La espirulina, un alimento que se puso de moda

24 febrero, 2014
Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
Muchas personas consumen la espirulina en cápsulas o extracto en polvo. También puedes encontrarla en píldoras duras.

Quizás a simple vista no resulte demasiado tentadora. De hecho, posee un aroma muy peculiar y un característico tono verde intenso. Sin embargo, más allá de su aspecto un tanto extraño o poco familiar, la espirulina es considerada un superalimento.

Por ello, tanto la OMS (Organización Mundial de la Salud) como la ONU (Organización de las Naciones Unidas) han recomendado sumarla a la dieta como un complemento alimenticio. 

Como si esto fuera poco, la NASA ha incluido la espirulina en la alimentación de sus astronautas durante sus misiones al espacio. Esto nos da una idea del alto valor nutricional de este producto natural.

Asimismo, este alimento es consumido con frecuencia por atletas de alta competición para mejorar su performance, ya que se cree que ayudaría a reducir los tiempos de recuperación y a fortalecer las defensas.

¿Qué es la espirulina?

De manera general, se dice que la espirulina es un alga de color azul verdoso que tiene forma de espiral. Sin embargo, podría ser que la espirulina no sea un alga en sí, sino otro tipo de organismo vivo. Pero independientemente de su título, lo que a nosotros realmente puede interesarnos es que la espirulina contiene proteínas y otros nutrientes.

Según U.S. Department of Agriculture, en la espirulina podemos encontrar las vitaminas A, B1, B2, B5, B6, ácido fólico, así como las vitaminas E y H. También se señala que la espirulina podría ser una fuente natural en vitamina B12.

Espirulina: sus propiedades

Se cree que la espirulina poseería efectos interesantes para la salud. Además, cuenta con una historia de cientos de años dentro de la alimentación humana. Existen leyendas que cuentan que ella formaba parte del menú de algunas civilizaciones americanas como los incas y los aztecas.

La espirulina como suplemento dietético

Espirulina

El desmesurado crecimiento de la población humana ha llevado a examinar fuentes alimenticias poco convencionales como recurso potencial. El alto contenido en proteínas de Spirulina (5,92g/100g) le confiere un elevado valor nutritivo, aunque de bajo poder calórico. (2)

Actualmente en Occidente se emplean estas algas con otros objetivos, tales como reducir el apetito en obesos (3). Por tal razón se expende comercialmente como suplemento dietético. Esto se debe a que poseería p-caroteno, vitaminas C, E, y algunas del grupo B, fundamentalmente B6 y B12, adernás de todos los aminoácidos esenciales y no esenciales 6.

La espirulina también es rica en yodo, un componente efectivo para la estimulación de la glándula tiroides, acelerando el metabolismo y favoreciendo, con ello, un procesamiento mucho más rápido de las grasas en nuestro cuerpo. (4)

Por otro lado, la espirulina posee un elevado contenido de Fenilalanina, un aminoácido que también ayudaría a reducir la sensación de apetitoentre sus múltiples funciones en el organismo humano. (6)

Ver también: Cuáles son los mejores suplementos para la nutrición deportiva

Espirulina contra el envejecimiento

Otro aspecto importante que debes conocer sobre la espirulina es que la misma, según un estudio de Oxidative Medicine and Cellular Longevity, incluye agentes antioxidantes que te ayudan a mantenerte joven, pues retrasan los efectos del envejecimiento.

Cuando decimos que la espirulina contiene agentes con un efecto antioxidante, ello significa que estos hacen frente y reducen los efectos negativos de los llamados radicales libres, que no son más que sustancias altamente reactivas que aceleran el proceso de envejecimiento, deteriorando nuestras células y tejidos. Los radicales libres son producidos por nuestro propio cuerpo.

Sin embargo,  uno de los componentes activos de la espirulina, la ficocianina, ejerce un potente efecto antioxidante que es capaz de inhibir esos efectos de los radicales libres. En concreto, esta sustancia ayuda a prevenir daños en el ADN y las células.

Por lo tanto, su consumo no solo previene el envejecimiento de la piel, sino que disminuye el riesgo de enfermedades propias del envejecimiento celular o asociadas a los procesos inflamatorios.

¿Cómo la consigues? ¿Cómo la consumes?

