atención al organizar tus menús.

1. Salmón

el-salmon-un-pescado-versatil-y-muy-saludable

El salmón es uno de los mejores alimentos que podemos incluir en nuestra dieta, independientemente de tu estado de salud o características.

Es el primer alimento de la dieta indicada para la lactancia porque aporta ácidos grasos, mismos que son vitales para el desarrollo del sistema nervioso de tu bebé. En general, tu leche materna aporta este compuesto por sí mismo y al consumir salmón, aumentas la cantidad.

Además, algunos estudios han demostrado que los ácidos grasos también combaten y previenen la depresión posparto.

Creemos que estos dos motivos son más que suficientes para incluir el salmón, al menos, dos veces por semana en tu dieta.

Ver también: 6 razones por las que comer salmón mejora tu salud

2. Lácteos bajos en grasa

Otro de los ingredientes que debe estar en la dieta indicada para la lactancia son la leche y sus derivados (yogur, queso, crema, etc.). Todos estos productos contienen vitamina D, que es vital para el desarrollo y fortalecimiento de los huesos de tu bebé.

Además, aportan proteína y vitaminas del grupo B que mejoran la absorción del calcio. Es importante que consumas estos productos varias veces al día para asegurarte de tener aportar calcio a tu recién nacido sin riesgo de presentar problemas en el futuro.

Incluso si eres muy joven, tu cuerpo se desmineraliza cuando das de lactar a tu bebé. Lo mejor es que no tienes que aburrirte por comer lo mismo.

  • Por la mañana puedes añadir un poco de leche a tu batido matutino.
  • En la tarde, añade un trozo de queso a tus ensaladas y por la noche incluye una taza de yogurt.

3. Carnes magras

carnes magras

Las carnes magras también son vitales en la dieta indicada para la lactancia. Como mamá, obtendrás suficiente hierro y energía para cuidar a tu hijo y mantenerte al tanto de tus actividades.

Además, si tuviste algún problema de hemorragia durante el parto, es necesario recuperar los niveles de hemoglobina y la mejor forma es a través del hierro de la carne.

En cuanto a tu bebé, al incluir carnes magras, tu leche tendrá mayor cantidad de proteína y vitamina B12 completamente naturales que ayudan al desarrollo de tu pequeño.

Recuerda que la recomendación con las carnes magras es consumirlas con el mínimo de grasas y sal posible. Elige las cocciones que son al horno, a la plancha, asadas y similares. Además, es recomendable que elijas carnes de excelente calidad.

Entendemos que esto puede requerirte una inversión mayor, pero piensa que, a futuro, la salud de tu bebé y la tuya reflejarán los esfuerzos realizados.

Te recomendamos leer: ¿Qué son las proteínas magras y cuáles son sus aportes a la dieta?

4. Frijoles negros

frijoles-negros

Sabemos que algunas personas desean o deben reducir la cantidad de carne que consumen. Si es tu caso, entonces debes saber que parte de la dieta indicada para la lactancia incluye frijoles negros.

Son una de las mejores fuentes de proteína no animal aunque deberás vigilar las porciones pues aportan bastantes carbohidratos. Considera que una porción equivale a media taza de frijoles cocidos (126 g).

Para no aburrirte de comer frijoles todo el tiempo, puedes probar varias recetas y tipos. Además, puedes cambiar ocasionalmente los frijoles por su caldo. Este suele contener gran cantidad de nutrientes y es una buena base para una sopa de vegetales.

Te puede gustar