La dieta de la levadura de cerveza

Seguro que conoces este alimento, o tal vez lo hayas consumido en alguna preparación. Si aún no lo añades a tus platos, después de leer este artículo correrás a comprarlo. Llevar a cabo la dieta de la levadura de cerveza es una de las mejores decisiones que puedes tomar en tu vida.

Levadura de cerveza, un superalimento

¿Sabías que se trata de uno de los alimentos con mayor perfil nutricional que existe? Presta atención a todos sus componentes:

  • 8 aminoácidos esenciales.
  • 10 aminoácidos indispensables para formar proteína.
  • 40% de proteínas.
  • 14 minerales, entre ellos selenio, cromo, zinc, cobre, calcio y hierro.
  • 20 vitaminas entre las que se destacan las del grupo B.
  • Ácido nucleico, vital para la regeneración celular
  • Biotina y fibra alimentaria.

¿Quiénes deben consumir la levadura de cerveza?

Es perfecta para:

  • Las mujeres embarazadas y en etapa de lactancia.
  • Los niños en la etapa de desarrollo (sobre todo hasta los 7 años).
  • Los adolescentes.
  • Los deportistas (mejora el rendimiento y oxigena los tejidos musculares).
  • Los que están haciendo dieta para bajar de peso.
  • Los vegetarianos y veganos (para aumentar la ingesta de proteínas).
  • Las personas mayores.
  • Las personas con deficiencias alimentarias.
  • Los que tienen anemia.
  • Los diabéticos.
  • Los que padecen desequilibrios hormonales (progesterona, tiroides, testosterona).
  • Los pacientes oncológicos.
  • Las personas que han pasado por una cirugía o intervención quirúrgica.
  • Los que sufren problemas alimentarios (bulimia, anorexia, desnutrición).
  • Aquellos con enfermedades hepáticas.
  • Los que tienen colesterol elevado.

Lee también: Los mejores alimentos que se deben comer durante el embarazo

Como te has dado cuenta, la levadura de cerveza tiene muchas bondades casi para todos los grupos de personas, a cualquier edad y condición.

Levadura de cerveza

¿Qué es la levadura de cerveza?

La levadura de cerveza es un fermento que se obtiene en el proceso de fabricación de una de las bebidas más consumidas en todo el mundo pero, a diferencia de esta, no tiene alcohol. Se produce por la descomposición de la cebada, causando un hongo seco y pulverizado que recibe el nombre de Saccharomyces cerevisiae.

Se puede cultivar en los laboratorios para ser usada como suplemento nutricional, pero la mayoría de las levaduras de cerveza que consumimos hoy en día se obtienen de lo que sobra del proceso de fabricación de la bebida.

No obstante, antes de llegar a los mercados, se limpia y se le quita lo amargo y en esos pasos pierde una parte de sus componentes benéficos, por lo tanto, no es de la mejor calidad si la comparamos con la que se consigue apenas se prepara la cerveza.

Levadura de cerveza

Es necesario entonces que compres la levadura viva, es decir, que no haya pasado por ningún proceso de refinado o “mejorado” (que en realidad, la empeora).

Existen dos tipos de levaduras de cerveza, las amargas y las desamargadas, según el procedimiento que hayan recibido. La levadura amarga tiene una cantidad mayor de nutrientes que la desamargada, por las razones que ya te hemos explicado.

Aprovecha las bondades de la levadura de cerveza para perder peso

Se aconseja consumir entre 20 y 30 gramos de levadura de cerveza a diario. Este suplemento proteico, que se puede comprar en las dietéticas y casas naturistas, es usado por muchas personas que llevan a cabo dietas hipocalóricas.

Es bueno prestar atención al momento de adquirirla. En algunos sitios viene en tres presentaciones o sabores (natural, manzana, queso…) según si se quiere consumir con comidas dulces o saladas. Se puede mezclar con todos los alimentos si queremos enriquecer sus valores nutricionales, es decir, potenciar sus bondades.

Algunos alimentos con los que puedes ingerir la levadura de cerveza son la leche, los yogures, zumos naturales, batidos caseros, con cereales, en ensalada con verduras, cocinada en una pasta, en las tartas, en postres, diluida en un té, en carnes y en hamburguesas veganas.

Como puedes ver, es un producto muy versátil.

Levadura de cerveza

Tips para la dieta de la levadura de cerveza

  • Asegúrate de comprar levadura viva y que sea amarga, para evitar procesos químicos o de lavado que le quitan muchos de sus nutrientes.
  • Viértela en tus batidos naturales (de frutas o vegetales) durante el día para saciar tu apetito y alimentarte mejor.
  • Compra levadura en copos para añadir a tus platos (ensaladas, tartas o lo que incluya tu dieta). Con una cucharadita pequeña estarás añadiendo proteínas y vitaminas, y sin añadir demasiadas calorías.
  • Empieza tu mañana con levadura de cerveza mezclada en un vaso de agua tibia con un poco de zumo de limón. Tiene que ser en ayunas, durante dos semanas seguidas. Espera media hora para desayunar.
  • Cada vez que tengas hambre, no ataques todo lo que hay en la nevera. Mejor si espolvoreas levadura de cerveza en vegetales crudos como zanahorias o pepinos.

Lee también: Zanahoria y levadura de cerveza para la falta de apetito

  • Añade levadura de cerveza en la ensalada de tu almuerzo o en la hamburguesa a la plancha. Con una pequeña porción te sentirás mucho más saciado y con energía para continuar tu jornada.
  • Es recomendable que consumas levadura en polvo o copos, o bien, viva, tres veces al día (10 gramos cada vez, aproximadamente), durante un mes seguido, para obtener buenos resultados.
  • No te olvides de leer las instrucciones que vienen en el paquete. Así sabrás las cantidades exactas para cada alimento.
  • Lleva una vida saludable. Por más de que cumplas con la dieta de la levadura de cerveza, es preciso que realices ejercicio dos o tres veces a la semana, que bebas dos litros de agua diarios y que evites ciertos alimentos como el café, los fritos, las harinas y los azúcares (refinados). De esta manera, podrás obtener muy buenos resultados en menos tiempo.