Muchas personas consumen la espirulina en cápsulas o extracto en polvo. También puedes encontrarla en píldoras duras, compactas, que puedes comprar en las tiendas naturistas o herboristerías que incluyen productos de tipo natural.

Es probable que, por el hecho de no saber de su existencia, nunca repararas en que quizás en la droguería de la esquina o en algún sitio de internet donde compras otros productos dietéticos también puedes comprar la espirulina.

En comercios como herbolarios, tiendas dietéticas y farmacias naturistas seguramente podrás encontrarla. Asimismo, existe un amplio número de tiendas online que la ofrecen entre sus productos para el cuidado de la salud.

Batido espirulina

Normalmente, la espirulina se ofrece en forma de polvo que puedes utilizar para “matizar” tus batidos de vegetales o frutas. También puedes espolvorearla sobre las ensaladas que, indudablemente, formarán parte de tu dieta si tratas de incorporar alimentos saludables a diario.

Quizá te interese: Ensalada de cogollos con aguacate y yogur de cabra

¿Qué cantidad de espirulina se recomienda consumir?

Los expertos aconsejan que se consuma en dosis de 3 a 5 gramos por día en caso de los niños. Se podría aumentar paulatinamente esta dosis diaria hasta llegar a consumir de 5 a 10 gramos.

Aunque busques adelgazar, no debes pensar que mientras más espirulina consumas diariamente, más bajarás de peso. Como sabemos, y según dice el proverbio, “todo en exceso es malo” y nuestro cuerpo solo es capaz de asimilar adecuadamente una dosis determinada de espirulina cada día.

Ten presente que el proceso de adelgazamiento no ocurre de un día para otro y que no debes desesperarte. Es importante que mantengas las dosis indicadas y las cantidades de alimentos de acuerdo con tus condiciones físicas. Así los resultados serán los mejores porque alcanzarás el peso deseado y te mantendrás saludable para disfrutarlo plenamente.

Para finalizar, ¿sabías que por sus propiedades la espirulina ha sido considerada como uno de los “superalimentos del futuro”? Consulta con tu médico sobre los posibles beneficios de incorporar espirulina a tu dieta.

  • Pérez, L. D. V., Macías Abraham, C., Torres Leyva, I., Socarrás Ferrer, B. B., Marsán Suárez, V., & Sánchez Segura, M. (2002). Efecto in vitro de la espirulina sobre la respuesta inmune. Revista Cubana de Hematología, Inmunología y Hemoterapia, 18(2), 0-0.
  • ARENAS, P. M., & CORTELLA, A. R. (1996). de Spirulina (Cyanophyta). Acta Farm. Bonaerense, 15(1), 11-19.
  • Fox, D. (1993) “Health benefits of Spinilina and proposal for a nutrition test ori children suffering from Kwashiorkor and Marasmus”, en “Spiruline, alge de vie”(‘Doumenge, F., H.Durand-Cliastel & A. Toulernont, Eds.). Monaco. Musée Océanographique. Bull. de l’Institut oceanographique, Monaco. Numéro spécial 12, págs. 179-86
  • Merino, J. J., Cabaña-Muñoz, M. E., & Parmigiani-Izquierdo, J. M. Efectos queladores de la suplementación crónica con algas (chlorella, spirulina y fucus), aminoazufrados y fitoactivadores naturales de la detoxificación hepática en pacientes odontológicos con una media de 4 amalgamas dentales de mercurio (Hg) y 3 implantes dentales de titanio (Ti) durante 15 años en boca.
  • Pedraza, G. (1989). Cultivo de Spirulina maxima para suplementación proteica. Livestock Research for Rural Development, 1(1), 2.
  • de La Spirulina, D. PORQUE LOS VEGETARIANOS DEBEN CONSUMIR LA SPIRULINA.
  • U.S. Department of Agriculture. Spirulina. https://fdc.nal.usda.gov/fdc-app.html#/food-details/170091/nutrients
  • Oxid Med Cell Longev. 2017; 2017: 3247528. Published online 2017 Jan 15. Antioxidant, Immunomodulating, and Microbial-Modulating Activities of the Sustainable and Ecofriendly Spirulina. doi: 10.1155/2017/3247528
  • Evid Based Complement Alternat Med. 2011; 2011: 531053. Published online 2010 Oct 19. Spirulina in Clinical Practice: Evidence-Based Human Applications. doi: 10.1093/ecam/nen058