¿La disfunción sexual es común?

22 julio, 2018
Cuando de encuentros íntimos se trata, los medios y la sociedad se han encargado de elevar las expectativas a niveles inalcanzables. La verdad es que siempre hay problemas durante el sexo y se le conoce como disfunción sexual. Descubre qué tan común es.

La disfunción sexual es un problema en el funcionamiento erótico de las personas que usualmente impide el desarrollo de una vida sexual plena, el desarrollo de vínculos satisfactorios en las parejas y que, frecuentemente deterioran la autoimagen y la autoestima.

Sus determinantes pueden encontrarse en una variedad de niveles de la naturaleza humana, desde nuestra constitución biológica, psicológica, de pareja y el ambiente social y cultural ante el erotismo.

Como la sexualidad es parte vital de las personas, su estado mental, físico y espiritual –y más aún en las adultas mayores o de la tercera edad- impactará directamente en el desempeño de la función sexual y se traducirá en padecimientos relacionados con el sexo.

No hay un tratamiento general, por lo que el diagnóstico personalizado será vital para tratar cada caso

Disfunción sexual femenina

Disfunción eréctil.

Este trastorno se produce cuando hay un cambio significativo en el comportamiento sexual habitual de la mujer. Disminuyen o incluso desaparecen los pensamientos y fantasías sexuales y se posponen o se evitan las relaciones. Además, la fémina puede sufrir una incapacidad para disfrutar del coito y esto afecta a la calidad de vida y a las relaciones personales.

Dentro de la disfunción sexual femenina, existen diferentes tipos:

  • Disfunciones del deseo sexual hipoactivo: falta de deseo.
  • Trastorno de excitación sexual.
  • Dolor asociado al coito.
  • Vaginismo: dificultad de realizar el coito debido a la contracción involuntaria de los músculos inferiores de la vagina.
  • Anorgasmia: la mujer no puede o le resulta sumamente dificultoso tener orgasmos.

Para estos casos, no hay ningún tratamiento válido y efectivo, por tanto, un buen conocimiento de la naturaleza del problema sexual es fundamental para tratar a cada afectada. El especialista revisará la historia clínica que incluya el aspecto médico sexual y social.

Descubre estos: 4 trucos para mantener la erección

Disfunción sexual en los hombres

Para que un hombre considere que tiene una disfunción sexual, es necesario que presente problemas para sentir el deseo (tener ganas de sexo), excitarse (y lograr la erección) o alcanzar los orgasmos (eyacular y disfrutar el orgasmo).

Cualquiera puede ocasionalmente experimentar fallas en la respuesta sexual. Sin embargo, se habla de disfunción sexual cuando el inconveniente se prolonga, por lo menos tres meses y de manera persistente. Las disfunciones sexuales en los hombres se clasifican en:

Disfunciones del deseo

  • Deseo sexual hipoactivo. Ha perdido las ganas.
  • Disminución de pensamientos y fantasías sexuales.
  • Disminución de la frecuencia con que inicia la actividad sexual.
  • Deseo sexual hiperactivo. Siente deseo sexual casi todo el día, en cualquier momento, no importa lo que esté haciendo.
  • No puede controlar o postergar la necesidad inmediata de satisfacer su deseo sexual.
  • No puede detener su conducta a pesar de las consecuencias perjudiciales en su trabajo, personales o con su pareja.

Disfunciones de la excitación

  • Disfunción eréctil. Experimenta dificultad para mantener una erección durante el encuentro íntimo.

Disfunciones del orgasmo

  • La eyaculación precoz: El hombre no controla el momento en el que desea eyacular.
  • La eyaculación retardada. El varón no puede o le resulta sumamente difícil eyacular a pesar de recibir estimulación adecuada, desearlo e intentarlo.
  • La insensibilidad o dispareunia. El hombre sí eyacula, pero no experimenta las sensaciones placenteras del orgasmo.
  • La evitación sexual fóbica. Esquiva toda situación de índole sexual.

No es imposible: ¿Cómo prolongar la erección firme que quieres?

Problemas e pareja.

En mujeres es más común

Esta serie de síndromes en los que los procesos eróticos de la respuesta sexual resultan no deseables es un problema de salud común que afecta a hombres y mujeres de cualquier edad. Aunque, son más frecuentes en las féminas.

Sin embargo, una gran parte de las pacientes no acude a la ayuda profesional ni procura tratamiento u orientación por desconocimiento del tema, razones sociales, culturales e incluso religiosas.

En ambos casos, se trata de procesos de naturaleza erótica. Además, se presentan en forma recurrente y persistente. Por último, se evidencian en síntomas que permite la identificación de grupos de personas.

La función sexual es una parte de la vida que hay que cuidar. Combatir la ansiedad, el estrés, cumplir una alimentación sana y adoptar el hábito del ejercicio ayudarán a sobrellevar los cambios naturales del organismo. Asimismo, visitar al médico es una tarea obligatoria en estos casos. Un sexo placentero y saludable coadyuva en el equilibrio del ser y permite disfrutar sin miedo de uno de los aspectos más importantes de la vida.

Te puede gustar