La esclerosis múltiple: nuevas opciones de tratamiento

15 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la enfermera Maria Marin Garcia
Debido al desconocimiento que existe sobre las enfermedades autoinmunes y la dificultad de tratamientos específicos para ellas, en este artículo analizaremos la esclerosis múltiple y sus nuevos tratamientos.
 

La esclerosis múltiple es una enfermedad grave, crónica, imprevisible y causante de discapacidad física. Además, su evolución puede variar de relativamente leve a grave en diferentes grados. Por eso es tan importante estudiar la esclerosis múltiple y sus nuevos tratamientos.

En esta enfermedad, se produce una alteración o falta de regulación del sistema inmunitario y llega a afectar al sistema nervioso central (SNC). En otras palabras, se desencadena una destrucción de células por parte del propio organismo y afecta a las conexiones del cerebro con el resto del cuerpo.

¿Qué es la esclerosis múltiple?

Etimológicamente, la esclerosis múltiple significa ‘endurecimiento o cicatrización múltiple’. Esto quiere decir que se produce un endurecimiento, inflamación y posterior destrucción de partes esenciales de nuestras células. Además, las más afectadas son las distintas zonas de nuestro cerebro.

En el cerebro existe un área conocida como sustancia blanca. Esta, a su vez, está formada por fibras de neuronas envueltas de mielina. Las neuronas son las células cerebrales y la función de la mielina es permitir la transmisión de información cerebral.

 

Como resultado, la inflamación de la sustancia blanca y la destrucción de mielina se resume en un enlentecimiento o incapacidad de transmisión de mensajes electroquímicos entre el cerebro, la médula espinal y el resto del cuerpo.

De forma principal, los síntomas de esclerosis múltiple aparecen entre los 20 y 40 años. Sin embargo, el diagnóstico es tardío al no existir una prueba específica para ello.

Existen factores de riesgo de desarrollo de la enfermedad como son los siguientes:

  • Raza blanca.
  • Mujeres.
  • Climas templados, etc.
esclerosis multiple

Podría gustarte: ¿Qué diferencia hay entre ELA y esclerosis múltiple?

La esclerosis múltiple y sus nuevos tratamientos

Los objetivos de tratar la esclerosis múltiple se deben, en gran medida, a retrasar el progreso de la enfermedad y ayudar a manejar sus síntomas. Podemos resumir la finalidad del tratamiento en los siguientes puntos:

 
  • Enlentecer la afectación cerebral.
  • Ralentizar la incapacidad que produce.
  • Reducir el número de brotes.
  • Mejorar las conexiones cerebro-cuerpo.
  • Disminuir el dolor.
  • Dar soporte y ayuda psicológica.
  • Mejorar la calidad de vida.

Antes de analizar nuevos tratamientos, es necesario conocer qué opciones básicas se utilizan para mejorar esta enfermedad incapacitante que afecta a un gran número de personas en el mundo.

Por suerte, aunque a veces no sirve para hacer desaparecer la enfermedad, existen diferentes formas de tratamiento para la esclerosis múltiple como son:

Tratamiento sintomático

Pretende mejorar la calidad de vida, así como disminuir los síntomas de la enfermedad y la incapacidad. Existen diferentes formas sintomáticas de tratar la esclerosis múltiple como son las siguientes:

  • Rehabilitación pasiva: realizada por profesionales fisioterapeutas.
  • Rehabilitación activa: realizada por la propia persona.
 
  • Terapias de inyección: para mejorar la musculatura específica que pueda estar afectada.
  • Tratamiento farmacológico: uso, por ejemplo, de corticoides que disminuyen la inflamación.
  • Cirugía ortopédica: para mejorar alineación de tendones, huesos y músculos que han perdido movilidad.
  • Cirugías cerebrales: para realizar modificaciones en fibras nerviosas inflamadas o endurecidas.
rehabilitación

Quizá te interese: El diagnóstico de la esclerosis múltiple

Tratamiento agudo

En el momento en que se produce un brote y la persona se ve afectada en mayor medida, se utiliza un tratamiento sintomático más exhaustivo e intenso en un período de tiempo relativamente corto.

Nuevas opciones de tratamiento

Utilizado de manera preventiva, el tratamiento modulador de la enfermedad se utiliza para impedir que aumenten las lesiones o progresión de la enfermedad.

 

Esta terapia se basa en fármacos de inmunosupresión o inmunomoduladores. Así, se controla la respuesta inmunitaria y permite que no se inflamen y/o destruyan las células de manera autónoma. En otras palabras, frena el error que hace que las defensas identifiquen las propias partes de nuestro cuerpo como extrañas.

Los objetivos de estas terapias son, principalmente, controlar la inflamación y la aparición de brotes a corto plazo. Se resume en ralentizar la progresión de la incapacidad provocada por la enfermedad a largo plazo.

Ejemplos de estos medicamentos son los siguientes:

  • Primeras opciones: interferón beta y copaxone.
  • Segunda línea de tratamiento: natalizumab y fingolimod.

Esclerosis múltiple y sus nuevos tratamientos

Desgraciadamente, en ocasiones, el uso de los tratamientos en la esclerosis múltiple es poco efectivo. Esto se debe fundamentalmente al diagnóstico tardío de esta enfermedad.

Por ello, es muy importante que ante cualquier síntoma de incapacidad se consulte con un profesional sanitario para descartar esta patología lo antes posible. En el caso de no ser descartada, esto permite prevenir su evolución a tiempo con estas nuevas formas de tratamiento.

 
  • GAEM F. TRATAMIENTOS DE LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE [Internet]. [cited 2020 May 10]. Available from: https://fundaciongaem.org/tratamiento-la-esclerosis-multiple/
  • Cohen M, Maillart E, Tourbah A, De Sèze J, Vukusic S, Brassat D, et al. Switching from natalizumab to fingolimod in multiple sclerosis: A French prospective study. JAMA Neurol. 2014;71(4):436–41.
  • Kappos L, Radue EW, Comi G, Montalban X, Butzkueven H, Wiendl H, et al. Switching from natalizumab to fingolimod : A randomized, placebo-controlled study in RRMS. Neurology. 2015 Jul 7;85(1):29–39.
  • Jacobs LD, Beck RW, Simon JH, Kinkel RP, Brownscheidle CM, Murray TJ, et al. Intramuscular interferon beta-1a therapy initiated during a first demyelinating event in multiple sclerosis. N Engl J Med. 2000 Sep 28;343(13):898–904.
  • McGuigan C, Craner M, Guadagno J, Kapoor R, Mazibrada G, Molyneux P, et al. Stratification and monitoring of natalizumabassociated progressive multifocal leukoencephalopathy risk: Recommendations from an expert group. J Neurol Neurosurg Psychiatry. 2016 Feb 1;87(2):117–25.
  • Giovannoni G, Turner B, Gnanapavan S, Offiah C, Schmierer K, Marta M. Is it time to target no evident disease activity (NEDA) in multiple sclerosis? Vol. 4, Multiple Sclerosis and Related Disorders. Elsevier B.V.; 2015. p. 329–33.
  • García Merino A, Ramón Ara Callizo J, Fernández Fernández O, Landete Pascual L, Moral Torres E, Rodríguez-Antigüedad Zarrantz A. Consenso para el tratamiento de la esclerosis múltiple 2016. Sociedad Española de Neurología. Vol. 32, Neurologia. Spanish Society of Neurology; 2017. p. 113–9.