La elección del momento correcto del día para hacer ejercicio

Según lo que se quiera alcanzar se debe escoger el horario para ejercitarse. Si deseas adelgazar, no puedes entrenar a la misma hora de quien busca desarrollar masa muscular.

Entrenar es una de las actividades más saludables, pero dependiendo de los objetivos individuales, se deberá elegir el mejor momento del día para hacer ejercicio.

Quien desee bajar de peso, por ejemplo, no puede ejercitarse a la misma hora que quien pretenda ganar masa muscular o aumentar la resistencia anaeróbica. Los resultados nunca serán los mismos.

­Aunque, muchas personas organizan su agenda de entrenamiento en función de su disponibilidad de tiempo, no siempre es lo correcto. Hay varios parámetros que permiten identificar cuándo se debe o no someter al cuerpo a determinadas rutinas. De la misma forma que hay ciclos para el descanso y las hormonas, también los hay para el rendimiento físico.

­Según afirman los expertos, es el ritmo biológico de sueño y vigilia (reloj interno), determinado por el sol, el que controla las funciones que inciden en la práctica deportiva. Por ello, los deportistas no dan un paso sin antes evaluar el comportamiento de su reloj interno, y la repercusión que éste tiene en su rendimiento, velocidad y esfuerzo.

¿Cuál es el mejor momento del día para hacer ejercicio?

Cuál es el mejor momento del día para hacer ejercicio

Quienes habitualmente realicen actividades de suave a moderada intensidad, pueden hacerlo en cualquier instante, siempre que gocen de buena salud y eviten los excesos. No obstante, es preciso tomar en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Por la mañana la temperatura corporal está en su nivel más bajo, por ende, la energía y el flujo sanguíneo se ven mermados. El frío junto con la rigidez de los músculos, aumenta los riesgos de fracturas o lesiones.
  • Estudios recientes indican que las sesiones de entrenamiento matutino comprometen el sistema inmunitario, elevando las posibilidades de contraer infecciones por bacterias o virus.
  • La temperatura del cuerpo y las hormonas llegan a su pico más alto a las 18 h de la tarde. Por ello, el cuerpo responde mejor a las exigencias deportivas.
  • Entre las 16:00 y las 17:00 de la tarde los pulmones funcionan más adecuadamente. Los músculos se vuelven más flexibles, la intensidad es mayor, el rendimiento mejora, y el estrés se libera con más facilidad.
  • Ejercitarse entre las 15:00 y las 19:00 de la tarde, ayuda a regular la ingesta de alimentos.
  • Entrenar a primera hora del día, crea constancia y obliga al descanso oportuno.  No obstante, requiere de un calentamiento más extenso, por la cantidad de horas de inactividad durante el sueño.
  • El ejercicio genera adrenalina. Practicarlo en horario nocturno, podría derivar en insomnio y dificultad para controlar el ritmo cardiaco. Lo ideal es hacerlo dos horas antes de acostarse.

Lee también: 6 ejercicios para tonificar la espalda

¿Por qué elegir un momento del día para hacer ejercicio?

Ejercicios de movimiento

Para lograr las metas planteadas hay que saber escoger el momento del día para hacer ejercicio. Dependiendo de lo que se quiera alcanzar, se puede hacer de la siguiente manera:

  • Quemar calorías. Quien procure adelgazar puede entrenar en la tarde, cuando el metabolismo empiece a disminuir. Cuanto más frío esté el ambiente, más calorías se podrán quemar.
  • Aumentar la resistencia aeróbica. Esta es la capacidad biológica de efectuar un esfuerzo extenso a una intensidad media o baja. El rendimiento será el mismo, sin importar la hora en que se entrene.
  • Ganar resistencia anaeróbica. Para obtener flexibilidad, fuerza, potencia y velocidad, es decir, realizar esfuerzos de corta duración a intensidades elevadas, conviene ejercitarse a partir de las 18:00 de la tarde e incluso al caer la noche. Los deportistas tienden a entrenar a la misma hora de la competición, para asegurar y monitorear su desempeño.
  • Desarrollar masa muscular. Las hormonas serán las mejores aliadas en este propósito si se entrena a primera hora de la mañana o al final de la tarde.

Ver también: Ejercicios para fortalecer las lumbares

Cada organismo es distinto

Mujer-haciendo-ejercicio

Aunque existan sugerencias generales, es importante recordar que cada organismo es diferente, y que las respuestas a los estímulos no son las mismas en todos los casos. Calcular la temperatura corporal, de acuerdo a los ciclos circadianos, es una forma de determinar cuál es el mejor momento del día para hacer ejercicio.

Para ello, es preciso llevar un control durante cinco o seis días consecutivos (con mediciones cada dos horas) para establecer una cifra promedio. Se puede entrenar tres horas antes o tres horas después de presentarse el número más alto.

Si esto resulta complicado, y lo que se busca es mantener un buen estado de salud, hay otras opciones. Más allá de someterse a regímenes estrictos y sacrificados, un entrenamiento de 30 minutos al día puede funcionar. Haciéndolo al aire libre se obtienen grandes beneficios, pero conviene desestimar el horario de las 11:00 de la mañana a las 4:00 de la tarde.